Los cambios ayudan a equilibrar la instrucción del Evangelio en el hogar y en la Iglesia

  • 6 Octubre 2018

El estudio del Evangelio individual y familiar en el hogar el domingo y durante toda la semana brinda oportunidades para hallar fortaleza espiritual diariamente y permite una mayor flexibilidad para el estudio y la revelación personalizados.

“Como Santos de los Últimos Días, nos hemos acostumbrado a pensar en ‘iglesia’ como algo que ocurre en nuestros centros de reuniones, respaldado por lo que ocurre en el hogar. Necesitamos un ajuste a este modelo. Ha llegado la hora de una Iglesia centrada en el hogar, respaldada por lo que se lleva a cabo dentro de los edificios de nuestros barrios, ramas y estacas”. —Presidente Russell M. Nelson

Vínculos relacionados

Como parte de la labor constante de ayudar a los Santos de los Últimos Días a “aprender la doctrina, fortalecer la fe y fomentar una mayor adoración personal”, el presidente Russell M. Nelson ha anunciado algunos ajustes a fin de contribuir a equilibrar y asociar la manera singular y esencial en que los miembros adoran, aprenden y viven el evangelio del Salvador tanto en la Iglesia como en el hogar.

Los líderes de la Iglesia han anunciado cambios en el horario de las reuniones dominicales a partir de enero de 2019, junto con el lanzamiento de un nuevo curso de estudio centrado en el hogar y respaldado por la Iglesia. Esos cambios y algunos otros tienen como fundamento varias iniciativas anteriores que la Iglesia ha puesto en marcha en años recientes a fin de ayudar a los miembros a centrar su vida más plenamente en el Padre Celestial y en Jesucristo, así como aumentar la fe en Ellos. Dichas iniciativas comprenden centrarse en un estudio más significativo del Evangelio en el hogar, en honrar al Señor al santificar el día de reposo, y en cuidarnos el uno al otro tal como lo haría el Salvador y conforme lo dicte el Espíritu.

Con la intención de preparar al pueblo del Señor para Su regreso, los cambios tienen como objeto profundizar la conversión individual, explicó el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, al detallar dichos cambios en la sesión del sábado por la mañana de la conferencia general.

“Sabemos del impacto espiritual y de la conversión profunda y duradera que puede lograrse en el entorno del hogar…”, dijo. “Nuestro propósito es equilibrar las experiencias en la Iglesia y en el hogar de tal modo que aumente en gran manera la fe y la espiritualidad, y que profundice la conversión a nuestro Padre Celestial y al Señor Jesucristo”.

Ajustes en el hogar

El estudio del Evangelio individual y familiar en el hogar el domingo y durante toda la semana brinda oportunidades para hallar fortaleza espiritual diariamente y permite una mayor flexibilidad para el estudio y la revelación personalizados.

Los líderes de la Iglesia nos invitan a centrarnos más en una mayor participación en la observancia religiosa individual y familiar en el hogar, lo que incluye el estudio del Evangelio en el hogar el domingo y durante toda la semana, así como ajustes a la noche de hogar.

En la función de salón de clases y laboratorio al mismo tiempo, el hogar es un sitio esencial para aprender y vivir el Evangelio. El estudio del Evangelio individual y familiar en el hogar el domingo y durante toda la semana brinda oportunidades para hallar fortaleza espiritual diariamente y permite una mayor flexibilidad para el estudio y la revelación personalizados. Confiar solo en el limitado tiempo que pasamos en la Iglesia para la instrucción del Evangelio genera un desequilibrio que probablemente no bastará para lograr la conversión profunda y duradera que se necesita.

El presidente Nelson dijo: “Todos somos individualmente responsables de nuestro propio crecimiento espiritual; y las Escrituras dejan claro que los padres tienen la responsabilidad primordial de enseñar la doctrina a sus hijos”.

Los cambios comprenden la presentación de un nuevo recurso de estudio del Evangelio para uso individual y familiar en el hogar. Las personas y familias pueden valerse del nuevo Ven, sígueme, para uso individual y familiar, si así lo desean, a fin de guiar su método de estudio del Evangelio fuera de la Iglesia. El nuevo recurso funciona con recursos complementarios para los maestros de la Escuela Dominical y de la Primaria a fin de hacer coincidir las lecciones dominicales con el estudio de las Escrituras en el hogar, y con las sugerencias para la noche de hogar.

Además de fomentar el estudio del Evangelio, los líderes de la Iglesia han renovado su invitación a toda persona a participar en el día de reposo —y durante toda la semana— en consejos de familia, en la noche de hogar, en la obra del templo y de historia familiar, en la ministración, en la adoración individual y en momentos gozosos en familia.

El material que se enviará a los miembros y líderes explica que los líderes de la Iglesia han de instar a los miembros a realizar la noche de hogar y el estudio del Evangelio durante el día de reposo, o bien en otros momentos, según lo decidan las personas y familias. Se podría llevar a cabo una noche de actividad familiar los lunes o en algún otro momento. Para este fin, los líderes deben seguir manteniendo los lunes libres de reuniones y actividades de la Iglesia. Sin embargo, el tiempo a emplearse en el estudio de las Escrituras y las actividades para las familias y personas ha de programarse de acuerdo con las circunstancias individuales.

Adorar a Dios en la Iglesia, participar en ella de las sagradas ordenanzas, congregarnos para enseñarnos unos a otros, fortalecernos y servirnos mutuamente son elementos esenciales para aumentar la fe y la conversión personal. Reducir la cantidad de tiempo que pasamos en la Iglesia podría ser contraproducente, a menos que las personas y familias tengan la intención de fortalecer su hogar.

