Noticias y eventos de la Iglesia

El Mensaje Mormón de la Pascua testifica de Cristo de una manera sencilla pero poderosa

Por Heather Wrigley, Noticias y Eventos de la Iglesia

  • 4 abril 2011

El equipo que creó este Mensaje Mormón comenzó su labor documentando las pruebas por las que pasó Cristo, y luego se preguntaron cómo reaccionó Él. El resultado fue un mensaje sencillo pero poderoso.

Una búsqueda de los relatos en los Cuatro Evangelios de los últimos días de Cristo previos a Su crucifixión revela una historia espantosa a través de palabras como “traicionado”, “negado” o “desamparado”, pero si se continúa leyendo, también hay palabras bellas como “perdonó” y “guardó silencio” (véase la lista a continuación).

Estas palabras de los registros bíblicos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, sirvieron de inspiración para el nuevo Mensaje Mormón, “Su sagrado nombre—Una declaración de Pascua”, emitido justo a tiempo para la Pascua y la conferencia general.

“Deseábamos representar la historia de Cristo con sencillez para que la gente sienta la reverencia del mensaje”, dijo Tucker Dansie, editor y consultor técnico del video.

Esa meta se logró con el uso de fotos originales y abstractas tomadas específicamente para este Mensaje Mormón y con una mínima presencia de texto, apenas unas palabras de las Escrituras y sus referencias.

“Cada foto sólo permite atisbar una pequeña parte del relato, y ahí radica su belleza”, dijo Christina Torriente-Robey, coproductora del mensaje. “Con cada imagen y pasaje de las Escrituras quedamos atrapados en ese segundo que nos permite reflexionar en el poderoso mensaje que representa. Esperamos que las personas profundicen todavía más y lean las Escrituras”.

Una de las imágenes más poderosas de “Su sagrado nombre” es la de María Magdalena acercándose a la tumba. La hermana Torriente-Robey representó a María Magdalena en esa fotografía. 

“Percibí una pequeña parte de los sentimientos de María mientras buscaba al Salvador sin ser capaz de hallarlo”, dijo. “Ella es el símbolo para todos nosotros: siempre estamos buscándolo a Él”.

El equipo que produjo este Mensaje Mormón comenzó su labor documentando las pruebas por las que pasó Cristo, y luego se preguntaron: “¿Cómo reaccionó Cristo?”, dijo la hermana Torriente-Robey. La respuesta fue: “Mas Jesús callaba” (Mateo 26:63).

“Él puede entendernos porque ha pasado por muchas de esas cosas: burla, rechazo, traición, ser desechado”, explicó. “Dado que el pasó por todo ello, nosotros sabemos que puede entendernos y comprendernos”.

En la conferencia general de abril de 2010, el presidente Thomas S. Monson aclaró: “En el momento de nuestro más hondo pesar, nos pueden brindar profunda paz las palabras del ángel en esa primera mañana de Pascua de Resurrección: ‘No está aquí, sino que ha resucitado’ ” (“¡Ha resucitado!”, Mateo 28:6).

Texto del Mensaje Mormón “Su sagrado nombre—Una declaración de Pascua”

Él fue traicionado (Mateo 26:14–16)

Negado (Lucas 22:54–62)

Acusado (Marcos 15:3)

Desechado (Lucas 9:22)

Atado (Marcos 15:1)

Azotado (Juan 19:1)

Se burlaron de Él (Mateo 27:29)

Fue injuriado (Mateo 27:39)

Le escupieron (Marcos 15:19)

Fue crucificado (Juan 19:17–19)

Desamparado (Mateo 27:46)

Fue obediente a la voluntad de Su Padre (Marcos 14:36)

Expió (Lucas 22:41–44)

Sanó (Lucas 22:50–51)

Guardó silencio (Marcos 14:61)

Perdonó (Lucas 23:34)

Dio Su vida (Juan 19:30)

Ha resucitado (Mateo 28:6)

“Mis queridos hermanos y hermanas, en el momento de nuestro más hondo pesar, nos pueden brindar profunda paz las palabras del ángel en esa primera mañana de Pascua de Resurrección: 'No está aquí, sino que ha resucitado'.

“En calidad de uno de Sus testigos especiales en la tierra hoy, este glorioso domingo de Pascua, declaro que esto es verdad, en Su sagrado nombre, sí, el nombre de Jesucristo, nuestro Salvador. Amén.”

Thomas S. Monson, presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos Últimos Días, conferencia general de abril de 2010