La preparación para servir

Preguntas frecuentes de los futuros misioneros y sus padres


Futuros misioneros

Tengo muchas preguntas acerca del servicio misional. ¿Quién es la persona indicada para contestarlas?

Hable con su obispo. Predicad Mi Evangelio y el Manual misional también son grandes recursos.

¿Cómo sé si soy digno y capaz de servir en una misión?

Si tiene dudas sobre su dignidad o limitaciones físicas o emocionales, debe hablar con su obispo o presidente de rama. Él le ayudará a entender los requisitos necesarios para el servicio misional.

¿Quién debe servir en una misión?

El presidente Thomas S. Monson dijo: “Afirmamos que la obra misional es un deber del sacerdocio, y alentamos a todos los Hombres Jóvenes que sean dignos y que son física y mentalmente competentes, a que respondan al llamado de servir. Muchas jovencitas también prestan servicio, pero no están bajo el mismo mandato de servir que los hombres. Sin embargo, les aseguramos a las hermanas jóvenes de la Iglesia que pueden hacer una valiosa contribución como misioneras y aceptamos con brazos abiertos su servicio”.

Aprenda más al ver el discurso de la sesión del sábado por la mañana del presidente Monson en la Conferencia General de octubre de 2012.

¿Tengo que comenzar mi servicio misional a los 18 (para los élderes) o a los 19 (para las hermanas)?

El presidente Monson dijo: “Me complace anunciar que, entrando en vigor de inmediato, todos los jóvenes dignos y capaces que se hayan graduado de la escuela secundaria o su equivalente, independientemente de dónde vivan, tendrán la opción de ser recomendados para la obra misional a los 18 años en lugar de a los 19. No estoy sugiriendo que todos los jóvenes servirán, o deban hacerlo, a esa edad más temprana. Más bien, basado en las circunstancias individuales, así como en la determinación de los líderes del sacerdocio, ahora tienen esa opción.

“Al meditar en oración la edad a la cual los jóvenes podrían comenzar su servicio misional, también hemos considerado la edad a la que las Mujeres Jóvenes podrían servir. Hoy me complace anunciar que las jóvenes dignas y capaces que tengan el deseo de servir, pueden ser recomendadas para el servicio misional a partir de los 19 años en lugar de los 21”.

Aprenda más al ver el discurso de la sesión del sábado por la mañana del presidente Monson en la Conferencia General de octubre de 2012.

¿Cómo me puedo preparar mejor para ser un misionero?

Hable con el Señor y sus líderes locales del sacerdocio para prepararse espiritual, física, mental, emocional y económicamente para el servicio misional.

¿Cuándo puedo enviar mis papeles para la misión?

Puede enviar sus papeles 120 días antes de que cumpla con todos los requisitos para servir.

¿Inicio mi entrevista con mi obispo del barrio de solteros o el obispo del barrio?

Si está asistiendo a un barrio de solteros, primero hable con su obispo del barrio de solteros. Él lo guiará y coordinará con el obispo del barrio basado en sus circunstancias personales.

¿Debo esperar hasta que haya ahorrado el dinero suficiente para ir?

Los misioneros y sus familias deben hacer los sacrificios apropiados para proporcionar apoyo financiero para una misión. Hable con su obispo para obtener información específica.

¿Debo satisfacer ciertos requisitos físicos para servir en una misión?

La salud física es una parte importante del servicio misional. Hable con su obispo para obtener más información.

¿Cómo es un día típico de un misionero?

Una forma de entender las actividades cotidianas misionales es ver un documental sobre los misioneros llamado El distrito. Información adicional acerca de los horarios de un misionero y lo que enseñará se pueden encontrar en Predicad Mi Evangelio.

¿Cómo me comunicaré con mi familia y amigos?

“Escriba a su familia cada semana en el día de preparación. Limite la correspondencia con los demás. Comparta sus experiencias espirituales” (Manual misional, pág. 20). Los misioneros pueden comunicarse con su familia y con el presidente de misión por correo electrónico, siguiendo las pautas aprobadas. Utilice el correo electrónico solamente en el día de preparación. Para obtener más información sobre la comunicación con familiares y amigos, consulte la página 20 del Manual misional.

Padres

Tengo muchas preguntas acerca del servicio misional. ¿Quién es la persona indicada para contestarlas?

Hable con su obispo. Predicad Mi Evangelio y el Manual misional también son grandes recursos.

¿Debe mi hijo o hija esperar para aplicar para el servicio misional hasta que haya ahorrado suficiente dinero para ir?

Los misioneros y sus familias deben hacer los sacrificios apropiados para proporcionar apoyo financiero para una misión. Hable con su obispo para obtener información específica.

¿Cómo puedo ayudar mejor a mi hijo o hija para prepararse para servir en una misión?

Usted conoce mejor a su hijo o hija. Hable con el Señor y sus líderes locales del sacerdocio para saber cómo ayudar a su hijo o hija a prepararse espiritual, física, mental, emocional y económicamente para el servicio misional.

¿Qué hará mi hijo o hija como misionero(a)?

Una forma de entender las actividades cotidianas misionales es ver un documental sobre los misioneros llamado El distrito. Información adicional acerca de los horarios de un misionero y lo que él o ella enseñará se pueden encontrar en Predicad Mi Evangelio.

¿Qué necesitará exactamente un misionero(a)? ¿Se proporciona una lista? ¿Qué sucede si él o ella olvida algo?

Se proporciona una lista completa de las cosas necesarias con el paquete del llamamiento misional. Él o ella se comunicará con usted si necesita algo durante el transcurso de la misión.

¿Cuál es mi función y responsabilidad como padre o madre de un misionero(a)?

El apoyo y aliento de los miembros de la familia es muy útil para un misionero. Éstos se puede proporcionar por medio de cartas y correos electrónicos semanales.

¿Cómo me comunicaré con mi hijo o hija?

Les animamos a apoyar y edificar a su misionero por medio de correos electrónicos y cartas semanales. El misionero también llamará a su casa en Navidad y una vez durante el año (por lo general en el día de la madre).

¿Cómo puedo apoyar mejor a mi misionero mientras él o ella está en una misión?

Cuando se comunique con su misionero, sea edificante y ayúdelo(a) a centrarse en el sagrado llamamiento de misionero, en lugar de las cosas que él o ella ha dejado atrás temporalmente.