La Iglesia pide que los miembros entiendan las normas

- Por Sarah Jane Weaver, Noticias de la Iglesia, asistente de editor

  • 1 marzo 2012

Puntos destacados del artículo

  • Los líderes de la Iglesia les han pedido a los miembros que envían nombres para bautismos vicarios por los muertos que hagan lo siguiente:
  • 1) Trabajar sólo en su propia línea familiar.
  • 2) No enviar los nombres de celebridades.
  • 3) No enviar nombres de grupos no autorizados, como las víctimas del Holocausto judío.

Los líderes de la Iglesia piden que los Santos de los Últimos Días aprendan y entiendan mejor las normas de la Iglesia acerca de la historia familiar al enviar nombres para las ordenanzas del templo.

Las condiciones de uso para el nuevo sitio New.FamilySearch.org se establicieron “por razones de sentido común, razones de doctrina, y razones de respeto”, dijo Dennis C. Brimhall, director general del Departamento de la Iglesia de Histora Familiar.

Las condiciones son sencillas y francas. “Los usuarios no deben presentar los nombres de personas no emparentadas para ordenanzas vicarias del templo, incluyendo los nombres de las celebridades o gente famosa, o los que se recogieran a partir de los proyectos de extracción no aprobados”, según los términos que todos los usuarios deben aceptar cada vez que inicien una sesión en el sitio.

El nuevo énfasis en las pautas, las cuales también están indicadas en el Manual de la Iglesia 2, sigue violaciones recientes de la norma del bautismo vicario de la Iglesia.

“Una de las cosas que debemos recordar es que la búsqueda para los familiares y la preparación de los nombres para que la obra se realice en el templo es, sí, una responsabilidad, pero también es un privilegio”, dijo el hermano Brimhall. “Ese privilegio se extiende a los miembros por los que tienen las llaves para la obra. Las llaves de esta obra están en manos de la Primera Presidencia de la Iglesia”.

Los líderes de la Iglesia les han pedido a los miembros que envían nombres para bautismos vicarios por los muertos que hagan lo siguiente:

  1. Trabajar sólo en su propia línea familiar.
  2. No enviar nombres de las celebridades.
  3. No enviar nombres de los grupos no autorizados, como las víctimas del Holocausto judío.

Lee una carta de la Primera Presidencia, 29 de febrero de 2012, "Los nombres presentados para las ordenanzas del templo".

Los líderes de la Iglesia emitieron una declaración el 21 de febrero de 2012 en respuesta a las preguntas sobre violaciones de las normas de la Iglesia, que se establecieron en 1995 después de tratar el asunto con líderes de la fe judía.

La declaración reiteró el compromiso de la Iglesia de no aceptar los nombres de los grupos no autorizados para el bautismo por los muertos y señaló que con el fin de eludir las garantías ya en marcha un remitente tendría que usar “el engaño y la manipulación”.

Tales acciones podrían conducir no sólo a la suspensión del acceso de un miembro de la Iglesia a la página web New.FamilySearch.org, sino que además los líderes locales también podrían tomar medidas disciplinarias en algunos casos.

“Es lamentable cuando una persona intencionalmente viola las normas de la Iglesia; algo que debe ser entendido como un ofrecimiento basada en el amor y el respeto se convierte en una fuente de la discordia”, dice el comunicado.

El hermano Brimhall dijo que la misión del Departamento de Historia Familiar de la Iglesia es clara. “Nosotros no hacemos el trabajo. Nosotros solamente ayudamos a los miembros a hacer el trabajo. Con esto en mente, desde hace años, hemos estado tratando de ayudarles mejor ”.

Él añadió: “Anteriormente, tenía que ir al registro y hacerlo por sí mismo. Con el advenimiento de la tecnología, se dio un gran paso adelante en la capacidad de dejar que la obra se lleve a cabo”.

El trabajo se avanzó de nuevo hace unos años, cuando la Iglesia introdujo el nuevo FamilySearch: New.FamilySearch.org.

A diferencia de FamilySearch, una herramienta de búsqueda que cualquier persona puede utilizar, el nuevo programa es una herramienta para miembros de la Iglesia que les ayuda vincular su línea familiar y, si cumplen con ciertos criterios, poner en funcionamiento la realización de la obra por los muertos.

“Debido a la capacidad de hacerlo ahora de manera conveniente, teníamos que tener cuidado de que, al igual que con cualquier tecnología, la tecnología no sufriera abuso”, dijo el hermano Brimhall. “Entonces pusimos en acción una serie de normas con ese fin”.

Líderes de la Iglesia reconocen, explicó, que debido a la facilidad de hacer la investigación, algunos de los miembros querrán hacerla para todo el mundo, no sólo su propia línea familiar.

“Por lo tanto, pusimos en práctica normas determinadas que limitaron la presentación de los nombres de las celebridades”.

Además, por respeto a un grupo de personas únicas en toda la historia, la Iglesia también restringe la obra de los nombres de las víctimas del Holocausto judío.

El hermano Brimhall dijo que a lo largo de los años la Iglesia ha descubierto que algunas personas no están siguiendo los acuerdos.

“Cuando eso ocurre hay problemas, hay dificultades que la Iglesia enfrenta a causa de las personas que no siguen estas condiciones de uso o estas normas”, dijo él.

Lamentablemente, dijo él, muchos en la comunidad no separan la obra de la Iglesia de la obra de sus miembros.

“Ellos asumen que todos somos uno. Aunque la Iglesia no viola las normas, un miembro sí puede violarlas y así retrasar la obra”, dijo.

Él quiere recordar a los miembros que si, con toda honestidad, cumplen con estos acuerdos y condiciones de uso, la Iglesia no tendrá ningún problema. “La inmensa mayoría de nuestros miembros lo hacen”, señaló él.

Él dijo que para ayudar a los miembros de la Iglesia a entender las condiciones de uso, la Iglesia las hará más prominentes.

“Veremos una época de formación”, dijo el hermano Brimhall. “Recordaremos una vez más los derechos y responsabilidades y las llaves y privilegios; recordaremos de quién es esta obra y cómo debe llevarse a cabo y quién dirige la obra. Si sólo recordamos eso, creo que vamos a estar bien... Podemos hacer que el sistema sea mejor para todos”.