Los futuros misioneros encuentran la forma de prepararse para servir

- Por Suzanne Young, redactora del personal de Seminarios e Institutos

  • 8 agosto 2013

El prepararse para el servicio misional es una responsabilidad personal, pero existen muchos recursos disponibles de ayuda en LDS.org y a través de las clases de preparación misional.

Puntos destacados del artículo

  • Los futuros misioneros se centran en maneras de prepararse para su misión.
  • LDS.org ofrece muchos recursos para el estudio personal y de preparación.
  • Las clases de preparación misional también pueden ayudar a preparar a los futuros misioneros para misiones exitosas.

Con los 29.000 misioneros nuevos que se esperan dentro de los próximos meses, más futuros misioneros se centran en maneras de prepararse antes de ingresar al Centro de Capacitación Misional. Aunque la preparación es una responsabilidad individual, hay muchos recursos disponibles que pueden ayudar.

LDS.org ofrece información sobre la preparación misional en la sección de Temas del Evangelio, así como las respuestas a preguntas frecuentes.

Los recursos para la preparación misional para el estudio personal, el cual es parte del nuevo sitio Mi función en la obra de salvación, enumera las referencias para ayudarle a entender los principios básicos. También se incluye las lecciones para estudiar por su propia cuenta, así como sugerencias para actuar sobre lo que ha aprendido.

También existen sugerencias para los padres, líderes y maestros, que incluyen reseñas de aprendizaje y enseñanza para el curso de preparación misional.

En la transmisión reciente para los maestros de seminario e instituto, el élder Russell M. Nelson dijo, “La reciente modificación de la edad mínima para el servicio misional de tiempo completo entraña muchas implicaciones para los maestros de seminario e instituto. Quizás los jóvenes que salgan a la misión tengan ahora menos tiempo para prepararse. De modo que el hogar, seminario, e instituto tienen la maravillosa oportunidad de ayudar en la preparación de los misioneros”.

Las clases de preparación misional, más conocidas como preparación para la misión, son para ayudar a preparar a futuros misioneros para que tengan éxito en la misión. Estas clases se ofrecen a través de los institutos locales, las estacas de jóvenes adultos solteros y los barrios. Los alumnos escuchan historias reales de la misión, estudian Predicad Mi Evangelio, planifican y preparan lecciones sobre los principios del Evangelio e incluso practican cómo enseñar estas lecciones a los demás, todo antes de entrar al Centro de Capacitación Misional.

El hermano Grayson Butler enseña en el Instituto de Salt Lake, el cual ha visto un aumento dramático en la inscripción en las clases de preparación misional desde el anuncio del cambio de la edad mínima de los misioneros. De hecho, este verano el Instituto de Salt Lake está ofreciendo siete cursos diferentes de preparación misional en comparación con una clase ofrecida el verano pasado.

El hermano Randy Osborne, maestro de preparación misional en los programas de Instituto de Sandy y Jordan, en Utah, dijo que el número de hermanas que asiste a su clase ha aumentado de un 20 por ciento a más de la mitad.

Kacee Greeff estudia su clase de preparación misional en el Instituto de Salt Lake. Los barrios y las estacas de jóvenes adultos solteros también pueden proporcionar las clases de preparación misional. Foto por Suzanne Young.

Se pide a los alumnos en la clase de preparación misional del hermano Osborne que preparen una lección de dos o tres minutos sobre cualquier tema, desde el arrepentimiento hasta la Restauración. Después de que escriban sus lecciones en un cuaderno que mantienen a lo largo del semestre, se les otorga oportunidades para practicar enseñando a los demás. Esto les da la oportunidad para enseñar a personas que no conocen y para recibir sugerencias y comentarios acerca de sus enseñanzas. El cuaderno que mantienen durante todo el semestre está lleno de mini lecciones que han preparado, y que llevarán consigo al CCM.

El hermano Butler empieza cada clase con una carta o un relato de un misionero que actualmente presta servicio en el campo misional para entusiasmar a sus alumnos. Ésta es una de las partes favoritas de Johanna Tovar en su clase de preparación misional. “Escuchar los relatos me está enseñando en lo que necesito centrarme en este momento, mientras tengo tiempo para prepararme”, dijo ella.

Jessica Liening, quien prestó servicio en la Misión California Long Beach, dijo que la clase de preparación misional que tomó en la Universidad Brigham Young la ayudó a prepararse. “Me ayuda a pensar como misionera y estar entusiasmada por servir. Definitivamente me puse a pensar acerca de mi misión y de las diferentes maneras de cómo me puedo preparar. [La clase] proporciona un entendimiento de la obra misional y nos mantiene pensando acerca de enseñar y compartir, incluso antes de que debamos hacerlo”.

Para encontrar una clase de preparación misional cerca de usted, visite institute.lds.org o pregunte a los líderes locales del sacerdocio.