Deliberar en consejo

Lecciones de liderazgo para las presidencias de clase de las Mujeres Jóvenes


 

 

Lección 1:
Crear un espíritu de unidad en la presidencia

Presentar el principio

En Su gran oración intercesora, el Salvador oró para que aquellos que creyeran en Él fuesen uno, así como Él y Su Padre son uno (véase Juan 17:20–23). En los últimos días el Salvador nos mandó que estuviéramos unidos cuando declaró: “Sed uno; y si no sois uno, no sois míos” (véase D. y C. 38:27).

El deliberar en consejo proporciona una oportunidad para estar unidas como presidencia. Su presidencia también comparte la responsabilidad de estar unidas con los líderes del sacerdocio que poseen las llaves del sacerdocio y seguir su dirección (obispos, presidentes de estaca, apóstoles y profetas).

Aprender juntas

  • ¿Por qué es fundamental la unidad para tener éxito en la obra del Señor?
  • ¿Cómo pueden las diferencias de opinión ser útiles?
  • Como presidencia de clase, ¿cómo resolverán las diferencias?
  • Después de que se tome una decisión, ¿cuál es la responsabilidad de cada miembro de la presidencia?
  • ¿Cómo y dónde reciben dirección de los líderes del sacerdocio?

Vivir lo que se aprende

  • Determinen una forma específica de edificar la unidad como presidencia de clase y después comprométanse a actuar. Anoten las bendiciones y beneficios que reciben. Prepárense para compartir sus observaciones en la próxima reunión de presidencia de clase.
  • Identifiquen algo que pueden hacer para aumentar la unidad entre los miembros de su clase.
  • Como presidencia de clase ¿qué dirección estamos recibiendo del obispado y otros líderes del sacerdocio? ¿Cómo podemos ser uno con ellos?

Recursos

Capacitación mundial de líderes, “Las llaves son la autoridad que Dios nos ha dado

Servir a las Mujeres Jóvenes

Piensen en todas las personas de su clase. ¿Qué harán para ayudar a que cada una se sienta incluida?

 

Lección 2:
Planear actividades teniendo en mente los propósitos del Evangelio

Presentar el principio

El Señor ha llamado a Sus seguidores para “[fortalecer] a [nuestros] hermanos… en todos [nuestros] hechos” (véase D. y C. 108:7). Por lo tanto, es esencial planificar actividades teniendo en mente los propósitos del Evangelio. Las actividades significativas brindan oportunidades de poner en práctica los principios del Evangelio, fortalecer el testimonio, desarrollar talentos y habilidades de liderazgo, prestar servicio y promover la amistad con otras personas que se han comprometido a vivir las normas del Evangelio. Estos son los propósitos del Evangelio.

Aprender juntas

A veces los líderes comienzan a planificar una actividad preguntándose: “¿qué queremos hacer?”. En cambio, es importante empezar haciendo la pregunta: “¿Qué quiere el Señor que suceda en la vida de aquellos a quienes servimos?”. ¿Qué diferencias es probable que ocurran en los tipos de actividades programadas si en primer lugar hacen esta última pregunta?

Vivir lo que se aprende

Comprométanse a planificar la próxima actividad teniendo en mente los propósitos del Evangelio. Después de la actividad, analicen como presidencia maneras específicas mediante las que se fortalece la vida de una persona al aplicar los principios del Evangelio.

Recursos

La juventud en acción: El servicio”, mensajes mormones para la juventud

 


Lección 3:
Preparar y utilizar una agenda en reuniones de la presidencia de clase

Presentar el principio

El Salvador ha instruido a los líderes en nuestros días a “[organizar y] preparar todo lo que fuere necesario” (D. y C. 88:119). Una agenda es un plan escrito para una reunión. Es una herramienta de organización que ayuda a los participantes a centrarse en los propósitos de la reunión y a usar el tiempo eficazmente. Se debe preparar en orden de prioridad a fin de asegurarse de que los asuntos más importantes se analicen primero. (Véase Manual 2: Administración de la Iglesia, 18.1.)

Aprender juntos

¿Cuáles creen que sean algunas de las “cosas más necesarias” que podrían incluir en una agenda escrita, y por qué?

Una agenda para las reuniones de presidencia de clase podría incluir lo siguiente:

  • Asignar la primera oración.
  • Estudiar un versículo de las Escrituras.
  • Recibir capacitación de líderes.
  • Analizar el consejo de los líderes del sacerdocio y la mejor manera de implementarlo.
  • Deliberar en consejo acerca de cómo fortalecer y bendecir a cada miembro de la clase.
  • Informar de las asignaciones.
  • Planear los eventos próximos para que satisfagan las necesidades.
  • Dar nuevas asignaciones.
  • Asignar la última oración.

Vivir lo que se aprende

Comprométanse a preparar y utilizar una agenda escrita en la próxima reunión de presidencia de clase. ¿Qué beneficios observaron? Compartan sus reflexiones al final de la reunión.

Recursos

 

Lección 4:
Dirigir las reuniones

Presentar el principio

En nuestros días, el Señor ha instruido a los líderes a planificar y “dirigir las reuniones según los guíe el Espíritu Santo, de acuerdo con los mandamientos y revelaciones de Dios” (D. y C. 20:45; véanse también Moroni 6:9; D. y C. 46:2). Una reunión bien dirigida establecerá un tono digno e invitará al Espíritu a estar presente.

Aprender juntas

  • Analicen algunas cualidades que les gustaría ver cuando alguien esté dirigiendo una reunión.
  • ¿Cómo invitan estas cualidades a que el Espíritu esté presente?
  • ¿Por qué el prepararse de antemano es esencial para una reunión eficaz?

