El élder Walker habla sobre cinco maneras en que podemos ser como el presidente Monson

Por Por Marianne Holman, redactora de Church News

  • 7 mayo 2013

El élder William R. Walker, de los Setenta, habló durante el devocional del Sistema Educativo Iglesia celebrado en el Centro BYU–Idaho en Rexburg, Idaho, el 5 de mayo.  Foto por Sara Collier.

Puntos destacados del artículo

  • El élder William R. Walker, de los Setenta, habló durante el devocional del SEI en Rexburg, Idaho, el 5 de mayo.
  • Él compartió cinco maneras en que las personas pueden seguir la vida y las enseñanzas del presidente Monson.
  • Sean felices y positivos, sean amorosos con los niños, amen el templo, sigan las impresiones del Espíritu y amen a los demás, dijo.

“El presidente Monson nos ha mostrado la manera, es una manera mejor; es a la manera del Señor”.
— élder William R. Walker, de los Setenta

Al seguir y emular al profeta del Señor, el presidente Thomas S. Monson, las personas pueden llegar a ser más fieles discípulos del Señor Jesucristo, dijo el élder William R. Walker, de los Setenta, durante el devocional del Sistema Educativo de la Iglesia celebrado en el Centro BYU-Idaho, en Rexburg.

El Señor proporciona pautas para que las personas sepan cómo comportarse, cómo vivir y cómo hacer las cosas, dijo el élder Walker. “Nuestro mayor deseo es modelar nuestra vida según la del Salvador”.

También es mediante el emular los ejemplos de rectitud de otras personas —como el presidente Monson— que las personas pueden llegar a ser más como el Señor. “El presidente Monson nos ha mostrado la manera”, dijo. “Es una manera mejor; es a la manera del Señor”.

El élder Walker compartió cinco maneras en que las personas pueden seguir la vida y las enseñanzas del presidente Monson.

1. Podemos ser positivos y podemos ser felices.

El élder Walker recordó un día que se hallaba aguardando fuera del salón de reuniones de la Primera Presidencia. Lo habían invitado a participar en una reunión y mientras aguardaba, oyó a alguien que se acercaba silbando. Un instante después, vio a la persona que silbaba doblar la esquina… y era el presidente Monson.

“Aun llevando el peso de toda la Iglesia sobre sus hombros, él es un ejemplo de felicidad y siempre tiene una actitud positiva. También debiéramos ser así”, dijo él.

2. Podemos ser amables y amorosos con los niños.

Al compartir su experiencia de viajar con el presidente Monson a la dedicación de varios templos, el élder Walker dijo que el profeta ama incluir a los niños en las ceremonias de la piedra angular.

“Él hace que sea divertido para los niños”, dijo él. “Que ellos puedan recordarlo. Siempre los recibe con una gran sonrisa, los alienta, los felicita… Sus cálidos recibimientos en ocasiones incluyen el chocar los cinco, mover las orejas y alentarlos a servir en misiones y casarse en el templo”.

3. Podemos seguir las impresiones del Espíritu.

El presidente Monson es conocido por su devoción al Señor y su compromiso de seguir las impresiones del Espíritu, dijo el élder Walker.

4. Podemos amar el templo.

El presidente Monson ha prometido que cuando los miembros de la Iglesia amen y asistan al templo, sus vidas serán un reflejo de su fe, y serán capaces de soportar toda prueba y superar cada tentación.

5. Podemos ser amables, considerados y amar a los demás.

“El presidente Monson es un ejemplo maravilloso de amar a los demás”, dijo el élder Walker. “Todo su ministerio ha estado repleto de visitas a hogares; imposiciones de manos para dar bendiciones; hacer llamadas telefónicas inesperadas para brindar consuelo y aliento; enviar cartas de aliento, felicitaciones y aprecio; visitas a hospitales y asilos; y encontrar el tiempo para ir a funerales y velatorios a pesar de tener una agenda repleta”.

El élder Walker, de los Setenta, habla durante el devocional del SEI en el Centro BYU-Idaho en Rexburg, Idaho, el cual se llevó a cabo el 5 de mayo. Foto por Sara Collier.