Desde su centro de reuniones a su hogar


Muchas familias han descubierto cuán útiles son los recursos de la biblioteca de su centro de reuniones para la enseñanza de principios básicos del Evangelio en el hogar. Ellos piden prestados materiales de la biblioteca para mejorar el estudio de las Escrituras en familia y las lecciones de la noche de hogar. A continuación hay algunos artículos para mejorar la instrucción del Evangelio.  

Videos

La biblioteca del centro de reuniones tiene muchos diferentes DVD, CD y videocasetes para utilizar en la enseñanza del Evangelio. Por ejemplo, un video titulado Historias del Libro de Mormón es un compañero para el lector de historias del Libro de Mormón y enseña a los niños acerca de los profetas y eventos del Libro de Mormón. Los padres pueden mostrar el segmento sobre “Abinadí y el rey Noé” como parte del estudio de las Escrituras en familia. Después podrían hablar con sus hijos sobre la gran fe y valor de Abinadí y preguntarles cómo podemos demostrar este tipo de fe y valor hoy en día. Por último, podrían leer del Libro de Mormón y testificar cómo la historia de Abinadí puede abrir nuestro corazón al Espíritu Santo como el corazón de Alma se abrió a las enseñanzas de Abinadí. 

Láminas

Muchas familias también usan imagines del Evangelio disponibles en la biblioteca del centro de reuniones. Por ejemplo, se podría mejorar una lección del Libro de Mormón al mostrar las imagines “Moroni esconde las planchas en el cerro Cumorah” y “José recibe las planchas de oro” y después conversar sobre la función de Moroni al traer estos registros sagrados. Estas dos imagines son parte de Las bellas artes del Evangelio. Para prepararse para la conferencia general, una familia pidió prestadas las imagines de las Autoridades Generales. Después la familia aprendió sobre estos líderes durante varias noches de hogar. 

Libros

La biblioteca del centro de reuniones tiene una variedad de libros sobre temas tales como el sacerdocio, el templo y la obra de historia familiar, historia de la Iglesia y la enseñanza. Repetidamente los líderes de la Iglesia han hecho hincapié que el hogar es el lugar más importante para enseñar los principios del Evangelio. En una carta a los miembros, la Primera Presidencia dijo: “Hacemos un llamado a los padres para que dediquen sus mejores esfuerzos a la enseñanza y crianza de sus hijos con respecto a los principios del Evangelio… El hogar es el fundamento de una vida recta y ningún otro medio puede ocupar su lugar… en el cumplimiento de las responsabilidades que Dios les ha dado” (11 de febrero de 1999). Los materiales disponibles en las bibliotecas de los centros de reuniones pueden ayudar a las familias a vivir más plenamente el Evangelio.

— Adaptado de septiembre de 2003, Liahona, por Jeff Orr, Barrio Lakeridge 14, Orem, Estaca Utah Lakeridge North.