El presidente Nelson enseñó: “Como Santos de los Últimos Días, nos hemos acostumbrado a pensar en ‘iglesia’ como algo que ocurre en nuestros centros de reuniones, respaldado por lo que ocurre en el hogar. Necesitamos un ajuste a este modelo. Ha llegado la hora de una Iglesia centrada en el hogar, respaldada por lo que se lleva a cabo dentro de los edificios de nuestros barrios, ramas y estacas”.

Ajustes en la Iglesia

Los ajustes a efectuarse en la Iglesia tienen como objeto respaldar que se aprenda y viva más el Evangelio en el hogar. Tales cambios comprenden hacer un ajuste al horario dominical semanal para que incluya:

  • Una reunión Sacramental de 60 minutos,
  • un intervalo de transición de 10 minutos
  • y un período de clases de 50 minutos.

Tal y como se ilustra en el siguiente programa de ejemplo:

Horario dominical vigente desde enero de 2019
60 minutosReunión sacramental
10 minutosTransición para ir a las clases
50 minutosClases para los adultosClases para los jóvenesPrimaria

El período de clases de 50 minutos incluirá la Primaria todas las semanas en el caso de los niños, y en el caso de los jóvenes y los adultos, se alternará del siguiente modo:

  • Primer y tercer domingo: Escuela Dominical.
  • Segundo y cuarto domingo: los cuórums del sacerdocio, la Sociedad de Socorro y las Mujeres Jóvenes.
  • Quinto domingo: las reuniones de los jóvenes y los adultos estarán bajo la dirección del obispo.

La Primaria observará el horario siguiente. Si la Primaria fuera lo suficientemente grande como para separarse en Primaria para niños más pequeños y para niños mayores, los líderes deberán invertir el horario de la mitad de los niños y hacer ajustes al tiempo según sea necesario.

Horario de la Primaria desde enero de 2019
25 minutosOración, pasaje de las Escrituras o Artículo de Fe, discurso (5 minutos)
Tiempo para cantar: música que apoya las Escrituras que se estudiaron en la clase (20 minutos)
5 minutosTransición para ir a las clases
20 minutosClases: lecciones de Ven, sígueme — Para la Primaria

Cambios en los cursos de estudio

Este ajuste a los horarios de las reuniones funciona de forma complementaria a las adiciones más recientes al curso de estudios Ven, sígueme de la Iglesia. A partir de enero, el curso de estudio centrado en el hogar y respaldado por la Iglesia será armónico en lo que respecta a lo que los adultos, jóvenes y niños aprendan en las clases de la Escuela Dominical y de la Primaria, lo cual facilitará que las familias estudien juntas en el hogar durante la semana.

Las instrucciones, los bosquejos de las lecciones y las fuentes de consulta pueden hallarse en:

  • Ven, sígueme — Para el cuórum de élderes y la Sociedad de Socorro (se encuentra en el ejemplar de noviembre de 2018 de Liahona)
  • Ven, sígueme — Para los cuórums del Sacerdocio Aarónico
  • Ven, sígueme — Para las Mujeres Jóvenes
  • Ven, sígueme — Para la Escuela Dominical
  • Ven, sígueme — Para la Primaria

Para obtener más información, vaya a comefollowme.lds.org.

Entre otros cambios clave, se halla lo siguiente:

  • Las reuniones de consejo de maestros se efectuarán trimestralmente en vez de mensualmente.
  • El calendario de lecciones del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro ya no incluirá una reunión de consejo el primer domingo, ni un tema especial el cuarto domingo. Las lecciones se centrarán en los mensajes de conferencia general recientes.
  • El tiempo para cantar reemplazará al tiempo para compartir. Ya no se usará el Bosquejo del Tiempo para compartir.
  • Ya no habrá clases de Principios del Evangelio. Se invitará a todos los miembros y amigos que se interesen en la Iglesia a asistir a sus respectivas clases de Escuela Dominical de adultos o de jóvenes.
  • Los cursos opcionales, tales como los destinados a fortalecer el matrimonio y la familia, el de preparación para el templo, el de preparación misional y los de historia familiar no se realizarán en el horario de las clases dominicales. Tales cursos pueden dictarse en otros momentos para personas, familias o grupos basándose en las necesidades locales y a discreción del obispo.

Propósitos de estos cambios

Los líderes de la Iglesia procuran generar un nuevo equilibrio y un mayor vínculo entre los singulares puntos fuertes del hogar y las vivencias en la Iglesia con ciertos propósitos específicos en mente.

El élder Cook dijo: “… hay mucho más en estos ajustes que tan solo acortar el horario de reuniones los domingos… “Los propósitos y las bendiciones que acompañan a este ajuste y otros cambios recientes incluyen los siguientes:

  • “Profundizar la conversión al Padre Celestial y al Señor Jesucristo, y fortalecer la fe en Ellos.
  • “Fortalecer a las personas individualmente y a las familias por medio de un plan de estudios centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia que contribuye a vivir el Evangelio de forma gozosa.
  • “Honrar el día de reposo, centrándonos en la ordenanza de la Santa Cena.
  • “Ayudar a todos los hijos de nuestro Padre Celestial, en ambos lados del velo, por medio de la obra misional y de recibir las ordenanzas, los convenios y las bendiciones del templo”.

Para consultar el anuncio de los cambios, véanse Russell M. Nelson, “Observaciones iniciales”, Liahona, noviembre de 2018; Quentin L. Cook, “Conversión profunda y duradera al Padre Celestial y al Señor Jesucristo”, Liahona, noviembre de 2018. Para más información sobre dichos cambios, visite Sabbath.lds.org para consultar una carta de la Primera Presidencia, hallar respuesta a las preguntas más frecuentes y encontrar más materiales que ayuden a las personas y a las familias a honrar el día de reposo.