Se insta a los miembros a fortalecer sus testimonios durante la conferencia de abril

Por Por Marianne Holman Prescott, redactora de Church News

  • 8 Abril 2014

El presidente Henry B. Eyring, el presidente Thomas S. Monson y el presidente Dieter F. Uchtdorf esperan el comienzo de la sesión de la tarde de la Conferencia General Anual Nº 184 en Salt Lake City, el sábado 5 de abril de 2014.  Fotografía por Kristin Murphy, Deseret News.

Al final de la Conferencia General Anual Nº 184 de la Iglesia, una “conferencia maravillosa”, el presidente Thomas S. Monson pidió a los 15 millones de miembros en todo el mundo que constantemente fortalezcan su testimonio del Evangelio, “para que sean una protección contra los bofetones del adversario”.

“Al meditar los mensajes que hemos escuchado, ruego que tomemos la resolución de hacer las cosas un poco mejor que en el pasado”, dijo al finalizar la sesión del domingo por la tarde de la conferencia. “Que seamos bondadosos y amorosos hacia aquellos que no comparten nuestras creencias y nuestras normas. El Salvador trajo a esta tierra un mensaje de amor y buena voluntad para todos los hombres y mujeres. Deseo que siempre sigamos Su ejemplo.

“Afrontamos grandes desafíos en el mundo hoy en día, pero les aseguro que nuestro Padre Celestial está al tanto de nosotros. Él nos guiará y nos bendecirá si ponemos nuestra fe y confianza en Él, y nos ayudará a sobrellevar cualquier dificultad que tengamos”.

Más de 100.000 miembros de la Iglesia se reunieron el 5 y 6 de abril en el Centro de Conferencias en Salt Lake City para escuchar al presidente Monson y a otros líderes de la Iglesia ofrecer consejo y dirección.

El público llenó los 21.000 asientos del Centro de Conferencias y las áreas de ampliación en la Manzana del Templo para cada una de las sesiones de la conferencia, las cuales se presentaron en 95 idiomas y se transmitieron a más de 170 países y territorios. Además de las transmisiones en los centros de reuniones locales Santos de los Últimos Días alrededor del mundo, la Iglesia transmitió la conferencia en vivo por LDS.org, BYUtv, BYUtv Internacional, Mormon Channel, Roku, Facebook y YouTube. La audiencia en línea aumentó más de un 40 por ciento desde la conferencia de octubre de 2013.

El presidente Monson presidió la conferencia y habló en cuatro de las cinco sesiones. Sus consejeros en la Primera Presidencia, el presidente Henry B. Eyring y el presidente Dieter F. Uchtdorf, se turnaron para dirigir las sesiones.

En la sesión de apertura de la conferencia, el sábado por la mañana, el presidente Monson habló acerca de la reciente dedicación del Templo de Gilbert, Arizona, y la próxima dedicación del Templo de Fort Lauderdale, Florida. En el 2015 la Iglesia completará y dedicará nuevos templos en varias partes del mundo. Cuando se completen todos los templos que se han anunciado anteriormente, la Iglesia tendrá 170 templos en funcionamiento en todo el mundo, dijo él.

“Aunque actualmente estamos concentrando nuestros esfuerzos en completar los templos previamente anunciados, y no anunciaremos ningún templo nuevo en un futuro inmediato, seguiremos el proceso de determinar las necesidades y de encontrar ubicaciones para la construcción de templos en los años venideros. Los anuncios se harán en futuras conferencias generales”, dijo él. “Somos un pueblo que edifica templos y que asiste a ellos”.

Durante la sesión del sábado por la tarde de la conferencia, la Primera Presidencia anunció a un nuevo miembro de la Presidencia de los Setenta, cuatro nuevas Autoridades Generales, una nueva presidencia general de la Escuela Dominical y a 42 Setentas de Área.

El élder Lynn G. Robbins fue llamado a la Presidencia de los Setenta como sucesor del élder Tad R. Callister, quien fue relevado de la Presidencia de los Setenta y como miembro del Segundo Quórum de los Setenta.

Fueron llamados Jörg Klebingat, de Fránckort, Alemania, y Chi Hong (Sam) Wong, de Hong Kong, China, para prestar servicio en el Primer Quórum de los Setenta. Fueron llamados Larry S. Kacher, de Midway, Utah, y Hugo E. Martínez, de Arecibo, Puerto Rico, para prestar servicio en el Segundo Quórum de los Setenta.

El élder Callister fue llamado como Presidente General de la Escuela Dominical. John Sears Tanner y Devin G. Durrant, ambos actualmente prestando servicio como presidentes de misión, servirán como Primer y Segundo Consejero respectivamente. Russell T. Osguthorpe, M. David. McConkie y Matthew O. Richardson fueron relevados y recibieron una expresión de gratitud por sus cinco años de liderazgo.

“Doy testimonio de que esta obra es verdadera; el Salvador vive, y Él guía y dirige Su Iglesia aquí sobre la tierra”, dijo el presidente Thomas S. Monson el domingo en la tarde al terminar la Conferencia General anual. “Les dejo mi afirmación y mi testimonio de que Dios nuestro Padre Eterno vive y nos ama. Él es, en verdad, nuestro Padre, y Él es personal y real. Que podamos tomar consciencia de cuán cerca de nosotros desea estar, lo mucho que está dispuesto a hacer para ayudarnos y de cuánto nos ama”.

“Mis hermanos y hermanas, que Dios los bendiga; que Su prometida paz los acompañe ahora y por siempre”.

El Coro del Tabernáculo Mormón, bajo la dirección de Mack Wilberg y Ryan Murphy, proporcionó la música para tres sesiones de la conferencia. Un coro combinado del Instituto de Orem, bajo la dirección de Ryan Eggett, proporcionó la música para la sesión del sábado por la tarde.

Un coro del sacerdocio de la Universidad Brigham Young - Idaho, bajo la dirección de Randall Kempton y Kevin Brower, proporcionó la música para la sesión del sacerdocio.

Clay Christiansen, Richard Elliott, Andrew Unsworth, Linda Margetts y Bonnie Goodliffe acompañaron a los coros en el órgano.