Se anuncian cambios en las edades para el progreso y la ordenación de los jóvenes

Por Camille West, LDS.org Church News

  • 14 Diciembre 2018

En 2019, los niños y jóvenes finalizarán su etapa en la Primaria y progresarán de una clase o cuórum al siguiente según el grupo de edad. Los hombres jóvenes dignos podrán ser ordenados a un oficio del sacerdocio en enero del año en que cumplen los doce, catorce o dieciséis años. Tanto las mujeres jóvenes como los hombres jóvenes dignos podrán obtener una recomendación para el templo de uso limitado a partir de enero del año en que cumplen los doce años.

Puntos destacados del artículo

  • Los niños y jóvenes progresarán de una clase a otra según su grupo de edad, no cuando cumplan años.
  • Tanto las mujeres jóvenes como los hombres jóvenes dignos podrán obtener una recomendación para el templo de uso limitado a partir de enero del año en que cumplen los doce años.
  • Los hombres jóvenes podrán ser ordenados a un oficio del sacerdocio en enero del año en que cumplan doce, catorce o dieciséis años.

Un anuncio de la Primera Presidencia del viernes 14 de diciembre cambia el marco temporal en que los niños y jóvenes finalizan su etapa en la Primaria, pasan de una clase o un cuórum al siguiente y asisten por primera vez al templo, y cuándo los hombres jóvenes pueden ser ordenados a los oficios del sacerdocio. Estos cambios serán efectivos a partir de enero de 2019.

Estos anuncios nacen del deseo de “fortalecer a nuestros queridos niños y jóvenes mediante el incremento de la fe en Jesucristo, una comprensión más profunda de Su evangelio y mayor unidad con Su Iglesia y los miembros”, declara una carta de la Primera Presidencia.

A partir de enero de 2019, los niños finalizarán su etapa en la Primaria y comenzarán a asistir a la Escuela Dominical y a la clase de Abejitas y al cuórum de diáconos según su grupo por edad, no cuando cada uno de ellos cumpla los doce años, como en el pasado.

Además, los hombres jóvenes podrán ser ordenados a un oficio del sacerdocio en enero del año en que cumplen doce, catorce o dieciséis años, y los hombres jóvenes y las mujeres jóvenes podrán obtener una recomendación para el templo de uso limitado a partir de enero del año en que cumplan los doce años (en función de “la dignidad individual, la preparación y las circunstancias personales”).

Según los materiales publicados por la Iglesia, las edades de ordenación de los hombres jóvenes a los oficios del sacerdocio no son “por mandato doctrinal” y, de hecho, han variado a lo largo de la historia de la Iglesia. (Véase Preguntas frecuentes).

En una publicación del viernes en Facebook, el presidente Russell M. Nelson señaló: “Aunque estos ajustes conllevan algunos cambios logísticos importantes, los aliento a centrarse primero en los beneficios espirituales.

“Nuestros jóvenes y niños están entre los mejores que el Señor jamás ha enviado a este mundo”. Tienen la capacidad de ser más inteligentes y sabios, y de ejercer un mayor impacto en el mundo que cualquier generación anterior. Debemos hacer nuestra parte para ayudarles a alcanzar su potencial”.

“El Salvador dirige Su Iglesia”, dijo la hermana Bonnie H. Cordon, Presidenta General de las Mujeres Jóvenes. “Él sabía que se avecinaba este cambio, y lo inspiró para este grupo de jóvenes de once años, quienes están preparados para nuevas asignaciones y mayores oportunidades de prestar servicio. Él conoce la capacidad de Sus hijos e hijas. Confiamos plenamente en ellos. ¡Cuán agradecidos estamos por la revelación!”.

Progresar juntos

En la actualidad, cuando los niños cumplen doce años comienzan a asistir a las Mujeres Jóvenes o los Hombres Jóvenes y vuelven a las clases de la Primaria o tienen la opción de asistir a la clase de Escuela Dominical para jóvenes. En 2019, la clase de la Primaria para los Valientes de once años queda descontinuada y, en enero, todos los niños de once años asistirán juntos a la Escuela Dominical.

