Se realizó la Reunión General de la Sociedad de Socorro; se destacó Hijas en Mi reino

  • 25 septiembre 2011

Puntos destacados del artículo

  • El presidente Uchtdorf enseñó cinco cosas importantes que las hermanas nunca deben olvidar.
  • La hermana Beck habló acerca de la función y el propósito de la Sociedad de Socorro.
  • La hermana Allred habló acerca de la caridad y la manera de ponerla en práctica por medio del programa de maestras visitantes.
  • La hermana Thompson habló acerca del gozo y la protección que pueden brindar los convenios.

“[Hijas en Mi reino] unificará y alineará una hermandad mundial con los propósitos de la Sociedad de Socorro y los modelos y privilegios de los discípulos”. —Julie B. Beck, presidenta general de la Sociedad de Socorro

Los temas centrales de la reunión general de la Sociedad de Socorro, que se llevó a cabo el 24 de septiembre de 2011, fueron los siguientes: importantes verdades que nunca debemos olvidar, el rol de la Sociedad de Socorro en la vida de las hijas del Padre Celestial, la caridad y los convenios.

El presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, usó la flor nomeolvides como metáfora en su discurso. Comparó la flor de cinco pétalos con las cinco cosas que las hermanas, si son sabias, nunca deben olvidar:

  • No olvidarse de ser paciente con una misma.
  • No olvidarse de la diferencia que existe entre un buen sacrificio y un sacrificio que no vale la pena.
  • No olvidarse de ser feliz ahora.
  • No olvidarse del “porqué” del Evangelio.
  • No olvidarse de que el Señor las ama.

“Hermanas, hay algo inspirador y sublime en la pequeña flor nomeolvides”, dijo el presidente Uchtdorf. “Espero que sea un símbolo de las pequeñas cosas que dan gozo y dulzura a su vida. Nunca olviden que deben ser pacientes y compasivas con ustedes mismas, que algunos sacrificios son mejores que otros, que no hace falta esperar un billete dorado para ser felices. Por favor nunca olviden que el “porqué” del evangelio de Jesucristo las inspirará y las elevará. Y nunca olviden que su Padre Celestial las conoce, las ama y las cuida”.

En la reunión se anunció el lanzamiento de Hijas en Mi reino: La historia y la obra de la Sociedad de Socorro a principios de septiembre. Las tres integrantes de la presidencia general de la Sociedad de Socorro usaron citas del libro en sus mensajes.

Julie B. Beck, la presidenta general de la Sociedad de Socorro, intituló su discurso “Lo que espero que mis nietas comprendan acerca de la Sociedad de Socorro”, con la esperanza de que sus nietas y otras personas tuvieran “un claro entendimiento de lo que el Señor tenía en mente para Sus hijas cuando se organizó la Sociedad de Socorro”, dijo.

Dijo que la Sociedad de Socorro había sido organizada de acuerdo con un modelo de discipulado que existió en la Iglesia en tiempos antiguos; que fue organizada “bajo el sacerdocio”, bajo el modelo del sacerdocio; habló acerca de la influencia de una hermandad mundial y la capacidad de hacer el bien; y también acerca de la importancia de cuidar y ministrar, especialmente por medio del programa de maestras visitantes.

La hermana Beck concluyó diciendo que “éstas y otras enseñanzas esenciales sobre la Sociedad de Socorro están ahora disponibles” en Hijas en Mi reino.

“En este libro aparece un registro del legado de la Sociedad de Socorro y de las mujeres de esta Iglesia”, dijo. “[El libro] unificará y alineará una hermandad mundial con los propósitos de la Sociedad de Socorro y los modelos y privilegios de los discípulos. Es un testimonio del papel esencial que desempeña la mujer en el plan de felicidad de nuestro Padre, y proporciona una norma inquebrantable de lo que creemos, de lo que hacemos y de lo que defenderemos”.

Silvia H. Allred, la primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habló acerca del lema de la Sociedad de Socorro, “La caridad nunca deja de ser”, y citó ejemplos de Hijas en Mi reino al hablar acerca de cómo la caridad pasó a ser un asunto central de la organización de la Sociedad de Socorro. También citó las enseñanzas del presidente Thomas S. Monson; el profeta José Smith; y Pablo, Nefi y Mormón, de las Escrituras, para hablar acerca de qué es la caridad y cómo la obtenemos.

El programa de maestras visitantes, dijo, es “una de las formas más importantes de practicar la caridad. Por medio de las visitas eficaces, tenemos muchas oportunidades de amar, ministrar y de servir a otras personas. Expresar caridad o amor, purifica y santifica nuestra alma, lo que nos ayuda a llegar a ser más como el Salvador”.

Barbara Thompson, la segunda consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro, habló acerca de la importancia de “adherirse” a los convenios y del gozo y la protección que ellos brindan. Al igual que la hermana Beck y la hermana Allred, citó Hijas en Mi reino. Habló de una hermana que había recibido gozo por haber guardado convenios: Sarah Rich, una ciudadana de Nauvoo que fue llamada a servir en el templo antes de que los Santos fueran expulsados de la ciudad. Y citó lo siguiente del diario de la hermana Rich:

“‘Muchas fueron las bendiciones que recibimos en la casa del Señor y que nos brindaron gozo y consuelo en medio de todas nuestras aflicciones y que nos facultaron para tener fe en Dios, sabiendo que Él nos iba a guiar y a sostener en la jornada incierta que teníamos por delante’”.

“El guardar convenios es verdadera dicha y felicidad”, dijo la hermana Thompson. “Es consuelo y paz; es protección de las maldades del mundo. El guardar nuestros convenios nos será de ayuda en tiempos de pruebas.

“Testifico que a medida que tengamos fe en Cristo y nos adhiramos a nuestros convenios, recibiremos el gozo del que se habla en las Escrituras y el que nos han prometido nuestros profetas de los últimos días”.

Ver y escuchar otra vez

El video de la transmisión en vivo estará disponible apenas termine la transmisión. El audio estará disponible en más de 70 idiomas, en conference.lds.org y en el Canal Mormón, en iTunes, ocho horas después de la transmisión. El video estará disponible en 12 idiomas 24 horas después de la transmisión (tanto la sesión entera como los segmentos de los discursos y las canciones), en conference.lds.org, podcasts, iTunes y YouTube.