El joven Jesús enseña en el templo

Lucas 2:40–52

40  Y el niño crecía, y se fortalecía y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.

41  E iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua.

42  Y cuando tuvo doce años, subieron ellos a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

43  Y cumplidos los días, al volver ellos, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin saberlo José y su madre.

44  Y pensando que estaba entre los del grupo, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y entre los conocidos;

45  pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole.

46  Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndolos y preguntándoles.

47  Y todos los que le oían se asombraban de su entendimiento y de sus respuestas.

48  Y cuando le vieron, se maravillaron; y su madre le dijo: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.

49  Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los asuntos de mi Padre me es necesario estar?

50  Pero ellos no entendieron las palabras que les habló.

51  Y descendió con ellos y vino a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

52  Y Jesús crecía en sabiduría, y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.

Ver Lucas 2

Fotos