La representación al aire libre de Pascua en Mesa enseña de Cristo

- Heather Wrigley, Noticias y eventos de la Iglesia

  • 22 abril 2011

Un actor que representa a Jesucristo actúa durante la representación anual al aire libre de Pascua en Mesa, Arizona.

Puntos destacados del artículo

  • El resto de las representaciones al aire libre de Pascua, solamente en inglés, son del 21 al 23 de abril.
  • Entrada gratuita. No se requiere boleto, ni reserva.
  • Más información sobre la representación de este año está disponible en easterpageant.org.

“Deseamos mucho llevar al corazón de cada persona sentada en el público [el mensaje de que] hay paz, hay esperanza, porque Jesús vive y los ama”.

—Nanci Wudel, directora del Espectáculo de Pascua al aire libre en Mesa, Arizona

Fue durante la escena en donde Jesucristo cae de rodillas en el Jardín de Getsemaní que Tyler Maxson, quien representa al Salvador este año en el Espectáculo de Pascua al aire libre en Mesa, Arizona, adquirió un conocimiento especial acerca de la vida del Salvador.

“De repente tuve la sensación de que no debía estar allí, que estábamos en terreno sagrado, aunque sólo estábamos ensayando”, dijo él.

La representación al aire libre de Pascua en Mesa, Arizona, es una de las representaciones al aire libre de Pascua más grandes del mundo. Cada año atrae a mas de 100.000 personas, quienes ven la historia de la vida, misión y Resurrección de Cristo, representada por medio de música, prosa, danza y teatro, en un escenario de 890 metros cuadrados que se eleva unos cuatro pisos.

Para los miles de personas que asisten cada noche, así como para los casi 1.000 actores y equipo técnico, quienes representan Jesús el Cristovarias veces en las semanas previas a la Pascua, El espectáculo es una experiencia que les acerca más al Salvador.

Nanci Wudel, quien ha dirigido el espectáculo nueve años, dijo que aún ha visto a alguien que asista a la producción sin que el mensaje le haya edificado.

“Sé que las personas que vienen a nuestro espectáculo se van con una paz y esperanza en el corazón, que quizás no tenían cuando vinieron”, dijo ella. “Deseamos mucho llevar al corazón de cada persona sentada en el público [el mensaje de que] hay paz, hay esperanza, porque Jesús vive y los ama”.

El texto del espectáculo está tomado directamente de la Versión Rey Santiago de la Biblia, en inglés, y está escrito e interpretado para todas las religiones, culturas y edades.

“Esto no es un espectáculo mormón”, dijo la hermana Wudel. “Es un espectáculo cristiano acerca de Jesucristo. … No tratamos de hacer proselitismo, sino darles un regalo de conocimiento, y entonces el Espíritu Santo se encarga del resto”.

El elenco incluye a casi 500 personas apartadas por los líderes locales del sacerdocio como misioneros durante un mes. Se le pide al elenco que estudien las Escrituras más y que vivan su vida con mayor devoción al Evangelio.

El presidente de la representación, Don Evans, cree que esto aumenta el espíritu de la producción.

“El espectáculo es un recordatorio de la vida de Cristo, y uno no puede ver la función sin sentirlo” dijo él. “Me recuerda algunas de las cosas de Cristo que no pienso tanto como debiera”.

Keith y Elaine Burgess son actores del espectáculo y cristianos devotos que dicen haber sentido el Espíritu, al ayudar a representar la vida de Cristo.

“Es nuestro Nuevo Testamento así como su Nuevo Testamento”, dijo el señor Burgess. “[El espectáculo] realmente es una experiencia muy conmovedora—y no sólo en el escenario”.

La señora Burgess estaba de acuerdo. “Yo no sabía que iba a ser tan conmovedor. De alguna manera, cuando participas y estás en el elenco de actores, lo sientes muy real. Parece que en realidad estás ahí”, dijo ella.

Kayla Partridge es miembro de la Iglesia y fue un ángel en la presentación de este año. Su familia también participó en la producción. “Mi experiencia con el Espectáculo de Pascua realmente me ha ayudado a ganar un testimonio personal del Salvador” dijo ella. “He podido... realmente llegar a conocerle [al Salvador] como persona”.

Tyler Maxson interpretó a Jesucristo en la producción de este año. Dijo que interpretar el papel del Salvador le dio un mayor entendimiento de quién es el Señor y lo que Él experimentó.

“He tenido que pensar en cosas como la manera en que caminaba o levantaba las manos”, dijo el hermano Maxson. “Pasar por el proceso de pensar en esos detalles minuciosos, realmente me ha traído un sentimiento de cercanía”.

Los miembros del elenco no fueron los únicos en notar el efecto edificante del espectáculo. Los que trabajan detrás del escenario y los que asisten al espectáculo también agradecen su influencia.

El élder Taylor Tingey, misionero SUD de tiempo completo, de Pocatello, Idaho, EE. UU., compartió sus sentimientos sobre la habilidad del espectáculo de acercar a la gente más al Señor.

“Cada Pascua, la gente se reúne aquí, en los jardines del templo de Mesa, para ver una obra sobre Jesucristo”, dijo él. “Y en cualquier ocasión que nos reunimos con la intención de acercarnos más a Cristo, el Espíritu está allí. Es algo unificador para la comunidad”.

Jerome Norman tiene un origen aconfesional y asistió a la primera noche de la representación. “Siempre es conmovedor recordar lo que Cristo tuvo que pasar por causa de nuestros propios pecados”, dijo él.

Dan Goodman vio el espectáculo por vez primera hace décadas, cuando era un servicio coral de madrugada en una carreta. Después de asistir al espectáculo este año, el dijo: “Fue muy conmovedor y dio mucho que pensar, y nos da mucho por lo que vivir. Pero también nos da esperanza para el futuro y una oportunidad de arrepentirnos y seguir lo que se nos ha enseñado”, dijo él.

Durante los últimos minutos de la representación, cientos de voces se unen para exclamar cantando “¡Él vive!”. Hombre, mujeres, niños y “ángeles” en el elenco elevan sus voces y brazos hacia el personaje de Cristo ascendiendo en el aire antes de que el escenario se oscurezca.

En los instantes antes de que comiencen los aplausos, un silencio reverente reina entre el público, dándoles una oportunidad de meditar sobre el mensaje de la obra.

“Estoy muy agradecido de tener la oportunidad de dar ese testimonio cada noche, cuando compartimos el espectáculo”, dijo el hermano Maxson. “No puedo negar el espíritu que se siente, cuando todos juntos damos testimonio de que sabemos que Él vive”.


Las últimas funciones son el 22 y 23 de abril, en inglés. Todas las funciones comienzan a las 8 p.m. en el jardín norte del Centro de Visitantes del Templo de Mesa, Arizona, ubicado en la 525 E. Main St., Mesa, Arizona, USA.

Se ofrecen recorridos gratis del Centro de Visitantes del Templo de Mesa, Arizona antes y después de la representación.

Más información sobre la representación de este año está disponible aquí (PDF).

Si tiene alguna pregunta acerca del espectáculo, puede llamar al (480) 654-1077.

Entrada gratuita. No se requiere boleto, ni reserva.

Para más información sobre el Espectáculo de Mesa, visite www.easterpageant.org.

Para ver más lugares de la Iglesia en este área, vea el Centro de Visitantes del Templo de Mesa, Arizona.