Nuevas hermanas de la Sociedad de Socorro


 

Sociedad de Socorro

 

La presidencia de la Sociedad de Socorro tiene la responsabilidad de cuidar a cada nueva hermana con amor e interés y ayudarlas a todas a seguir siendo activas y a mantener su fe (véase Manual 2, 9.7.2).

El libro histórico Hijas en Mi Reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro, es una de las fuentes de consulta aprobadas que puede utilizar para enseñar a las nuevas hermanas acerca de la Sociedad de Socorro y sus funciones y responsabilidades en ella.

A las hermanas Sociedad de Socorro que les gustaría recibir ayuda para establecer metas personales dignas, pueden considerar usar En pos de la excelencia como guía.

 

¿Quién precisa orientación sobre la Sociedad de Socorro?

  • Las jovencitas que pasan a la Sociedad de Socorro
  • Las nuevas conversas
  • Las hermanas de la Sociedad de Socorro que se reactivan
  • Nuevas hermanas en el barrio o la rama
  • Hermanas recientemente casadas

¿Por qué es preciso orientar y enseñar a las hermanas nuevas de la Sociedad de Socorro?

Hermanas de la Sociedad de Socorro

La presidencia de la Sociedad de Socorro del barrio tiene la responsabilidad de dar la bienvenida a cada hermana de la Sociedad de Socorro, así como de cuidarlas y velar por ellas. El llegar a ser un miembro nuevo de la Sociedad de Socorro es un momento definitorio en la vida de una jovencita al convertirse en un miembro adulto de la Iglesia con responsabilidades de edificar el reino y fortalecer a otras personas. También es una etapa crítica para la mujer que acaba de unirse a la Iglesia o de reactivarse. 

¿Cómo se orienta a las hermanas nuevas?

Sociedad de Socorro

La presidencia de la Sociedad de Socorro podría:

  • Visitar las clases de las Mujeres Jóvenes y presentarles una reseña de la Sociedad de Socorro.
  • Reunir a las nuevas hermanas de la Sociedad de Socorro (a las jovencitas con sus madres, de ser posible) para orientarlas sobre la Sociedad de Socorro. Entregar a cada nueva hermana de la Sociedad de Socorro un ejemplar de Hijas en Mi Reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro.
  • Acoger, enseñar y amar a cada hermana, una por una, al pasar a formar parte de la Sociedad de Socorro. Fortalecerla y velar continuamente por ella.
  • Proporcionarle una maestra visitante diligente que le demuestre con su ejemplo cómo hacer las visitas, y después darle su propia asignación como maestra visitante (véase Hijas en Mi Reino, págs. 115–137).
  • Hacerle participar en la labor de la Sociedad de Socorro al invitarla a servir en uno de sus comités, como el de servicio caritativo, reactivación, misional, historia familiar, templo, etc.

¿Qué se debería enseñar a las hermanas nuevas?

Entregar los materiales de la Sociedad de Socorro a la nueva hermana.

hermanas de la Sociedad de Socorro

Algunos materiales posibles son:

  • Hijas en Mi Reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro.
  • Los datos de contacto de todas las hermanas de la Sociedad de Socorro.
  • El manual y el calendario de las lecciones del curso de estudio actual.
  • El ejemplar de la revista Ensign o Liahona de la Conferencia General más reciente.
  • La información sobre cómo se accede al sitio web de la Sociedad de Socorro y al de los jóvenes adultos solteros.
  • El calendario de las clases de instituto.

Recursos

Videos

TítuloVer
“Cuando se salva a una niña, se salvan generaciones” (presidente Gordon B. Hinckley) [en inglés]. quicktime