“El que las clases avancen juntas será una transición mucho más fácil para los niños que salir de uno en uno de la Primaria a lo largo de todo el año”, dijo la hermana Joy D. Jones, Presidenta General de la Primaria.

A partir de enero de 2019, los hombres jóvenes dignos podrán ser ordenados a un oficio del sacerdocio en enero del año en que cumplen doce, catorce o dieciséis años.

A partir de enero de 2019, los jóvenes y jovencitas podrán obtener una recomendación para el templo de uso limitado en enero del año en que cumplen los doce años —en función de “la dignidad individual, la preparación y las circunstancias personales”.

El hermano Stephen W. Owen, Presidente General de los Hombres Jóvenes, señaló que un beneficio de que los niños y jóvenes progresen en grupo es que “existe un factor de unidad y amistad. Progresan juntos. Este cambio ayuda en el proceso de conversión. Genera un sentimiento de pertenencia”. No obstante, el cambio no es solo por amistad, dijo, aunque aumentará los sentimientos de hermandad en los cuórums. “Lo que nos mueve es la conversión al evangelio de Jesucristo”, afirmó. “Los jóvenes son parte de un batallón, como el presidente Nelson enseñó; nadie debe sentirse solo, estamos juntos”.

El cambio también significa que los diáconos y las Abejitas no tendrán que esperar hasta su duodécimo cumpleaños para asistir a los campamentos. Y, aunque todavía no deben salir en citas antes de los dieciséis años, las Damitas y los maestros ya no tendrán que tener catorce años para asistir a los bailes y las conferencias de la juventud y aceptar asignaciones para ministrar.

El hermano Owen desea que los hombres jóvenes sepan lo maravilloso que va a ser este cambio. “Tienen amigos”, dijo. “No es necesario que esperen. Avancen juntos. Este cambio se ajusta a lo que sucede en la escuela y en otras áreas de su vida”.

La hermana Cordon dijo que un beneficio de progresar según el grupo de edad es que una presidencia de clase puede prestar servicio sin la interrupción que supone perder miembros de la presidencia que pasan a la siguiente clase cuando cumplen años. En vez de ello, las presidencias “tendrán tiempo para llegar a conocer a las jovencitas y planificar actividades que las bendecirán a ellas y a sus familias”. También será una bendición para los líderes, dijo ella. “Es gozoso, no perdemos continuamente miembros de las presidencias. Sabemos que tendremos jovencitas en cada grupo de edad para los mismos dos años. Habrá continuidad y unidad”.

Servicio en el templo

“Estoy particularmente entusiasmada porque estos cambios harán que sea posible que niños y niñas más jóvenes participen en la obra del templo”, dijo la hermana Jones. “Por lo general, ellos cuentan los días que les faltan para cumplir los doce años para recibir una recomendación de uso limitado y efectuar ordenanzas en el templo”.

El anuncio es “otra muestra de confianza en estos extraordinarios jóvenes”, apuntó la hermana Cordon. “Estos jóvenes tienen una poderosa obra que efectuar en el templo, ¡una obra que puede comenzar tan pronto pasen a las Mujeres Jóvenes y los Hombres Jóvenes!”.

“Espero que los padres que se sienten preocupados se den cuenta de cuán preparados están sus hijos en realidad”, dijo la hermana Jones. “¡Ellos están preparados! Esto permitirá que toda una clase de niños de la Primaria que ha estado aprendiendo y preparándose juntos continúe su desarrollo y progreso en las Mujeres Jóvenes y los Hombres Jóvenes”.

El anuncio también deja cierta flexibilidad por causa de circunstancias personales, con padres y obispos que deliberan en consejo para decidir lo que es más conveniente para cada niño o joven, y las Áreas de la Iglesia pueden optar por utilizar la fecha de transición local que siguen en la actualidad en lugar del mes de enero.

A partir de enero de 2019, los niños finalizarán su etapa en la Primaria y comenzarán a asistir a la Escuela Dominical y a la clase de Abejitas y al cuórum de diáconos según su grupo por edad, no cuando cada uno de ellos cumpla los doce años, como en el pasado.