El Templo de Atlanta abre sus puertas después de un fin de semana de celebración y rededicación

  • 3 mayo 2011

El presidente Thomas S. Monson, rededicó el renovado Templo de Atlanta, Georgia el domingo 1 de mayo de 2011.

Puntos destacados del artículo

  • El presidente Thomas S. Monson rededicó el Templo de Atlanta, Georgia, en dos sesiones, el 1 de mayo de 2011.
  • El templo estuvo cerrado casi dos años para recibir una amplia remodelación.
  • Casi 2.700 jóvenes participaron en una celebración cultural, la noche antes de la rededicación.

“La luz [del Templo] ha estado un poco apagada durante casi dos años... [pero] esa luz regresará”. —Presidente Thomas S. Monson

Después de un fin de semana de celebración cultural y dos sesiones de domingo de rededicación por el presidente Thomas S. Monson, el Templo de Atlanta, Georgia, abrió sus puertas el 3 de mayo de 2011, para reanudar formalmente la obra del templo.

Hubo muchas expresiones de gratitud en la celebración cultural del sábado y durante las sesiones de rededicación del domingo.

“Es difícil describir los sentimientos que uno experimenta cuando está dentro del templo con un profeta”, dijo Paula Watson, quien asistió a la sesión de rededicación del domingo por la mañana. “Estuve ahí mismo con [el presidente Monson]. Es muy conmovedor. El Espíritu es muy grande. Sientes paz. Sientes amor, pero en especial gratitud de que el templo se haya rededicado y que podamos volver a entrar por sus puertas”.

Anne Burns asistió a la rededicación y dijo: “Para nuestra familia significa estar juntos para siempre”.

Los que participaron y asistieron a la celebración cultural de la noche anterior también comentaron sobre el espíritu del evento.

Inicialmente comenzó con un poco de dificultad, dijo Tony Parker, presidente de la Estaca Atlanta, Georgia, pero luego añadió: “He visto un cambio magnífico en la forma en que [los jóvenes] acogieron la oportunidad de representar a su estado, a sus familias y a su Iglesia”.

Una ambiente de entusiasmo invadió el Centro Cívico de Atlanta, donde más de 150 congregaciones del área—2.700 jóvenes—se reunieron para cantar, bailar y mostrar la historia y cultura de Georgia.

Brooke Wolfgramm pudo formar parte del grupo del escenario en la celebración. “Mi corazón estaba ardiendo todo el tiempo”, dijo ella. “Era asombroso sentir el Espíritu… y [saber] que teníamos ángeles ayudándonos”.

Entre los presentes estaban el presidente Thomas S. Monson, el élder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce Apóstoles y los élderes Walter F. González y William R. Walker, ambos miembros de los Setenta.

El presidente Monson dijo a los que participaron en la celebración cultural que serían bendecidos por la luz que emanaba de cada uno de ellos, “los hijos de la luz”.

“El magnífico Templo de Atlanta, en esta hermosa parte del país, será rededicado por la mañana”, dijo él. “Esa es, por supuesto, la razón de esta gran celebración. Aunque… su luz ha estado apagada durante casi dos años, mañana esa luz volverá”.

El Templo de Atlanta, Georgia fue dedicado originalmente el 1 de junio de 1983, por el presidente Gordon B. Hinckley (1910–2008), entonces consejero de la Primera Presidencia. Cerró el 1 de junio de 2009, para recibir una amplia renovación, entre la cual se incluye todos los sistemas eléctricos, de plomería y de climatización, así como la instalación de un sistema de rociadores automáticos para apagar incendios.

Se realizaron también varias renovaciones estéticas, tales como la adición de nuevas piezas de arte, madera de Brasil, vidrieras y jardinería.

Más de 56.000 personas visitaron el templo durante las dos semanas del programa de puertas abiertas, antes de la rededicación.

El templo sirve a más de 76.000 Santos de los Últimos Días que viven en Georgia y sus alrededores. En todo el mundo hay 134 templos en funcionamiento, con otros 26 anunciados o en construcción.