Una campaña de la revista Liahona invita a los niños: “¡Ayúdanos!”

Por Austin Cannon, redactor de Church News en LDS.org

  • 1 Mayo 2015

Siluetas de manos y fotos enviadas a Liahona por niños de todo el mundo. La campaña “¡Ayúdanos!” continúa hasta fines de 2015.  Fotografía por Richard Romney.

Puntos destacados del artículo

  • La campaña “¡Ayúdanos!” invita a los niños a encontrar y dar servicio, luego trazar sus manos en una hoja de papel y enviar la silueta de mano, con el acto de servicio escrito en ella, a la revista Liahona.
  • ¡Ya se han recibido más de 7.600 siluetas de manos de niños de todo el mundo!

“Esperamos que se sientan habilitados con poder, que se den cuenta de que hay cosas realmente importantes que pueden hacer y que prestar servicio se convierta en un hábito. Esperamos que esta idea de ser capaces de ayudar a los demás se convierta en algo que recuerden y lleven consigo”. —Jan Pinborough, editora administrativa de la revista Friend

Las manos, al igual que el servicio, vienen en todos los tamaños. La revista Liahona incorpora ambos en su nueva campaña “¡Ayúdanos!”.

La campaña, que se implementó en las revistas Friend y Liahona de enero de 2015, anima a los niños a encontrar maneras de prestar servicio. Invita a los niños a buscar y realizar un acto de servicio y luego trazar sus manos en una hoja de papel, escribir su acto de servicio dentro de la silueta de mano y enviarla a la revista Friend o Liahona. Las siluetas de manos se estarán publicando en las dos revistas durante 2015 para que los niños las vean.

“A menudo recibimos cartas de niños que nos cuentan cómo están tratando de seguir al Salvador al servir a los demás”, dijo Jan Pinborough, editora administrativa de la revista Friend. “Y queríamos mostrarles la importancia de lo que hacen. Hay aproximadamente un millón de niños de la Primaria en todo el mundo. Si un millón de niños en el mundo está buscando maneras de servir a los demás, piensen qué diferencia significativa marcarán”.

La inspiración para la campaña proviene del discurso del presidente Dieter F. Uchtdorf de la conferencia de abril de 2010, intitulado “Ustedes son Mis manos”. El presidente Uchtdorf cuenta el relato de una cierta estatua de Jesucristo dañada en la Segunda Guerra Mundial. La gente del pueblo, al no poder sustituir las manos de la estatua cuando la restauraron, agregó estas palabras a la base: “Ustedes son Mis manos”.

Todos, sin importar su edad, pueden ser las manos del Salvador al servir a los demás. “A menudo los niños son los que más se entusiasman con el servicio a su prójimo”, dice la hermana Pinborough. “Ellos son amorosos y valientes de manera innata”.

Manos e imagen cortesía de Michelle Rodgers, de Folsom, California. Fotografía por Richard Romney.

Austin y Elizabeth Roundy, con la ayuda de sus padres, hicieron a mano 77 osos de peluche para pacientes de un hospital. El servicio puede venir en todos los tamaños. Fotografía cortesía de Susan Roundy.

La respuesta a la campaña “¡Ayúdanos!” ha sido increíble hasta ahora. Más de 7.600 siluetas de manos ya han llegado provenientes de niños de todo el mundo, de Ámsterdam a Argentina y de Bangkok a Brasil, y llegan más todos los días.

Miriam, de 6 años, de Bosnia y Herzegovina envió su silueta de mano, diciendo: “Hice una tarjeta para mi madre cuando ella estaba enferma”.  David, de 11 años, de Colombia escribió: “Ayudé a alguien a leer en su hogar”. Nicki, de 11 años, de Utah, EE. UU., dijo: “Yo doné mantas, juguetes, alimentos, platos y golosinas a los refugios de animales”.

Thomas, de 9 años, de Noruega, escribió: “Ayudé a hacer estuches para regresar a la escuela para niños necesitados”. Y Ella, de 3 años, de Ontario, Canadá, dijo: “Doy abrazos a las personas cuando están tristes”. Estos niños son tan sólo unos pocos de entre miles que han enviado sus siluetas de manos, cada uno con su propia historia que contar.

Familias y Primarias enteras han enviado sus siluetas de manos también. Cuando Michelle Rodgers, de Folsom, California, vio la actividad en Liahona, pensó que sería una idea excelente para la noche de hogar. “Era muy fácil y rápida, y pensé: ‘Perfecto, esto es justo lo que necesitamos esta noche’”.

La hermana Rodgers, su esposo y sus cuatro hijos, de entre 4 y 12 años, cada uno envió una silueta de mano. Pasaron dos noches de hogar llevando a cabo el proyecto. La primera noche tuvieron un breve análisis sobre el servicio y lo que podrían hacer. La semana siguiente hablaron acerca de lo que habían logrado y recortaron y decoraron sus siluetas de manos.

Mientras que los hijos de la familia Rodgers disfrutaron mucho de la creación de las siluetas de manos, el hermano y hermana Rodgers agradecieron la valiosa lección de servicio. “Me gusta tener la oportunidad de enseñar a mis hijos acerca de las lecciones importantes de la vida”, dijo la hermana Rodgers. “Y me gustó la manera en que aceptaron la invitación y la cumplieron”.

La familia Rodgers se dio cuenta de que ya hacían mucho servicio unos a otros, pero esta actividad les ayudó a prestarle atención y buscar oportunidades para hacer más.

“A medida que los niños que nos están enviando sus siluetas de manos en este año vayan creciendo, esperamos que su amor por servir crezca también”, dijo la hermana Pinborough.

Las revistas Friend y Liahona seguirán juntando las siluetas de manos hasta octubre de 2015. El personal de las revistas lleva un conteo para informar a los niños el progreso que están haciendo. También planean mostrar de forma creativa todas las manos y fotografiarlas para poder compartir el proyecto terminado con todos los niños.

Si te gustaría participar, puedes obtener más información en https://www.lds.org/liahona/2015/01/children/give-us-a-hand?lang=spa. Tus padres o tutores legales deben dar su permiso para que la silueta de mano aparezca en las revistas. Llena el formulario de esta página y envíalo junto con la silueta de mano y la fotografía del niño para que se pueda utilizar.

¡Únete para ver cuánta diferencia pueden marcar tus manos y tu servicio!