El élder Nelson enseña y testifica en el Área Asia Norte

- Por Marianne Holman, redactora de Church News

  • 19 marzo 2013

En Tokio, desde la izquierda, están el élder Tad R. Callister, la hermana Kathryn Callister, la hermana Wendy Nelson, el élder Russell M. Nelson, el obispo Dean M. Davies, la hermana Darla Davies, el élder Michael T. Ringwood y la hermana Rosealie Ringwood.  © 2013 Intellectual Reserve, Inc.

Puntos destacados del artículo

  • El élder Russell M. Nelson visitó Guam y Japón, en el Área Asia Norte del 23 de febrero al 3 de marzo de 2013.
  • Él dijo que un punto culminante de su viaje fue asistir al Templo de Tokio, donde él y la hermana Nelson hicieron la obra vicaria por sus antepasados.
  • El élder Nelson dijo que el entusiasmo en Guam y en Japón se compara con las reacciones que él ha visto en todo el mundo en cuanto al cambio de edad para misioneros elegibles.

“La mayoría de las personas viven día a día sin pensar en lo que harán después de esta vida, así que tratamos de darles esa perspectiva eterna. Esta experiencia mortal es sólo el acto dos de una obra de teatro de tres actos, lo mejor aún está por venir”. —Élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce

Después de sólo un poco más de dos años después de que un apóstol visitara Guam para organizar la primera estaca del país el 10 de diciembre de 2010, el élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, visitó la isla situada en el oeste del Océano Pacífico, durante su primera parada de una visita extensa de casi dos semanas al área Asia Norte.

Acompañaban al élder Nelson, su esposa, la hermana Wendy Nelson; el élder Tad R. Callister, de la Presidencia de los Setenta, y su esposa, la hermana Kathryn Callister; y el obispo Dean M. Davies, Segundo Consejero del Obispado presidente, y su esposa, la hermana Darla Davies. Los miembros de la Presidencia del Área Asia Norte, el élder Michael T. Ringwood, el élder Kazuhiko Yamashita y el élder Koichi Aoyagi, de los Setenta, también acompañaron a los líderes de la Iglesia en diversas ocasiones durante su visita.

La visita en la zona comenzó con una conferencia de líderes del sacerdocio en Guam, el 23 de febrero y concluyó con una reunión de distrito en Okinawa, Japón, el 3 de marzo.

Después de la reunión de líderes del sacerdocio en Guam, el élder Nelson llevó a cabo reuniones especiales con los miembros, misioneros y los líderes locales de la Iglesia y se reunió con líderes gubernamentales de Japón.

“Podemos aprender dos cosas del pueblo [asiático]”, dijo él. “Primero es la honradez, y segundo, es la reverencia por sus antepasados”.

El élder Nelson dijo a Church News que fue una maravillosa asignación reunirse con la gente de esa región del mundo, pero que no importa donde él esté ya que su mensaje sigue siendo el mismo.

“Estamos aquí para enseñar y testificar del Señor Jesucristo y de su Evangelio restaurado”, dijo él. “Esa es la forma de hallar gozo y propósito en la vida. Mientras que el mundo y la gente del mundo hagan lo mejor que puedan en la obscuridad y desesperación, no pueden encontrar felicidad de ninguna otra manera. Así que el nuestro es un mensaje de paz y de gozo, de fortalecer a las familias, estableciendo lazos afectivos entre el esposo y la esposa, los hijos a sus padres y las personas a sus antepasados… para que todos puedan disfrutar de la vida eterna en la presencia de Dios cuando termine su estadía en la tierra.

“La mayoría de las personas viven día a día sin pensar en lo que harán después de que esta vida termine, así que tratamos de darles esa perspectiva eterna. Esta experiencia mortal es sólo el acto dos de una obra de teatro de tres actos, lo mejor aún está por venir”.

El élder Nelson dijo que un punto culminante de su visita fue cuando él y la hermana Nelson asistieron al Templo de Tokio.