Consideren las siguientes sugerencias para dirigir una reunión eficaz:

  • Lleguen temprano y asegúrense de que todo esté listo para la reunión.
  • Cuando sea posible, hagan asignaciones de antemano que incluyan empezar y terminar con una oración.
  • Dirijan con reverencia según las guíe el Espíritu. Los líderes siempre enseñan por medio del ejemplo.
  • Utilicen una agenda escrita que describa lo que tendrá lugar en la reunión.
  • La persona que dirige anuncia quién ofrecerá la oración, hablará, dirigirá la música y hará otras cosas en la reunión.
  • Música:
    • Elijan música que invite al Espíritu.
    • Asegúrense de que la directora de música y la pianista estén preparadas.
    • Cuando resulte apropiado, hagan arreglos para que la música de preludio se escuche antes de que comience la reunión.
  • Sean eficientes y tengan presente los límites de tiempo.

Vivir lo que se aprende

  • Practiquen dirigir la apertura del domingo o una actividad de la Mutual. Pidan a los miembros de la presidencia que identifiquen lo que hicieron bien y las posibles maneras de mejorar.
  • Determinen una forma específica que las preparará mejor para dirigir una reunión. Compartan con su presidencia de clase lo que hicieron y la(s) diferencia(s) que observaron.

Recursos

 


Lección 5:
Delegar responsabilidad y asegurar que se responsabilicen por sus tareas

Presentar el principio

El Salvador reconoció el potencial de los demás y los llamó para ayudar en la obra de Su reino (véanse Mateo 10:1; 3 Nefi 11:18–22). Los líderes ayudan a otras personas a crecer al darles asignaciones significativas y proporcionar ánimo y asistencia según sea necesario.

Aprender juntas

Una carrera de relevos es un acontecimiento emocionante en una competencia de pista y campo. ¿Qué pensaría de una miembro de un equipo de relevos que decidió guardar el relevo y correr toda la carrera sola? ¿Cómo haría ella sentir a los miembros de su equipo? ¿Qué pasaría con una clase si la presidenta o la presidencia de clase planeasen e hicieran todo solas? ¿Qué crecimiento se perderían las demás? ¿Cómo puede hacer que al participar otras personas se logre una “mejor carrera”?

El delegar incluye más que darle a alguien una asignación. Incluye los siguientes pasos:

  1. Describir claramente la asignación que tienen en mente.
  2. Con espíritu de oración determinar a quién se debe dar la asignación.
  3. Reunirse con la otra persona para explicar la asignación.
  4. Decidir juntas cuándo tiene que terminarse la asignación.
  5. Asegurarse de que la asignación se entiende y se acepta la responsabilidad de ella. Llevar un registro escrito de la asignación y verificar el progreso de vez en cuando.
  6. Respetar los esfuerzos de la persona asignada para hacer planes y cumplir con la asignación. Las líderes proporcionan ánimo y ayudan según sea necesario.
  7. Pedir a la persona que informe sobre la asignación. Después de recibir el informe, la líder acepta los mejores esfuerzos por parte de la persona y expresa agradecimiento sincero por las cosas buenas que ha hecho.

Vivir lo que se aprende

Como presidencia, deliberen en consejo y vean cómo podrían hacer participar a las miembros de la clase de manera significativa para prepararse para una actividad, para participar en una lección dominical, etc. Utilizar las pautas para delegar. Analizar los beneficios que han observado al incluir a otras personas.

Colaborar en el consejo de barrio”, vea este video y compare el consejo de barrio con la presidencia de clase. ¿Cómo pueden colaborar juntas para bendecir a las miembros de la clase?

 

 


Lección 6:
Mantenga la confidencialidad

Presentar el principio

En 1 Pedro 1:15 dice: “Sino, como aquel que os ha llamado es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra conducta”. Para la Fortaleza de la Juventud nos enseña: “Sé amable y positivo(a) al hablar de los demás. Elige no insultar ni degradar a otras personas, ni siquiera en broma. Evita los chismes de cualquier clase, y evita hablar con enojo. Si te sientes tentado(a) a decir cosas duras o hirientes, no digas nada” (pág. 20).

A medida que demuestren su preocupación y en consejo deliberen sobre las maneras de apoyar y fortalecer a las miembros de la clase, piensen con detenimiento antes de hablar. Comuníquense de maneras que fomenten la confianza y respeto a las personas y familias. Como líderes, tienen la sagrada responsabilidad de mantener confidencial toda información privada o delicada que se trate.

Aprender juntos

  • Analicen el consejo de Alma a su hijo Coriantón (véase Alma 41:14). ¿Cómo pueden ustedes, como líderes, “procurar ser misericordiosas con sus hermanos; tratarlos con justicia, juzgarlos con rectitud y hacer lo bueno sin cesar” al esforzarse en ayudar a las miembros de su clase?
  • Analicen juntas la importancia de mantener la confidencialidad y no permitir que cualquier cosa que se comparta en el ámbito confidencial se convierta en un chisme.
  • Analicen las formas en que ustedes como miembros de la presidencia pueden evitar que se digan chismes y fomentar la amabilidad.

Vivir lo que se aprende

Comprométanse a mantener la confidencialidad de las miembros de la clase. Determinen, como presidencia, mantener sus reuniones y conversaciones sin chismes. Hablen amablemente de los demás y por medio de su ejemplo inviten a otras personas a hacer lo mismo.

Presidente Dieter F. Uchtdorf, “¿Juzgando a los demás? ¡Deténganse!