El élder Ballard dijo a los alumnos: “Presten servicio para sentir el amor de Cristo”

- Por Michael Ann McKinlay, redactora de Church News

  • 1 octubre 2013

El élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, habla a los alumnos universitarios que se reunieron en el Instituto de Religión de Salt Lake.  Fotografía por Matt Gade, Deseret News.

Puntos destacados del artículo

  • El élder Ballard aconsejó a los alumnos a recordar que todos son hijos de Dios,
  • y los instó a hermanar cada uno de ellos a un miembro menos activo para el final del año.
  • Testificó que el Señor les ayudaría a llevar sus cargas y a cumplir sus metas rectas.

“En todo lo que hagan, en todo lo que aprendan, en todo lo que traten de lograr en la vida, tengan a bien recordar que todos somos hijos e hijas de Dios y que tenemos que ayudarnos unos a otros”.—Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles.

El servicio es una de las formas más importantes en que los Santos de los Últimos Días puedan llegar conocer y a sentir la realidad de que su Padre Celestial está allí, y que escucha y contesta las oraciones, dijo el élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, en un devocional que se llevó a cabo en el Instituto de Religión universitario en Salt Lake, el 22 de septiembre.

El élder Ballard dijo a los presentes que ellos pueden saber y sentir el amor del Salvador mientras viven en un mundo que va a la deriva alejándose de la religión.

“Estamos muy preocupados de que muchos de los hijos de nuestro Padre Celestial han dejado de creer que Él vive”, dijo.

“En todo lo que hagan, en todo lo que aprendan, en todo lo que traten de lograr en la vida, tengan a bien recordar que todos somos hijos e hijas de Dios “Tenemos que ayudarnos unos a otros”, dijo el élder Ballard. “Y el servicio nos ayuda a sentir el amor del Salvador por nosotros y por las demás personas.

“Al tender una mano y ayudarse mutuamente o ayudar a cualquier otra persona que necesita de su apoyo, se alejarán de esas experiencias y se sentirán bien”, dijo.

El élder Ballard explicó que la gente le pregunta cómo la Iglesia es capaz de tener casi 77,000 misioneros de tiempo completo en el campo misional, hacer que los jóvenes se ofrezcan como voluntarios para proyectos de servicio y paguen diezmo.

“Es su testimonio y su creencia los que guían a nuestra gente a hacer lo que hacen”, dijo el élder Ballard.

“Los miembros de la Iglesia no consideran el diezmo como una carga sino como un gran privilegio para ayudar, a la manera del Señor, a edificar el reino de Dios sobre toda la tierra”.

Para alentar a los presentes a prestar servicio de manera activa, el élder Ballard dio una asignación a cada uno de hermanar a un miembro menos activo a volver a la Iglesia para final del año.

“Cada uno de ustedes tienda una mano a otro alumno que sea miembro de la Iglesia e invítelo a participar en esta gran institución”, dijo el élder Ballard.

El élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce, izquierda, conversa con el presidente de la Universidad de Utah, David W. Pershing, antes de hablar a los alumnos universitarios del Instituto de Religión de Salt de Lake, el 22 de septiembre. Sentada entre ellos se encuentra la hermana Barbara Ballard. Fotografía por Matt Gade, Deseret News.

Él explicó que “lo más agradable y emocionante” que podían hacer es ayudar a los demás a “volver a conectar la fuente de poder entre los cielos y la tierra”.

“El Señor Jesucristo los ayudará. Él los ayudará a llevar sus cargas. Él los ayudará a tomar decisiones sabias. Él los ayudará a lograr sus metas justas si oran y piden las bendiciones del cielo tanto para su vida personal como para la de los demás en la que ustedes puedan influir”, dijo él.

“Ello nos acercará más a Él. Cuando en voz baja le pedimos al Padre Celestial ayuda, los milagros comienzan a producirse en la vida de las personas”.