En pos de la excelencia


Las hermanas de la Sociedad de Socorro que les gustaría recibir ayuda para establecer metas personales dignas, pueden considerar usar En pos de la excelencia como guía.

 

Fijar metas y trabajar en ellas pueden fortalecer su fe en el Señor Jesucristo al ayudarle a desarrollar hábitos y cualidades del discipulado en su vida. En pos de la excelencia puede ayudarle a seguir el ejemplo del Salvador de “un camino aún más excelente” (1 Corintios 12:31).

Comience pidiéndole al Señor que le ayude a determinar sobre qué debe trabajar. Decida cómo evaluará y registrará su progreso. Descubra cómo el espíritu confirma su progreso. Se dará cuenta de que su mayor recompensa será un aumento del Espíritu en su vida. Su fe se incrementará y su testimonio se fortalecerá.

Las metas que aparecen a continuación están diseñadas para apoyarle y fortalecerle en sus responsabilidades como hijo o hija del Padre Celestial y ayudarle a establecer hábitos rectos y modelos para toda la vida.

Puede escoger entre las siguientes metas sugeridas o puede encontrar que estas ideas inspiran otras metas dignas personales.

 

“Cuando el rendimiento se mide, dicho rendimiento mejora. Cuando el rendimiento se mide y se informa, el ritmo de mejoramiento se acelera” (véase Thomas S. Monson, en Conference Report, octubre de 1970, pág. 107).

 

 

Metas que edifican la fortaleza espiritual

  • Aprenda lo que significa buscar, recibir y actuar sobre la revelación personal.
  • Establezca el hábito de la oración diaria personal.
  • Desarrolle el hábito de estudiar las Escrituras todos los días.
  • Lea el Libro de Mormón.
  • Reúna los requisitos para la recomendación del templo.
  • Asista al templo con regularidad.
  • Estudie las palabras de los profetas en la revista de la Iglesia o en LDS.org.
  • Aprenda a arrepentirse diariamente.
  • Libremente perdone a los demás.
  • Pague un diezmo íntegro y asista al ajuste de diezmos.
  • Comparta su testimonio con más frecuencia.
  • Asista y participe en las todas las reuniones dominicales.
  • Ayune con un propósito específico y dé una ofrenda de ayuno generosa.
  • Reciba su bendición patriarcal y estúdiela con frecuencia.
  • Acepte oportunidades para discursar o enseñar.
  • Registre experiencias espirituales memorables o eventos en un diario.
  • Participe en Instituto.
  • Inscríbase en new.familysearch.org y participe en la obra de historia familiar.
  • Inscríbase e indexe registros históricos.

 

Metas que incrementan el conocimiento

  • Ore para saber qué dones el Señor le ha dado y use uno de esos dones para bendecir a los demás.
  • Estudie las palabras de los profetas y los líderes de la Iglesia acerca de cómo fortalecer las familias, los matrimonios y los hogares.
  • Lea un libro que aumentará su fe y le fortalecerá espiritualmente.
  • Aprenda y desarrolle una nueva habilidad o interés.
  • Mejore su habilidad para comunicarse con los demás.
  • Mejore habilidades para una profesión.
  • Mejore sus oportunidades de empleo.
  • Complete una profesión o un programa de certificación.
  • Aprenda otro idioma.
  • Aprenda a hacer un presupuesto con prudencia y a administrar las finanzas personales.
  • Desarrolle un plan de preparación para emergencias.
  • Adquiera un mayor conocimiento en una habilidad profesional o de ama de casa (por ejemplo, organizar, usar una computadora, coser, realizar trabajo mecánico, cocinar o limpiar).

 

Metas que aumentan la salud y el bienestar personal

  • Estudie Doctrina y Convenios 89 (la Palabra de Sabiduría) y aplique sus principios para mejorar su salud.
  • Desarrolle hábitos y modelos de alimentación saludable.
  • Aprenda a cocinar alimentos saludables.
  • Desarrolle un programa para hacer ejercicio con regularidad.
  • Esfuércese en lograr patrones de sueño saludables.
  • Mejore la salud emocional y mental.
  • Mejore su apariencia personal o higiene.
  • Cree oportunidades para mantenerse activo(a) con familiares y amigos.
  • Participe en las actividades de los jóvenes adultos solteros.

 

Metas que aumentan su capacidad de servir a los demás

  • Ore para recibir inspiración sobre quién necesita su ayuda cada día y actúe sobre esa inspiración.
  • Preste servicio fielmente como maestro orientador o maestra visitante.
  • Fielmente cumpla con sus responsabilidades en el quórum de élderes o la Sociedad de Socorro.
  • Preste servicio a su familia para fortalecer su relación con ellos.
  • Acepte una llamamiento de la Iglesia u oportunidades de servicio.
  • Dé la bienvenida o entable amistad con un miembro nuevo de la Iglesia.
  • Sirva como voluntario(a) o dirija un proyecto de servicio en su comunidad.
  • Ayude a alguien a regresar a la actividad en la Iglesia.
  • Encuentre maneras de ser amigo(a) y servir a los ancianos.
  • Encuentre oportunidades para compartir el Evangelio.
  • Escriba cartas de aliento a un misionero(a).
  • Asista a alguien que necesite ayuda con su formación académica.
  • Contribuya a los fondos de la Iglesia. (Por ejemplo: fondo misional, de ayuda humanitaria, Fondo Perpetuo para la Educación y Fondo General de Ayuda para los Participantes del Templo.)

 

Metas que aumentan la fortaleza moral

  • Mantenga un firme compromiso personal para ser sexualmente limpio(a) y animar a otros a hacer lo mismo.
  • Utilice y vea sólo medios de comunicación y diversión que sean edificantes e inviten al Espíritu.
  • Obedezca las leyes que rigen el compartir películas, música y otros materiales con derechos de autor.
  • Supere un mal hábito o una adicción.
  • Mejore su habilidad para administrar el tiempo con sabiduría.
  • Desarrolle modelos de oratoria y use lenguaje y palabras que inviten al Espíritu a estar con usted.
  • Aprenda a ser agradecido(a) y a expresar su agradecimiento.
  • Elija amigos y compañeros que sinceramente buscan mantener normas e ideales dignos.
  • Desarrolle paciencia y tolerancia por los demás.
  • Aprenda a disfrutar del trabajo arduo.
  • Desarrolle el atributo de la honradez.
  • Aprenda a guardar confidencias.
  • Evite compararse con los demás y aprenda a reconocer cuando esté haciendo su mejor esfuerzo.
  • Evite el orgullo y procure ser humilde y enseñable.

Recursos que le ayudarán a establecer y alcanzar metas dignas