El élder Arnold recibirá una nueva asignación en las Oficinas Generales de la Iglesia.

- Por Jason Swensen, redactor de Church News

  • 9 noviembre 2012

El élder Dallin H. Oaks se reúne con el arzobispo de Santiago, Chile, Monseñor Ricardo Ezzati Andrello. Fotografía cortesía de la Misión Sudamérica Sur.

Puntos destacados del artículo

  • Los puntos a destacar de la visita de las Autoridades Generales incluyeron una revisión del Área Sudamérica Sur, reuniones de liderazgo con el sacerdocio y los misioneros, y devocionales con los jóvenes y los jóvenes adultos solteros.
  • El élder Oaks atribuyó a los miembros locales la amistad floreciente de la que goza la Iglesia y muchos líderes cívicos en el sur de Sudamérica.
  • En cada reunión de capacitación y devocional, las Autoridades Generales hablaron de la importancia de lograr un mayor nivel de “crecimiento real” por medio del aumento de asistencia a la reunión sacramental, las investiduras del templo y de los matrimonios, y de jóvenes que sirvan en una misión de tiempo completo.

“Estamos fuera de la obscuridad y de las tinieblas. Esta verdad se refleja en la forma en que los funcionarios de los gobiernos de [Sudamérica] conocen y reconocen la Iglesia y cómo son recibidos los representantes de la Iglesia dondequiera que vayamos”. —Élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles

La sección de apertura de Doctrina y Convenios incluye la profecía de que la Iglesia saldrá “de la obscuridad y de las tinieblas”. Ese día puede que haya llegado para la mayor parte de Sudamérica.

“Estamos fuera de la obscuridad y las tinieblas”, dijo el élder David A. Bednar del Quórum de los Doce tras su reciente regreso de Sudamérica. Esta verdad se refleja la forma en que los funcionarios de los gobiernos de [Sudamérica] conocen y reconocen la Iglesia y cómo son recibidos los representantes de la Iglesia dondequiera que vayamos”.

El élder Bednar acompañó al élder Dallin H. Oaks, quien también pertenece al Quórum de los Doce y es el de mayor antigüedad, durante una visita al Área Sudamérica Sur del 19 al 28 de octubre. Se les unieron en su asignación el élder Donald L. Hallstrom, de la presidencia de los Setenta, y sus respectivas esposas, la hermana Kristen Oaks, la hermana Susan Bednar y la hermana Diane Hallstrom. Los puntos a destacar de la visita de las Autoridades Generales incluyeron una revisión del Área Sudamérica Sur, reuniones de liderazgo con el sacerdocio y los misioneros, y devocionales con los jóvenes y los jóvenes adultos solteros, que se transmitieron en Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay.

Durante sus viajes los acompaño la presidencia del Área, el élder Mervyn B. Arnold, el élder Jorge F. Zeballos y el élder Francisco J. Viñas, de los Setenta. Las Autoridades Generales también disfrutaron de una audiencia con una gran variedad de funcionarios gubernamentales y religiosos, que incluyó al presidente uruguayo, José Mujica, y al presidente paraguayo, Luis Federico Franco.

“Cada uno de los funcionarios que conocimos mostró gran respeto por la Iglesia”, dijo el élder Oaks, cuyo itinerario también incluyó una visita con el arzobispo de Santiago, Chile, Monseñor Ricardo Ezzati Andrello. “La mayoría de ellos estaban muy bien informados en cuanto a la Iglesia… Estaba muy complacido con el espíritu respetuoso con el que se nos recibió”.

El élder Oaks atribuyó a los miembros locales la amistad floreciente de la que goza la Iglesia y muchos líderes cívicos en el sur de Sudamérica. “Hemos tenido una sucesión de líderes excelentes en las Áreas Chile y Sudamérica Sur. Han puesto unos buenos cimientos”.

También destacó las asociaciones personales que han experimentado muchos de los líderes del gobierno con los miembros. Esas asociaciones positivas han producido confianza y respeto, lo que ha resultado en un “punto de inflexión” de acceso para los líderes visitantes de la Iglesia como el élder Oaks, el élder Bednar y el élder Hallstrom.

