Élder Cook: La clave para la obra misional es entender la doctrina

- Por Sarah Jane Weaver, redactora de Church News

  • 8 julio 2013

El élder Quentin L. Cook habla a los nuevos presidentes de misión y sus esposas en el seminario para nuevos presidentes de misión.

Puntos destacados del artículo

  • El élder Quentin L. Cook enseñó que el entender cómo todas las doctrinas del Evangelio se interconectan entre ellas es importante para los misioneros.
  • La obra misional exitosa se produce cuando utilizamos nuestro albedrío para desarrollar las habilidades, los talentos y atributos de Cristo.
  • El enseñar la doctrina que edifica la fe en el Señor Jesucristo ayuda a vencer la oposición en la obra misional.

“Nuestra meta máxima es tener miembros convertidos y consagrados que reciben convenios bautismales y del templo y los renuevan al participar de la Santa Cena cada semana”. —Élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles

Las oportunidades y los desafíos surgen cuando hay un punto en el que convergen el albedrío, la oposición y la fe, dijo el élder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce Apóstoles.

“Es esencial que los misioneros comprendan la relación que existe entre estas doctrinas”, dijo el élder Cook. “Pueden enseñar las tres y lograr la unidad de la doctrina que se espera de los emisarios del Salvador. El impacto combinado de estas doctrinas puede ser sumamente profundo”.

Al hablar en el seminario para nuevos presidentes de misión, el élder Cook habló sobre cada doctrina individualmente.

El élder Cook dijo que el albedrío es la capacidad de escoger y actuar. “Es esencial en el Plan de Salvación”, dijo. “Sin el albedrío no podríamos aprender, progresar o elegir seguir al Salvador”. Él dijo que en el concilio premortal de los cielos, el plan del Padre incluía el elemento esencial del albedrío.

El élder Cook señaló que la doctrina de la oposición se relaciona estrechamente con la doctrina del albedrío y a veces se considera parte de ella. “Sin embargo, debido a que la oposición con frecuencia proviene de fuentes externas o de terceros, es mejor considerarla por separado”, dijo. “Ya que esto es así cuando la oposición se relaciona con la obra misional”.

El élder Cook dijo que el estudio de las Escrituras sobre las bendiciones de la fe en lo referente a la obra misional es verdaderamente inspirador. Tan sólo en el Libro de Mormón, algunas bendiciones misionales de fe incluyen: manifestaciones espirituales, oraciones que se contestaron, conocimiento que se obtuvo, un cambio de corazón que se logró, milagros que se efectuaron, sanación que se recibió, paz que se brindó, la Iglesia que se formó y la salvación que se prometió.

“Al final son los investigadores los que tienen el albedrío moral de aceptar o rechazar la doctrina de Cristo”, dijo él. “En Doctrina y Convenios 10:53, se deja claro que el Señor no establecerá Su Iglesia, a pesar de que los misioneros hagan todo lo correcto, si la gente endurece el corazón. Los investigadores pueden rechazar lo que se les enseñe”.

Él le dijo a los nuevos presidentes de misión que su meta para vencer la oposición y el endurecimiento de corazones es enseñar la doctrina que edifica en los misioneros la fe en el Señor Jesucristo.

El élder Cook compartió una experiencia que tuvo cuando era un joven misionero al intentar abrir una nueva área y convertir suficientes miembros para crear una rama. Hubo gran oposición y un artículo negativo de un periódico. Sin embargo, con la guía divina, los jóvenes misioneros tuvieron éxito en la búsqueda de las familias que los llevaría a formar la rama futura.

El élder Cook dijo que esa experiencia le proporcionó lecciones inestimables:

· “Me sentí bendecido con una visión de lo que el Señor deseaba que ocurriera en esa nueva rama al establecer Su Iglesia.

· “Reconocí el poder que radica en llegar humildemente a un plan que incluía metas y objetivos para lograr esa visión.

· “Sentí la bendición espiritual de suplicar la ayuda de Dios para lograr Sus propósitos.

· “Descubrí que la oposición puede ser una bendición.

· “Aprendí la necesidad de responder a las impresiones del Espíritu Santo.

· “Comprendí que el poder y la influencia que los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares contribuyen a la obra de salvación”.

El élder Cook dijo que la forma en que los misioneros consideren sus misiones, se determina en general por la forma en que utilizaron las metas y el planeamiento.

Dos extremos relacionados con las metas misionales fueron un problema antes de contar con la guía nueva de Predicad Mi Evangelio, dijo él. “Primero, de vez en cuando, en lugar de que los misioneros se centraran en edificar barrios y ramas y ayudar al Señor a establecer Su Iglesia, algunas misiones se centraban exclusivamente en bautismos… Se debe reconocer que el otro lado del espectro, antes de tener Predicad Mi Evangelio, algunos presidentes de misión se sentían incómodos de proporcionar siquiera una visión de lo que un misionero de éxito está tratando de lograr, y algunos evitaban cualquier cosa que tuviera que ver con fijar metas y el planeamiento necesario para lograr dichas metas”.

Los presidentes que aprendan a ayudar a los misioneros con el establecimiento de metas, la planificación y a ser responsables no sólo ayudarán a que muchas personas reciban el Evangelio restaurado y a edificar barrios y ramas, sino que también bendecirán a los misioneros a lo largo de su vida.

“Naturalmente, nuestra meta máxima es tener miembros convertidos y consagrados que reciben convenios bautismales y del templo y los renuevan al participar de la Santa Cena cada semana. Los bautismos que no establecen la Iglesia con barrios y ramas fuertes, y que no conducen a los convenios, no lograrán los propósitos del Padre Celestial para Sus hijos”.