Cómo empezar


Orientación y capacitación para los líderes de la Escuela Dominical

Características de los líderes eficaces

Usted ha sido llamado por inspiración para dirigir. Debido a que es un representante del Salvador, es importante reflejar Su estilo de liderazgo en la manera que usted dirige a los demás. El presidente Spencer W. Kimball enseñó que Jesús obraba a partir de una base de verdades o principios fijos, en vez de inventarse la normas sobre la marcha. Por tanto, Su estilo de liderazgo no sólo era correcto, sino también constante (véase "Jesus: The Perfect Leader," Ensign, Aug. 1979, 5).

  • Aprenda más acerca de la manera de dirigir del Salvador, en el Manual 2: Administración de la Iglesia (2010), 3.1.
  • Aprenda más acerca de los propósitos para líderes, reseñados por la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles, que le ayudarán a magnificar su llamamiento, en el Manual 2, 3.4.
  • Aprenda más acerca de los principios de liderazgo que le ayudarán a ser un líder eficaz, en el Manual 2, 3.2.
  • Aprenda más sobre cómo las familias y la Iglesia son la base de su papel como líder en cualquier organización de la Iglesia, en el Manual 2, 1.
  • Aprenda acerca de la importancia de utilizar el Manual 2 y otros recursos de la Iglesia, a fin de ayudarle a cumplir con su deber, en el Manual 2, 3.3.9.

Los propósitos de la Escuela Dominical

Como líder, ahora tiene el privilegio y la responsabilidad de ayudar a que se cumplan los propósitos de la Escuela Dominical. Para ser eficaz en este llamamiento, debe entender dichos propósitos.

  • Aprenda más acerca de los propósitos específicos de la Escuela Dominical que ayudarán a guiar sus esfuerzos en su llamamiento, en el Manual 2, 12.1.
Jovencita levantando la mano para responder una pregunta.

La administración de la Escuela Dominical

Como líder, se le ha dado la sagrada responsabilidad de cumplir con los propósitos de la Escuela Dominical en su estaca, barrio, o rama. “Por tanto, aprenda todo varón su deber, así como a obrar con toda diligencia en el oficio al cual fuere nombrado” (D. y C. 107:99).

Llamamientos de estaca

  • Si usted es presidente de estaca, consejero de la presidencia de estaca, o miembro del sumo consejo asignado a la Escuela Dominical, aprenda más acerca de sus responsabilidades en la Escuela Dominical en el Manual 2, 12.7.1; 12.7.2; 5.5.8; 15.3.1; 18.3.11.
  • Si usted es presidente de la Escuela Dominical de la estaca, aprenda más acerca de su responsabilidades específicas, en el Manual 2, 15.4; 15.4.1; 18.3.11; 12.3.4; 12.7.3; 12.7.
  • Si usted es secretario de la Escuela Dominical de la estaca, aprenda más acerca de su responsabilidades específicas, en el Manual 2, 15.4.2; 12.7.4.

Llamamientos de barrio

  • Si usted es obispo o consejero en un obispado asignado a la Escuela Dominical, aprenda más acerca de sus responsabilidades en la Escuela Dominical, en el Manual 2, 12.2.1; 12.3.3; 5.5.1; 5.5.2; 5.5.7.
  • Si usted es presidente de la Escuela Dominical del barrio, aprenda más acerca de su responsabilidades específicas, en el Manual 2, 12.2.2; 12.3; 12.5; 5.5.2; 5.5.3; 5.5.4 5.5.5; 4.4; 4.5; 4.6.1.
  • Si usted es consejero en una presidencia de Escuela Dominical del barrio, aprenda más acerca de sus responsabilidades específicas, en el Manual 2, 12.2.2; 12.3; 5.5.3; 5.5.4; 5.5.5.
  • Si usted es secretario de la Escuela Dominical del barrio, aprenda más acerca de su responsabilidades específicas, en el Manual 2, 12.2.4; 3.3.7; 3.3.9.
  • Si usted es presidente de clase de la Escuela Dominical, aprenda más acerca de su responsabilidades, en el Manual 2, 12.2.5; 3.2.3.
  • Si usted es bibliotecario del barrio, aprenda más acerca de su responsabilidades específicas, en el Manual 2, 12.6.
  • Si usted es maestro de la Escuela Dominical, aprenda más acerca de su responsabilidades, en el Manual 2, 12.2.3; 5.5; 5.5.4; 5.5.6; 3.2.4.
Clase de la Escuela Dominical

Cómo mejorar el aprendizaje y la enseñanza

Sólo por medio de la gracia de Jesucristo podemos dirigir eficazmente en la Iglesia y en la Escuela Dominical. El Salvador amonestó, "Enseñaos diligentemente, y mi gracia os acompañará, para que seáis más perfectamente instruidos... en todas las cosas que pertenecen al reino de Dios, que os conviene comprender"(D. y C. 88:78). Como líder en la Iglesia, tiene la vital responsabilidad de mejorar el aprendizaje y la enseñanza en la Iglesia y en el hogar.

  • Aprenda más acerca de sus responsabilidades de mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en la Escuela Dominical en el Manual 2, 12.2.2.
  • Aprenda más sobre cómo mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio, orientando a nuevos maestros, proporcionando apoyo continuo y asegurándose de que la enseñanza es edificante y doctrinalmente correcta, en el Manual 2, 5.5.3.
  • Aprenda más sobre cómo se logran el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio mediante principios fundamentales, tales como amar a los que enseña, enseñar por medio del Espíritu, enseñar la doctrina e invitar a aprender diligentemente, en el Manual 2 5.5.4.
  • Aprenda más acerca de su papel como especialista en los esfuerzos del barrio o de la estaca para mejorar el aprendizaje y la enseñanza en el Manual 2, 12.5; 12.2.2; 5.5.5; 15.1.
  • Aprenda más sobre la manera en que el curso La Enseñanza del Evangelio puede ayudar a mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en su barrio o estaca, en el Manual 2, 5.5.7.
  • Aprenda más sobre cómo utilizar La Enseñanza: El llamamiento más importante como recurso para mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en la Iglesia y en el hogar, en el Manual 2 5.5.6