Las familias deben conversar sobre cómo usar las redes sociales de manera correcta

Por Camille West, LDS.org Church News

  • 1 Febrero 2017

Los padres tienen la oportunidad y la responsabilidad de deliberar en consejo con sus hijos para determinar no solo qué canales sociales son apropiados para usar en sus hogares, sino también cómo usar las herramientas correctamente y qué medidas de protección seguirá la familia.

Puntos destacados del artículo

  • Los padres deben deliberar en consejo con sus hijos sobre el uso de las redes sociales y guiarlos “a los principios de preparación y prevención”.
  • Cuando los padres ayudan a sus hijos a aprender y aplicar los principios adecuados, ellos podrán cada vez más gobernarse a sí mismos.

Cada vez más, la Iglesia está usando nuevas tecnologías y la popularidad de las redes sociales para asegurarse de que los mensajes del evangelio de Jesucristo se extiendan a los “lejanos extremos de la tierra” y sean “[predicados] a toda criatura” (D. y C. 58:64), cumpliendo las profecías sobre la expansión de la obra misional en los últimos días.

Mientras la Iglesia continúa sus esfuerzos por compartir luz y bondad en varios canales sociales, los padres tienen la oportunidad y la responsabilidad de deliberar en consejo con sus hijos para determinar no solo qué canales sociales son apropiados para usar en sus hogares, sino también cómo usar las herramientas correctamente y qué medidas de protección seguirá la familia.

La función de la tecnología en la obra de proclamar el Evangelio

“La tecnología brinda una multitud de canales poderosos por los cuales podemos proclamar a ‘Jesucristo, y a este crucificado’ (1 Corintios 2:2) y ‘[predicar] el arrepentimiento a la gente’ (D. y C. 44:3)”, enseñó el élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, durante un seminario para nuevos presidentes de misión (“Proclamar estas cosas al mundo”, [discurso dado en un seminario para nuevos presidentes de misión, 24 de junio de 2016]). 

El consejo del élder Bednar se aplica especialmente a los padres y a las familias de hoy.

“Los dispositivos digitales y móviles de seguro cambiarán en términos de uso, tamaño y poder, pero ¡no van a desaparecer!”, dijo él. De hecho, este “avance milagroso de las innovaciones, los inventos y las tecnologías” ha activado y acelerado la obra de salvación y es parte del apresurar la obra del Señor en los últimos días.

“Los dispositivos digitales y móviles de seguro cambiarán en términos de uso, tamaño y poder, pero ¡no van a desaparecer!”. El élder Bednar dijo que la nueva generación —inmersa en las redes sociales— está bien preparada para escuchar y aprender sobre el Evangelio restaurado mediante esos medios de comunicación.

La nueva generación está bien preparada para escuchar y aprender sobre el Evangelio restaurado mediante esos medios de comunicación.

“La mayoría de los jóvenes utiliza extensamente una amplia variedad de tecnologías digitales”, dijo el élder Bednar. Probablemente están inmersos en Facebook, Twitter, YouTube y Snapchat, usando las redes sociales para reunir y compartir información, y para comunicarse con familiares y amigos. “[Llevan] y [usan] dispositivos móviles literalmente dondequiera que [van]”.

El élder Bednar en su discurso “Inundar la tierra como con un diluvio” alentó a los discípulos de Cristo a usar esas herramientas inspiradas de forma apropiada y más eficaz para:

  • Testificar de Dios el Padre Eterno, Su plan de felicidad para Sus hijos, y Su Hijo Jesucristo, como el Salvador del mundo.
  • Proclamar la realidad de la restauración del Evangelio en los últimos días.
  • Cumplir con la obra del Señor.

Para lograr estas metas, la Iglesia ha incrementado constantemente su presencia en las redes sociales, lo cual incluye páginas personales en Facebook y Twitter para cada miembro de la Primera Presidencia, del Cuórum de los Doce Apóstoles y de otros líderes. (Conoce cómo puedes seguirlos en las redes sociales).

La Iglesia usa una variedad de canales de redes sociales para publicar con frecuencia mensajes inspiradores e invitar a los miembros a “compartir bondad”. Un ejemplo es la reciente campaña “Ilumina el mundo”, alentando a las personas a compartir la luz de Cristo mediante pequeños pero significativos actos de servicio durante diciembre y después también.

La Iglesia usa una variedad de canales de redes sociales para publicar con frecuencia mensajes inspiradores e invitar a los miembros a “compartir bondad”. Un ejemplo es la reciente campaña “Ilumina el mundo”.

El élder Bednar ha invitado a los miembros a “que inunden la tierra con mensajes llenos de rectitud y de verdad”.

Cuatro pautas para los mensajes en las redes sociales

El élder Bednar invitó a los miembros a “que inunden la tierra con mensajes llenos de rectitud y de verdad” siguiendo estas cuatro pautas:

  1. Ser auténticos y coherentes.
  2. Procurar edificar y alentar en vez de discutir, debatir, condenar o denigrar.
  3. Respetar la propiedad intelectual de otras personas y organizaciones.
  4. Ser prudentes y estar atentos a fin de protegerse a uno mismo y a los seres queridos. (Recuerda, el mundo tendrá acceso a tus mensajes y fotografías siempre).

