Los santos peruanos celebran la creación de la estaca número 100 en Perú

- Por Jason Swensen, redactor de Church News

  • 16 julio 2013

Decenas de jóvenes interpretaron bailes peruanos durante un evento de la celebración de la creación de la estaca número 100 en Perú el 29 de junio. Los espectadores también vieron un video que destacó la historia de la Iglesia en el área.

Puntos destacados del artículo

  • Perú tiene más de medio millón de miembros, 10 misiones, un templo y planes para dos templos más que se construirán.
  • El élder Christofferson presidió sobre la organización de la nueva estaca.
  • La celebración fue la reunión de Santos los Últimos Días más grande en la historia de Perú.

Con más de medio millón de miembros, 10 misiones, un hermoso templo en la ciudad capital y planes para la construcción de dos más —uno en Trujillo y otro en Arequipa—, la nación sudamericana de Perú está verdaderamente establecida en la Iglesia. El 30 de junio, se convirtió en el cuarto país (junto a los Estados Unidos, México y Brasil) en alcanzar la cifra de 100 estacas.

El élder D. Todd Christofferson, del Quórum de los Doce, presidió la organización de la Estaca Santa Patricia, Lima, Perú. Rudy Palhua Romero fue llamado a presidir la nueva estaca. Manuel Fernando Belaunde Suárez y Oscar Eduardo Gonzalez Aguilar son sus consejeros.

La nueva estaca fue motivo de celebración para los miembros en todo el país e incluso fuera de él. En la víspera de la organización de la estaca número cien, el élder Christofferson se unió a miles de miembros en Lima para una celebración en el estadio de la Universidad de San Marcos.

La celebración, la cual fue la más grande de los Santos de los Últimos Días en la historia de Perú, no se limitó a los asistentes en las instalaciones del estadio de fútbol. Los miembros y otras personas de todo el mundo se conectaron vía internet a través del sitio web de la Iglesia del país.

En sus breves comentarios, el élder Christofferson agradeció a los miembros peruanos por sus esfuerzos, los cuales dieron lugar a una organización de estaca histórica. También animó a los miembros locales a ser ciudadanos leales de Perú y hacer todo que lo posible por ayudar a fortalecer su país. Asistieron varias otras Autoridades Generales, entre ellos la Presidencia del Área Sudamérica Noroeste: el élder Rafael E. Pino, el élder Juan A. Uceda y el élder W. Christopher Waddell.

Decenas de jóvenes interpretaron bailes peruanos durante un evento de la celebración. Los espectadores también disfrutaron de un video que destacó la historia de la Iglesia en Perú y aclamaron a un desfile de misioneros y jóvenes que representan a las futuras generaciones de misioneros. Un equipo de más de 300 personas trabajaron detrás de bastidores para organizar y producir la celebración.

El élder Christofferson disfrutó de una agenda completa mientras estuvo en Perú. El apóstol, quien habla español, participó en una entrevista en la Radio Nacional de Perú, durante la cual habló del próximo proyecto de embellecimiento y servicio nacional.

“Hemos programado el día 7 de diciembre de este año para limpiar las costas [peruanas]”. Agradeció la cooperación de todos los peruanos y municipios locales. También se reunió con líderes religiosos y cívicos locales, incluso el congresista y ex ministro del interior peruano, Octavio Salazar Miranda. En cada reunión, el élder Christofferson habló sobre la función central de la familia en la Iglesia y en la sociedad moderna. También destacó los esfuerzos de la Iglesia para ayudar a las comunidades a ser autosuficientes.

Los comienzos de la Iglesia en Perú ocurrieron hace más de medio siglo. Frederick S. Williams, cuyo nombre es sinónimo del establecimiento de la Iglesia en América del Sur, se mudó con su familia a Perú en 1956. Inmediatamente se comunicó con las Oficinas Generales de la Iglesia para pedir autorización para organizar una rama y comenzar la obra misional.

El élder Henry D. Moyle, del Quórum de los Doce Apóstoles, viajó a Perú y el 8 de julio de 1956 organizó la Rama Lima. Tres años más tarde la Misión Andes fue establecida, con su sede en Lima. El crecimiento constante en la década siguiente se destacó por la creación de la primera estaca de Perú en 1970, la cual fue organizada por el entonces élder Gordon B. Hinckley, del Quórum de los Doce Apóstoles.

La primera Autoridad General de Perú, el élder Juan A. Uceda, de los Setenta, fue sostenido en 2010.