“Es una gran bendición tener dos templos en Japón, y un tercero (ubicado en Sapporo) está en construcción”, dijo él. “Fuimos al Templo de Tokio y asistimos a una sesión de investidura. Realizamos la obra vicaria por los antepasados [de la hermana Nelson]. Eso es lo que hacemos ahora, no vamos sencillamente al templo y tomamos los nombres de gente desconocida; tomamos los nombres de la familia”.

La hermana Nelson, junto con la hermana Callister y la hermana Davies, se dividieron e hicieron visitas especiales a algunos miembros de la Iglesia. “Hicieron muchas cosas buenas”, dijo el élder Nelson. “Lograron una gran obra, tal vez aún más valiosa que lo que hicimos con la reunión de revisión de Área. Estuvieron en sus hogares y tomaron fotografías, fue muy tierno”.

Una parte única de este viaje fue una reunión especial llevada a cabo el 3 de marzo con el distrito de Okinawa, un distrito para el personal militar estadounidense y sus familias.

“Es muy inusual reunirnos con un distrito militar”, dijo él. También fue durante su visita a Tokio que el élder Nelson, junto con la Presidencia del Área de Tokio se reunieron con los líderes gubernamentales locales — Fumio Kishida, Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, y Sadakazu Tanigaki, Ministro de Justicia de Japón.

“Hablaron de forma entusiasta de la Iglesia, expresando gratitud por nuestra ayuda tras el terremoto, por las elevadas normas morales y la responsabilidad ciudadana de los Santos de los Últimos Días japoneses”, dijo él. “Fueron muy cálidos y amigables, y les expresamos nuestra gratitud por permitir [que fuera posible]… por nuestros misioneros y visitantes como nosotros al ir a Japón”.

Japón tiene seis misiones. El élder Nelson dijo que pocos meses después del anuncio del presidente Thomas S. Monson de cambios en los requisitos de edad para los misioneros jóvenes hay todavía una “ola de emoción por toda la tierra”.

Durante su visita a Tokio, el élder Nelson, junto con la Presidencia de Área, se reunió con dos líderes gubernamentales locales —Fumio Kishida, Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, y Sadakazu Tanigaki, Ministro de Justicia de Japón. © 2013 Intellectual Reserve, Inc. (de la Sala de prensa, Japón)

“Todo el mundo está lleno de energía y entusiasmado con la obra misional”, dijo él. “Es sin precedentes. Los jóvenes quieren ir. Ellos salen con personas del sexo opuesto en forma diferente. Están más deseosos de aprender el Evangelio. Ahora se enseñan unos a otros en las clases de los jóvenes. Saben cómo obtener toda la información de internet. Ahora ellos son los responsables de prepararse para su misión”.

El élder Nelson dijo que el entusiasmo en Guam y Japón coincide con las reacciones que él ha visto en todo el mundo.

Antes de un devocional en la oficina administrativa del Área Asia Norte para los empleados y misioneros mayores, el élder Nelson estuvo muy contento de volver a familiarizarse con alguien que había conocido hace muchos años. Uno de los misioneros de matrimonios mayores se presentó como Kan Watanabe. El élder Nelson respondió rápidamente, recordándolo de una visita de años anteriores mientras servía como Presidente General de la Escuela Dominical. El élder Nelson le pregunta sobre la familia y la vida en la Iglesia al élder Watanabe. Al saber más acerca de los hijos y nietos fieles del misionero, él reconoció el crecimiento que ha ocurrido en la Iglesia en esos años.

“Estamos logrando más y más miembros de varias generaciones en Japón”, dijo el élder Nelson. “Estamos logrando ese tipo de profundidad que llega a las familias de varias generaciones”.

Al describir a la futura generación de miembros de la Iglesia, los jóvenes y los jóvenes adultos, con los que se reunió en sus viajes, el élder Nelson dijo que son “jóvenes brillantes y llenos de luz” que “saben quiénes son, y saben a dónde van… Es divertido enseñarles porque son tan receptivos. Son la crema de la cosecha”.

Durante su visita a Tokio, el élder Nelson, junto con la Presidencia de Área, se reunió con dos líderes gubernamentales locales —Fumio Kishida, Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, y Sadakazu Tanigaki, Ministro de Justicia de Japón. © 2013 Intellectual Reserve, Inc. (de la Sala de prensa, Japón)