Los líderes locales del gobierno, según dijo el élder Bednar: “son conscientes de nuestros valores y los respetan”.

Los apóstoles también se maravillaron, con una sonrisa, del número de líderes del gobierno (que incluía al presidente Franco, de Paraguay), quien había jugado al baloncesto con varios miembros. El ministro del interior de Uruguay, Eduardo Bonomi Verala, por ejemplo, conoció al élder Viñas hace años, en enérgicas “batallas” en la cancha deportiva.

El élder Oaks, el élder Bednar y el élder Hallstrom también disfrutaron del tiempo que pasaron con miles de miembros en todo el Área Sudamérica Sur.

“Me impresionó mucho ver que los miembros en estos países pertenecen a la Iglesia desde hace varias generaciones”, dijo el élder Hallstrom. “Es habitual ver a los miembros de la cuarta generación”.

El itinerario de las autoridades visitantes incluyó reuniones con más de 1.800 misioneros que prestan servicio en las cuatro naciones del área. “Estrechamos la mano a todos los misioneros que conocimos y todos tenían buen aspecto”, dijo el élder Oaks. “Era una fuerza impresionante de misioneros de Norteamérica y Sudamérica”.

Alrededor de 15.000 personas también vieron dos devocionales para los jóvenes de la zona y para los jóvenes adultos solteros, respectivamente. El élder Oaks presidió el devocional para los jóvenes adultos solteros, que se transmitió en 326 lugares a lo largo de la zona. El élder Bednar fue la autoridad que presidió en el devocional de los jóvenes que vieron los jóvenes de 12 a 18 años y sus padres al reunirse en 439 centros.

Las naciones de Sudamérica se han convertido, como se profetizó, en un poder en la Iglesia. “Pero todavía hay mucho trabajo que hacer en estos países”, dijo el élder Oaks.

En cada reunión de capacitación y devocional, las Autoridades Generales hablaron de la importancia de lograr un mayor nivel de “crecimiento real” por medio del aumento de asistencia a la reunión sacramental, las investiduras del templo y de los matrimonios, y de jóvenes que sirvan en una misión de tiempo completo. En el devocional de los jóvenes adultos solteros, por ejemplo, el élder Oaks recalcó la importancia de participar cada domingo de la Santa Cena.

“Es imperativo”, dijo él, “que asistan a la reunión sacramental y participen de la Santa Cena cada día de reposo para que tengan la promesa de que siempre tendrán el Espíritu con ustedes”.

En el devocional de los jóvenes, se invitó a los jóvenes y a las jovencitas a formular preguntas al élder Bednar, al élder Hallstrom y a las otras Autoridades Generales. Las Autoridades Generales contestaron una amplia variedad de preguntas sobre la preparación misional y continuar siendo rectos en un mundo cada vez más pecaminoso.

“Muchas de las preguntas tenían que ver con la conversión espiritual, que es una parte central de nuestro mensaje”, dijo el élder Hallstrom. “Estábamos muy impresionados por lo profundo de su manera de pensar”.

Las Autoridades Generales también aconsejaron a los líderes locales del sacerdocio acerca de que el crecimiento real puede hacerse realidad en la zona sólo mediante el aumento en el servicio misional y la retención. Se necesita un prolífico núcleo de ex-misioneros para asegurar generaciones futuras de líderes con experiencia, dijo el élder Oaks.

Los testimonios de las Autoridades Generales visitantes los escucharon otras personas además de los miembros y líderes cívicos. El élder Bednar protagonizó un programa de televisión pública paraguaya en el que presentó a la Iglesia y su historia y doctrinas centradas en Cristo. “Enseñamos el Evangelio durante 30 minutos en la televisión nacional”, dijo él. “Fue impresionante”.

El élder Arnold describió la visita de las autoridades generales y sus respectivas esposas como “inspiradora, edificante y muy informativa”.

“Su amor, bondad y enseñanza serán recordados para siempre”, dijo.