Los líderes de la Iglesia se reúnen con los jefes de gobierno de Croacia y Bosnia

  • 4 octubre 2012

El élder Ronald A. Rasband, a la derecha, presenta un regalo a Željko Komšic, de la presidencia de Bosnia y Herzegovina.

Puntos destacados del artículo

  • En Croacia, el élder Rasband reafirmó el compromiso continuo de la Iglesia para fortalecer la familia, para ofrecer servicio humanitario, para fomentar la formación académica y superación personal, y fomentar normas morales elevadas, centradas en las enseñanzas de Jesucristo.
  • También en Croacia, los líderes de la Iglesia llevaron a cabo un devocional especial para los miembros y una reunión de capacitación para misioneros que sirven en Croacia y Eslovenia.
  • En Bosnia, el élder Rasband asistió a una reunión para los nuevos miembros de la Iglesia y a una reunión de capacitación misional, y también se reunió con un integrante de la presidencia del país. Cada reunión fue la primera de su tipo en Bosnia, donde la Iglesia recientemente, en 2012, fue oficialmente reconocida como religión.

El élder Ronald A. Rasband, de la Presidencia de los Setenta, y el élder Kent F. Richards, Segundo Consejero de la Presidencia del Área Europa, se reunió con los jefes de estado en Croacia y Bosnia y Herzegovina durante su reciente visita de tres días a esos países.

Croacia

El 10 de septiembre, el élder Rasband y el élder Richards se reunieron con el presidente de Croacia, Ivo Josipovic, en Zagreb. Estuvieron acompañados por el presidente Edward B. Rowe, de la Misión Adriático Norte; Miljenko Babic, presidente del Distrito Croacia; y Fatima Hamsic, presidenta de la Sociedad de Socorro del Distrito Croacia.

En esta histórica reunión, el élder Rasband señaló que este año se conmemora el aniversario Nº 40 desde que el legendario jugador de baloncesto de BYU, ya fallecido, Krešimir Cosic, introdujo a la Iglesia a su amado país.

En nombre de la Iglesia, el élder Rasband agradeció al presidente Josipovic el apoyo del gobierno para la libertad religiosa, la cual la Iglesia ha disfrutado en los últimos 40 años. El élder Rasband reafirmó el compromiso continuo de la Iglesia para fortalecer la familia, para ofrecer servicio humanitario, para fomentar la formación académica y superación personal, y fomentar normas morales elevadas, centradas en las enseñanzas de Jesucristo.

El presidente Josipovic agradeció al élder Rasband y al élder Richards por viajar a Croacia para reunirse con él. Él habló del compromiso de su gobierno a la libertad religiosa y su deseo de promover la tolerancia entre todas las religiones y pueblos. También expresó su agradecimiento por la ayuda humanitaria que la Iglesia ha proporcionado a su país, incluso la ayuda que se envió para tratar la devastación de la guerra de los Balcanes en la década de 1990.

El presidente Babic, del Distrito Croacia, dijo al presidente Josipovic cómo su experiencia como un joven misionero en Manchester, Inglaterra, lo había ayudado prepararse para regresar y contribuir a Croacia como un exitoso esposo y padre, y en su profesión como hombre de negocios que trabaja para una empresa internacional.

Después de la reunión, el élder Rasband dijo: “Estábamos muy complacidos con la cálida recepción que recibimos. Me impresionó especialmente el punto de vista del presidente Josipovic sobre la religión y la tolerancia religiosa y su conocimiento de los orígenes de nuestra Iglesia en Croacia hace 40 años. Estaba agradecido por la función positiva de la Iglesia en Croacia”.

Más tarde esa noche, en la capilla de la Iglesia en Zagreb, el élder Rasband y su esposa, la hermana Melanie T. Rasband, y el élder Richards y su esposa, la hermana Marsha G. Richards, fueron cálidamente recibidos por los miembros e invitados de Croacia y Eslovenia. Los visitantes se conmovieron por los muchos miembros fieles que habían viajado varias horas para reunirse con ellos y para recibir su consejo y aliento. Más de 160 personas asistieron a este devocional especial.

