Mensaje de bienvenida del presidente del CCM

 

Estimados futuros misioneros y padres:

Felicitaciones por su llamamiento de representar al Sñor Jesucristo. Les damos la bienvenida con brazos abiertos y estamos entusiasmados por su llegada al Centro de Capacitación Misional de Perú.

El recinto del CCM de Perú se ha dedicado para la preparación de los misioneros del Señor. El CCM es un hermoso y pacífico refugio en el cual se evidencia un espíritu de amor y aprendizaje. Nuestros maestros y supervisores son ex misioneros de éxito que han sido cuidadosamente capacitados y que están aquí para ayudarles a ser misioneros eficaces. Tenemos capacitados cocineros que preparan sabrosos platos que son nutritivos y abundantes. Podrán disfrutar de una hora de actividades físicas, como fútbol, voleibol, baloncesto, jogging, ping pong, etc., cada día de la semana laboral.

Las Escrituras, Predicad Mi Evangelio, y el Manual Misional serán el centro de su capacitación. Por medio de la obediencia, la oración personal y el estudio diligente, su fe en el Señor Jesucristo y su testimonio de Él y de Su evangelio restaurado serán fortalecidos. Mejorarán en su habilidad de enseñar por el Espíritu y estarán mejor preparados para servir al Señor. Su experiencia en el CCM será realzada gracias a la visita semanal al bello Templo de Lima, Perú.

Si se le asigna a aprender español, su estadía de capacitación será de seis semanas. Si tiene fluidez con el español, su estadía de capacitación será de tres semanas. Independientemente del tiempo que tenga del privilegio de permanecer aquí, le encantará su experiencia en el CCM de Perú. Tenemos una rama de habla inglesa y dos ramas de habla hispana en el CCM. Las presidencias de rama se componen de amorosos y experimentados líderes del sacerdocio. La mayoría han servido como presidentes de misión.

Antes de su llegada, le invitamos a que lea el Libro de Mormón al completo. Medite y ore acerca de las gloriosas enseñanzas que se encuentran en este poderoso testamento de Jesucristo. Estudien Predicad Mi Evangelio. Será su compañero y fuente de recursos a lo largo de su servicio misional. Reciban sus investiduras del templo y vayan al templo los más a menudo que puedan. De ser posible, sirvan como obreros de ordenanzas del templo. Si tienen tarjetas de nombres de familiares por quienes necesitan que se haga su investidura, pueden traerlas al CCM.

Ser misionero es una experiencia maravillosa. Requiere trabajo arduo, obediencia plena y humilde, determinación y la compañía del Espíritu Santo. El Espíritu Santo obra por medio de un vaso limpio; por tanto, deben venir con espíritu de arrepentimiento, humildes y preparados para que el Señor los bendiga e inspire.

Estamos ansiosos por recibirlos y que estén con nosotros.

Con mucho amor,
Presidente y hermana Moore