Noticias y eventos de la Iglesia

Los miembros de Honduras se preparan para el primer templo del país

- Por Jason Swensen, redactor de Church News

  • Programa de casa abierta: 9 de febrero al 2 de marzo; Dedicación: 17 de marzo
Fecha
9 febrero - 17 marzo 2013

El Templo de Tegucigalpa, Honduras, es el primer templo en Honduras y el sexto templo en Centroamérica. La Primera Presidencia anunció recientemente que el templo se dedicará el 17 de marzo, después de un programa de casa abierta al público y la celebración de la juventud.

Los miembros a lo largo de Honduras están aprendiendo que las semanas previas a la dedicación del primer templo de su país pueden conllevar un trabajo agotador, pero lleno de gozo.

Miles de hombres, mujeres y jóvenes se han enlistado para organizar, realizar y prestar servicio en varios sucesos que se organizaron en conjunto con la cercana apertura del Templo de Tegucigalpa, Honduras. Para la mayoría de las personas, es una asignación de una vez en la vida. El templo será el primero de su clase en esta nación de América Central y los miembros están deseosos de aportar su parte para asegurar su éxito.

“Todo el mundo, especialmente los jóvenes, están muy emocionados por tener un templo”, dijo Nelson Enamorado, residente de la capital, que presta servicio en la presidencia de la Estaca Guaymuras, Tegucigalpa, Honduras. “Sabemos que ésta es una oportunidad especial para servir”.

La Primera Presidencia anunció recientemente que el sexto templo de Centroamérica se dedicará en tres sesiones el domingo 17 de marzo. Se espera que decenas de miles de hondureños puedan caminar por los salones y los hermosos jardines del nuevo templo durante el período del programa de casa abierta que está previsto para antes de la dedicación. El programa de casa abierta al público se llevará a cabo desde el 9 de febrero hasta el 2 de marzo, excepto los domingos.

Una celebración cultural de música y danza tendrá lugar el día antes de la dedicación, el sábado 16 de marzo, y tendrá un enorme reparto de jóvenes de todo el país. Tanto la celebración cultural como la dedicación se transmitirán a las unidades de la Iglesia en Honduras y Nicaragua.

El templo estará abierto para efectuar la obra el 19 de marzo.

“Los miembros de Honduras dedican su tiempo y su vida para estos eventos”, dijo el presidente Enamorado. Muchos de los jóvenes que ya están practicando sus papeles en el evento cultural también servirán en el programa de casa abierta del templo. Allí trabajarán hombro a hombro con cientos de adultos que se están capacitando para hacer del programa de casa abierta un evento espiritual, memorable para todos los que visiten.

Los miembros están deseosos de servir porque han esperado por generaciones para tener un templo en su propia tierra, añadió. Han pasado casi seis años desde que la Iglesia anunció los planes para construir un templo aquí. La construcción comenzó en el año 2009. Muchos han utilizado el tiempo para prepararse para servir en el templo al participar en las visitas regulares al Templo de la Ciudad de Guatemala, Guatemala. Otros hicieron mejoras en su vida personal, para que puedan ser tanto dignos como estar preparados para adorar y trabajar con sus familias en el edificio de Tegucigalpa.

“El templo ya ha demostrado ser una bendición”, agregó.

Con más de 142.000 miembros y tres misiones, Honduras todavía está escribiendo sus primeros capítulos de la historia de la Iglesia. Los primeros misioneros comenzaron a servir aquí en 1952, poco tiempo después de que el élder Spencer W. Kimball, del Quórum de los Doce Apóstoles, hiciera una visita apostólica al país. Se organizó la primera estaca de Honduras unas dos décadas más tarde en 1977.

La Iglesia ha seguido creciendo en Honduras, incluso durante épocas de desastres naturales y violenta guerra civil. En 1998, el presidente Gordon B. Hinckley viajó a Honduras para ofrecer consejo espiritual y velar tras la devastación enorme del huracán Mitch. La Iglesia también proporcionó alimentos y otra ayuda humanitaria después de la catástrofe.

La propiedad del templo disfruta de un lugar prominente sobre una colina y se ve desde gran parte de la capital. El presidente Enamorado dijo que el edificio ya es un faro de luz y esperanza para muchos bajo su sombra.