Algunas advertencias

A pesar del uso correcto de estos poderosos canales, “cada herramienta para alcanzar el bien con el tiempo se adapta y la utiliza el diablo para llevar a cabo el mal”, dijo el élder Bednar (“Proclamar estas cosas al mundo”).

En una charla fogonera del SEI en 2009, el élder Bednar advirtió contra el “posible impacto opresivo, sofocante, represivo y limitante de algunos tipos de interacciones y experiencias ciberespaciales en nuestra alma” y rogó a los miembros que “se guarden de la influencia de las tecnologías ciberespaciales que se utilizan para producir alta fidelidad y que promueven propósitos degradantes y perversos, lo cual entorpece los sentidos y destruye al espíritu” (“Las cosas como realmente son”, Liahona, junio de 2010, pág. 26).

“Se puede desperdiciar mucho tiempo, se pueden dañar o destruir muchas relaciones, y se pueden interrumpir valiosos modelos de rectitud cuando la tecnología se usa incorrectamente”, advirtió luego. “No debemos permitir que ni aun las aplicaciones buenas de las redes sociales prevalezcan ante el mejor uso de nuestro tiempo, energía y recursos” (“Inundar la tierra como con un diluvio”).

El deber de los padres de preparar y enseñar

El élder Bednar ha enseñado que cuando los padres ayudan a sus hijos a aprender y aplicar principios adecuados, ellos podrán cada vez más gobernarse a sí mismos.

Debido a los peligros inherentes a la tecnología, los padres tienen un deber sagrado de hablar con sus hijos sobre el uso de las redes sociales y otras tecnologías, y guiarlos “a los principios de preparación y prevención”.

“Sean cuidadosos de recomendar en exceso el uso de la tecnología o de crear infinidad de reglas y restricciones”, dijo el élder Bednar. “Las actitudes deseadas y el comportamiento recto no se desarrollarán en un ambiente de constante control y coacción. Su amor, paciencia, enseñanza y ministerio brindarán apoyo espiritual importante cuando ellos marchen adelante en el sendero estrecho y angosto”.

Cuando los padres ayudan a sus hijos a aprender y aplicar principios adecuados, ellos podrán cada vez más gobernarse a sí mismos, dijo él.

Tales principios incluyen:

  • Enseñar a los hijos “a ejercer con rectitud el albedrío moral y a llegar a ser agentes que actúan de acuerdo con la doctrina de Cristo en lugar de como objetos sobre los cuales se actúa”.
  • Ayudarlos a que “[sepan] que el único filtro que satisfactoriamente puede superar y evitar el mal reside en el corazón y en la mente de un discípulo fiel de Cristo. Solo la compañía del Espíritu Santo puede fortalecerlos lo suficiente contra ‘los dardos de fuego del maligno’ (Efesios 6:16)”.
  • Ayudarlos a “[descubrir] por inspiración las diversas maneras en que se pueden usar estas herramientas para adelantar la obra de salvación”.

El vivir con medidas de protección —tales como no usar la tecnología cuando los demás no pueden ver tu pantalla— requiere esfuerzo y práctica.

Tal guía ayudará a los jóvenes a “[establecer] principios firmes sobre los cuales pueden basar sus acciones” (“Proclamar estas cosas al mundo”).

Establecer medidas de protección familiares

Conforme los padres trabajan con sus familias para establecer medidas de protección a fin de usar la tecnología, pueden ser útiles las siguientes pautas adaptadas del folleto para misioneros Medidas de protección en el uso de la tecnología (disponible tanto impreso como en la aplicación Biblioteca del Evangelio):

  • Estar en armonía con las impresiones del Espíritu. Los filtros pueden proteger a tu familia de contenido inapropiado, pero no son 100 por ciento eficaces todo el tiempo. El mejor filtro es la voluntad propia de la persona y el deseo de tomar las decisiones correctas, con la ayuda del don del Espíritu Santo.
  • Estar centrado en un objetivo más alto. Tener un objetivo específico para usar la tecnología y limitar su uso cuando estés aburrido, te sientas solo, enojado, estresado o sientas cualquier emoción que te haga vulnerable o susceptible de usar la tecnología inapropiadamente.
  • Ser disciplinado. No dejes que tus dispositivos te controlen. Utiliza configuraciones que te permitan minimizar interrupciones durante reuniones, citas y conversaciones.
  • Ser uno. Pónganse de acuerdo como familia para apoyarse el uno al otro al establecer y seguir medidas de protección. No uses la tecnología cuando estés solo o cuando los demás no puedan ver tu pantalla. Si un miembro de la familia usa de mala manera la tecnología, con amor trabajen juntos para evaluar los cambios necesarios y fortalecer los hábitos correctos.

El vivir con medidas de protección requiere esfuerzo y práctica. El edificar relaciones fuertes y justas con tu familia y el ayudarse el uno al otro a depender de la fortaleza que proviene de la expiación de Cristo ofrece la mejor protección.