El élder Cook y el élder Christofferson visitan el Área Asia Norte de la Iglesia

Por Sarah Jane Weaver, editora adjunta del periódico Church News

  • 12 Junio 2014

El élder D. Todd Christofferson saluda a los miembros en Daejeon, Corea, el 31 de mayo de 2014.

Puntos destacados del artículo

  • Los Santos de los Últimos Días activos en Japón y Corea están extraordinariamente dedicados, dijo el élder Quentin L. Cook después de visitar esos países del 22 de mayo al 1 de junio y después de reunirse con los miembros, misioneros y líderes del sacerdocio.

Los Santos de los Últimos Días activos en Japón y Corea están extraordinariamente dedicados al Evangelio, dijo el élder Quentin L. Cook después de visitar esos países del 22 de mayo al 1 de junio y después de reunirse con los miembros, misioneros y líderes del sacerdocio.

“Ellos trabajan bien y son ejemplos excelentes de un carácter semejante al de Cristo, y tienen una muy buena disposición para testificar del Salvador en otras naciones, algo que la mayoría de los cristianos no tiene”, dijo el élder Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles.

Al élder Cook y su esposa, Mary, los acompañaron en este viaje el élder D. Todd Christofferson, del Quórum de los Doce, y su esposa Katherine; el élder Richard J. Maynes, de la Presidencia de los Setenta, y su esposa Nancy; y miembros de la Presidencia del Área Asia Norte de la Iglesia, el élder Michael T. Ringwood, el élder Koichi Aoyagi y el élder Scott D. Whiting.

Como parte de sus asignaciones en Japón y Corea, el élder Cook, el élder Christofferson y el élder Maynes llevaron a cabo una revisión del Área Asia Norte de la Iglesia; efectuaron conferencias de líderes del sacerdocio, devocionales de miembros y reuniones con los misioneros; participaron en seminarios de presidentes de misión y se entrevistaron con los líderes de gobierno.

“Los santos del Área Asia Norte son independientes espiritualmente y en gran medida independiente temporalmente”, informó el élder Cook.

El élder Christofferson dijo que el Señor ha bendecido a los miembros de la zona a causa de su fidelidad. Son optimistas “a pesar de los desafíos que enfrentan”, añadió, señalando que eran “una minoría clara” en países donde el cristianismo es minoría.

El élder Maynes dijo que uno de los grandes retos de los miembros de la Iglesia en Japón y Corea es tratar de coordinar el tiempo necesario para servir en la Iglesia con sus horarios diarios de trabajo. “Muchos de los miembros trabajan hasta tarde en la noche durante los días de semana, y muchos también trabajan los sábados. Los jóvenes tienen que asistir a la escuela y tienen horarios de orientación especiales que los mantienen ocupados entre semana hasta tarde en la noche, además de que muchas de las actividades de la escuela se programan para los fines de semana. Tanto los adultos como los jóvenes hacen su mejor esfuerzo para tratar de cumplir con sus muchas responsabilidades”.

El élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles, conversa con los miembros de la Iglesia del Área Asia Norte.

Los miembros de Sapporo, Japón, asisten a un devocional para escuchar al élder D. Todd Christofferson el 28 de mayo de 2014.

El élder D. Todd Christofferson visitó el sitio del futuro Templo de Sapporo, Japón, durante su visita a Asia en mayo de 2014.

Estuvieron reunidos el élder Quentin L. Cook, Kim Gyu-hyeon, el ministro de Corea, y el élder D. Todd Christofferson.

El élder Cook se reunió con los miembros y líderes en Tokio, Japón, y en Seúl, Corea, y habló a los misioneros desde la Misión Japón Tokio y la Misión Japón Tokio Sur, como así también desde las misiones de Corea Seúl y Corea Seúl Sur. El élder Christofferson participó en las reuniones que se efectuaron en Tokio, Sapporo y Osaka, Japón; y también en Daejeon y Gwangju, Corea, y se reunió con los misioneros de las misiones Japón Sapporo, Japón Kobe y Corea Daejeon.

Los misioneros en el Área están “contentos y entusiasmados”, dijo el élder Cook. “Uno de nuestros mensajes principales es que los misioneros deben ser edificadores en los barrios y las ramas. Necesitan concentrarse más plenamente con el consejo de barrio para encontrar y enseñar a los miembros menos activos”.

