Parte 6: Ejercicios de apertura: Un lugar para aprender liderazgo y bendecir a los demás

Por la hermana Neill F. Marriott, de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes

  • 30 Agosto 2016

Los ejercicios de apertura son una oportunidad muy importante para que las líderes adultas fomenten las aptitudes de liderazgo de las presidencias de clase de las Mujeres Jóvenes.

Este es el sexto y último artículo de una serie sobre las presidencias de clase de las Mujeres Jóvenes.

Una amiga compartió recientemente la experiencia de una pariente que sirvió como misionera en un área internacional hace varios años. Una fiel líder de una organización auxiliar en una rama recién creada se le acercó con expresión de esperanza. “Hermana”, comenzó, “¿está bien si realizamos afuera nuestros ejercicios de apertura?”.

Con expresión confusa, la misionera preguntó: “¿Por qué?”.

Con seriedad la hermana respondió: “Queremos ser obedientes, pero sencillamente no tenemos suficiente espacio para que todas hagamos nuestros ejercicios”.

Estoy de acuerdo que el término “ejercicios de apertura” es único y quizás un poco confuso, pero ¿estamos utilizando el poder de esta reunión semanal? ¿Están buscando maneras de enseñar sobre liderazgo y al mismo tiempo mejorar los ejercicios de apertura en sus reuniones? ¡Podemos hacerlo mejor! Esta reunión es un momento de preparación para todas y una oportunidad para la capacitación sobre liderazgo.

Los ejercicios de apertura son un momento para establecer el énfasis de la siguiente clase. Reconocemos y agradecemos a quienes han venido. Cantamos juntas; los himnos “invitan la presencia del Espíritu del Señor, inducen a la reverencia, nos ayudan a sentirnos más unidos y nos dan la oportunidad de alabar al Señor… Deseamos que todos los miembros canten los himnos, tanto los que tengan facilidad para la música como lo que no la tengan” (Himnos, pág. IX). Y más importante, mediante la oración, invitamos al Espíritu a abrir el corazón y la mente para la enseñanza del Evangelio.

Se nos promete: “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20). ¿La atmósfera en el salón es propicia para el Espíritu? ¿Cómo se crea esa atmósfera?

Los ejercicios de apertura son una oportunidad muy importante para que las líderes adultas fomenten las aptitudes de liderazgo de las presidencias de clase de las Mujeres Jóvenes. La integrante de la presidencia de clase que dirija el ejercicio de apertura —o deba hacerlo— puede aprender sobre organización y preparación espiritual; puede ganar confianza sobre cómo guiar con propósito, dignidad, amor y con el Espíritu.

¿Cómo puede esa joven liderar si primero no tiene guía y preparación? En la sección de las Mujeres Jóvenes en LDS.org, una de las casillas debajo del encabezado es “Lecciones de liderazgo para la presidencia de clase”. Haz clic allí y hallarás un recurso de lecciones cortas que cada joven debe experimentar en algún momento durante su tiempo en el programa de las Mujeres Jóvenes.

Por ejemplo, la lección titulada Deliberar en consejo, nro. 4: Cómo dirigir reuniones hace hincapié en el principio de la preparación responsable y cómo crear un ambiente espiritual en las reuniones.

Nuestro mejor ejemplo de cómo se debe dirigir un ejercicio de apertura o una reunión viene de la conferencia general. Tenemos un modelo de liderazgo preparado, unido con dignidad cálida y amorosa. Desde el púlpito de la conferencia general vemos el modelo de cómo iniciar y dirigir una reunión. Cuando enseñes esta lección de liderazgo, quizás puedas mostrar un video corto de la conferencia general y analizar lo que ven y sienten las integrantes de la presidencia de clase sobre la dirección de una sesión de conferencia general. ¿Cómo las jóvenes pueden seguir el ejemplo de dirección de nuestros líderes de la Iglesia? ¿Qué cualidades de liderazgo y dirección ven en el podio de la conferencia general?

Mediante esta lección, las jóvenes comienzan a ver que hay mucho más en la dirección de los ejercicios de apertura que solo leer los anuncios de la página que la presidenta de las Mujeres Jóvenes les entrega cuando comienzan la reunión. Esta lección también beneficia a las líderes adultas, cuando ven su función de preparar a las presidencias de clase para llegar a ser líderes eficaces.

Considera las siguientes sugerencias de la lección de liderazgo sobre dirigir una reunión de forma eficaz:

  • Lleguen temprano y asegúrense de que todo esté listo para la reunión.
  • Cuando sea posible, hagan asignaciones de antemano que incluyan empezar y terminar con una oración.
  • Dirijan con reverencia según las guíe el Espíritu. Los líderes siempre enseñan por medio del ejemplo.
  • Utilicen una agenda escrita que describa lo que tendrá lugar en la reunión.
  • La persona que dirige anuncia quién ofrecerá la oración, hablará, dirigirá la música y hará otras cosas en la reunión.
  • Elijan música que invite al Espíritu. Asegúrense de que la directora de música y la pianista estén preparadas. Cuando resulte apropiado, hagan arreglos para que la música de preludio se escuche antes de que comience la reunión.
  • Sean eficientes y tengan presente los límites de tiempo.

Con el fin de vivir lo que estamos aprendiendo, la líder puede pedir a la presidencia de clase que practique el dirigir un ejercicio de apertura de un domingo o de una actividad de la Mutual allí en la reunión de presidencia de clase. Después de eso, analicen qué cosas estuvieron bien y qué se puede mejorar. Sería útil identificar una manera específica en que la líder de la clase puede preparar o dirigir mejor una reunión.

Así que quizás el término “ejercicios” es correcto, estamos preparando a nuestras jóvenes para toda una vida de dirección y servicio. Incluso lo más importante, mientras aprenden a liderar como el Salvador lidera, ellas establecerán un ejemplo en sus clases, hogares y comunidades que bendecirá a las próximas generaciones.

Esto concluye la serie sobre las presidencias de clase (véanse arriba los “vínculos relacionados” para consultar artículos previos). Las líderes de las Mujeres Jóvenes y las integrantes de la presidencia de clase hallarán ayudas adicionales de liderazgo en youngwomen.lds.org.