Noticias y eventos de la Iglesia

El élder Andersen aconseja a los pioneros caribeños a compartir la luz de Cristo

Por Por Jason Swensen, redactor de Church News

  • 28 febrero 2013

El élder Ronald A. Rasband, de la Presidencia de los Setenta, su esposa, la hermana Melanie Rasband, el élder Wilford W. y la hermana Kathleen Andersen, y el élder Neil L. Andersen y la hermana Kathy Andersen durante su viaje al Área Caribe del 8 a 14 de febrero de 2013.  Fotografía cortesía del Área Caribe.

El élder Neil L. Andersen, del Quórum de los Doce Apóstoles, recientemente visitó el Área Caribe de la Iglesia, llevando a cabo varias reuniones con líderes locales del sacerdocio, misioneros y miembros en toda la región.

El élder Andersen estuvo acompañado en gran parte de su viaje al Área Caribe del 8 al 14 de febrero por el élder Ronald A. Rasband, de la Presidencia de los Setenta. Sus respectivas esposas, la hermana Kathy Andersen y la hermana Melanie Rasband, los acompañaron. Los miembros de la Presidencia del Área Caribe, el élder Wilford W. Andersen, el élder J. Devn Cornish y el élder Claudio D. Zivic, también participaron en muchas de las diversas reuniones.

La visita incluyó reuniones de capacitación de líderes, reuniones misionales y con los miembros en Puerto Rico, Guadalupe, Haití, Jamaica y República Dominicana. Muchas regiones del Área Caribe todavía están en la primera etapa de la historia de la Iglesia y se pueden encontrar “pioneros” a lo largo de las muchas congregaciones y misiones.

El élder Andersen, el élder Rasband y las demás Autoridades Generales y sus respectivas esposas también tuvieron la oportunidad de recorrer el Área para compartir consejos y dar ánimo a los miembros de toda la región del Caribe.

“Quedé impresionado por los miembros y la profundidad de su compromiso espiritual, además de su compromiso para responder a la invitación del presidente Monson de rescatar a los demás”, dijo el élder Rasband.

En sus mensajes a misioneros y miembros de todas las edades, las Autoridades Generales testificaron sobre la importancia de las familias, la obra del templo, el cultivar el testimonio y compartir el Evangelio con amigos y vecinos.

El élder Andersen enseñó sobre el valor de ayudar a los demás para que vean a través de la luz de Cristo. “Pocas cosas nos brindarán más gozo que el traer al conocimiento eterno a aquellos a quienes amamos”, dijo él.

La mejor manera de edificar el reino de Dios, agregó, es “crear un sentimiento espiritual entre nosotros” para que los demás puedan discernir y sentir. “Cuando vivimos el Evangelio, permitimos a quienes buscan la verdad que vean quiénes somos. Es especialmente importante vivir el Evangelio en nuestro hogar”.

El élder Andersen prometió que “los elegidos de Dios” serán atraídos a los miembros que vivan con rectitud y sigan los mandamientos.

En las reuniones con miembros en toda la región, el élder Rasband fue testigo de la nueva generación de jóvenes ansiosos por cumplir con sus deberes misionales y participar en el crecimiento del Evangelio.

Quedó impresionado por la devoción de los miembros hacia sus familias y centró su enseñanza “en la importancia de la ‘Joya del Caribe’, el Templo de Santo Domingo, República Dominicana”.

Tanto el élder Andersen y el élder Rasband remarcaron la capacidad de la Presidencia de Área y los líderes del sacerdocio y de la Sociedad de Socorro locales.

“Son tan buenos como los demás líderes de la Iglesia en otros lugares”, dijo el élder Rasband.