El élder Christofferson dijo que el número de misioneros que presta servicio en el Área Asia Norte de la Iglesia ha aumentado en más de 1.000 durante el año pasado. Como resultado, los misioneros “pasan una parte importante de su tiempo trabajando con los miembros menos activos y buscando a los que entran en la categoría de perdidos y desconocidos. Participan en los consejos de barrio. Los misioneros ayudan a personas y familias específicas”.

Durante el seminario de presidentes de misión, el élder Cook, el élder Christofferson y el élder Maynes se dirigieron a doce presidentes de misión y sus respectivas esposas, todos ellos de siete misiones en Japón, Corea y una misión en Guam/Micronesia. Él élder Cook dijo que era emocionante reunirse con presidentes de misión que “se desempeñan tan bien”.

El élder Christofferson viajó a Osaka y a Sapporo, Japón, se reunió con los miembros y misioneros y visitó el sitio del Templo de Sapporo, Japón, el cual está en construcción. Dijo que él está contento con el progreso que se realiza en el sitio.

Además de reunirse con los líderes, los miembros y los misioneros de la Iglesia, el élder Cook se reunió con Keiji Furuya y Hakubun Shimomura, ambos miembros de la Cámara de Representantes y miembros del Gabinete del Primer Ministro de Japón. El élder Cook y el élder Christofferson también se reunieron con Kim Gyu-hyeon, un Santo de los Últimos Días que presta servicio como vice ministro de Asuntos Exteriores y de Comercio y actúa como Director del Consejo Nacional de Seguridad de Corea. “Le agradecimos por su servicio”, dijo el élder Cook.

El élder Maynes participó en las reuniones de líderes del sacerdocio con el élder Cook en Tokio, Japón, y el élder Christofferson en Daejeon, Corea. “La participación de los Setentas de Área locales, junto con la participación de los presidentes de estaca y sus consejeros, los obispos, los líderes del grupo de sumos sacerdotes y los presidentes de quórum de élderes en estas conferencias de líderes del sacerdocio, fue poderosa e inspirada”, dijo él. “Estos grandes hombres representan a líderes del sacerdocio experimentados y eficaces que están dedicados a sacar adelante la obra del Señor en esta Área hermosa y especial del mundo”.

Durante la revisión del Área de Tokio, el élder Cook, el élder Christofferson y el élder Maynes hablaron del desafío de la obra misional, el costo de las propiedades para los centros de reuniones, el éxito del nuevo curso de estudio y la fuerza general de la nueva generación. Todos los líderes expresaron su agradecimiento por la Presidencia del Área Asia Norte. “Estamos muy impresionados con la forma maravillosa en que la Presidencia de Área preside sobre ella”, dijo el élder Cook.

El élder Christofferson comentó que el curso de estudio es “opuesto a la manera en que funcionan las escuelas” en Asia, donde no hay mucha participación libre de parte de los alumnos. El nuevo curso de estudio es un enfoque de aprendizaje diferente al que ellos están acostumbrados, explicó. “Se sienten alentados con él, y aumenta el entusiasmo de la gente por aprender el Evangelio. Está empezando a esparcirse en el hogar, que es la meta en primer lugar”.

En Gwangju, Corea, el élder Christofferson dedicó un nuevo centro de reuniones. El nuevo edificio fue posible gracias a que los líderes de la Iglesia vendieron pequeñas propiedades en vecindarios más viejos y compraron un trozo más grande de propiedad en una zona de mayor crecimiento y fortaleza en la ciudad, algo que está sucediendo en Japón y en Corea. El centro de reuniones de Gwangju es “un edificio impresionante”, en una vía pública importante, a la cual se accede fácilmente mediante el transporte público, dijo.

En la dedicación de la capilla, el élder Christofferson habló acerca de la Iglesia en Corea hace 50 y 60 años atrás. En aquel entonces, la Iglesia tenía pocos miembros, en su mayoría jóvenes adultos.

“El país era pobre. Había mucha pobreza y mucha hambre. Ahora es un país y una Iglesia prósperos”, dijo, señalando la transformación que tuvo lugar durante medio siglo. “El Señor ha bendecido realmente a la Iglesia, a la gente y al país, en parte por el bien de los miembros debido a su fidelidad”.