Al día siguiente, el élder Rasband y el élder Richards dirigieron una reunión de capacitación con los misioneros que sirven en Croacia y Eslovenia, tras lo cual se dirigieron a Bosnia y Herzegovina para más reuniones históricas allí.

Bosnia y Herzegovina

En la noche del 11 de septiembre, el élder Rasband presidió una reunión para los nuevos miembros de la Iglesia en Bosnia. La reunión se llevó a cabo en el primer centro de reuniones alquilado por la Iglesia en Sarajevo y dirigida por Adam Lamoreaux, presidente de la Rama Sarajevo. Muchos invitados y medios de comunicación de Bosnia también estuvieron presentes. El élder y la hermana Rasband, y el élder y la hermana Richards, pronunciaron mensajes acerca de la fe, la realidad de la restauración del Evangelio, la santidad de la familia y el alcance mundial de la Iglesia.

Ésta fue la primera reunión en Bosnia presidida por una Autoridad General desde que la Iglesia fue oficialmente reconocida allí; ese reconocimiento oficial tuvo lugar a comienzos de este año. Ahora la Iglesia posee estado oficial, las unidades de la Iglesia y los misioneros de proselitismo en todos los países de la antigua Yugoslavia y en toda Europa.

A la mañana siguiente, el 12 de septiembre, los misioneros de Bosnia, Serbia y la parte este de Croacia se reunieron en Sarajevo para recibir instrucción del élder y la hermana Rasband, y el élder y la hermana Richards. Ésta fue la primera reunión de este tipo en Bosnia: los misioneros de Bosnia fueron los anfitriones de una reunión con los élderes y las hermanas de áreas vecinas, les enseñó el miembro de mayor antigüedad de la Presidencia de los Setenta y un consejero de su Presidencia de Área.

Después de la reunión, el élder Rasband y el élder Richards se reunieron con Željko Komšic, una de las tres personas de la presidencia de Bosnia y Herzegovina. Esto también fue un acontecimiento histórico, al ser la primera vez que se reunían líderes de la Iglesia con un jefe de estado de Bosnia. También estuvieron presentes el presidente Rowe, de la Misión Adriático Norte y el consejero de la misión, el élder Phillander Smartt, quien junto con su esposa, la hermana Gloria Smartt, fueron llamados como los primeros misioneros a Bosnia.

El élder Rasband expresó su agradecimiento al presidente Komšic y a los muchos funcionarios del gobierno que ayudaron y apoyaron la inscripción de la Iglesia como una asociación religiosa bajo las leyes del país. El élder Rasband explicó que eso era especialmente significativo a causa de la historia de la Iglesia en la antigua Yugoslavia, habiendo sido primero reconocida oficialmente por el gobierno en la década de 1970.

El presidente Komšic describió las diversas comunidades religiosas que existen en Bosnia y dio la bienvenida a la Iglesia como miembro de esa comunidad. Describió los desafíos que enfrentan las familias en la sociedad de hoy y su preocupación por el éxito y el bienestar de las familias en su país.

El élder Rasband explicó que la familia es una gran prioridad en la Iglesia y que sus miembros esperan apoyar este objetivo común en Bosnia y Herzegovina, al igual que la Iglesia lo hace en otros países donde se encuentra establecida por todo el mundo. Él dijo que la Iglesia también espera contribuir de otras formas positivas a la sociedad de Bosnia.

Después de la reunión, se llevó a cabo una recepción para los oficiales gubernamentales, líderes religiosos y otros dignatarios. Allí, el élder y la hermana Rasband, y el élder y la hermana Richards, saludaron a muchos de los líderes de Bosnia en nombre de la Iglesia. James Lyon, quien prestó servicio como misionero en Yugoslavia en la década de 1980 y ahora es miembro de la Rama Sarajevo, ayudó a organizar esta importante función y fue el intérprete para el élder Rasband.

De los acontecimientos en Sarajevo, el élder Rasband dijo: “El 08 de septiembre de 2010, el élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, vino aquí y ofreció una oración dedicatoria para este país. Concluyó esa oración diciendo proféticamente, ‘Te agradecemos, oh Padre, por esta nueva era para esta nación’. Hemos sido testigos, durante nuestra corta visita aquí, del cumplimiento parcial de esa oración apostólica”.