Noticias y eventos de la Iglesia

El élder Nelson visita Armenia, Alemania, Italia y Rusia

- Por Marianne Holman, redactora de Church News, y James Dalrymple, colaborador de Church News

  • 2 julio 2013

En junio el élder Russell M. Nelson presidió la creación de la primera estaca en Armenia durante su visita a las Áreas Europa y Europa Este de la Iglesia. El élder Per G. Malm, de los Setenta y segundo consejero en el Área Europa Este y el élder Arayik V. Minasyan, Setenta de Área, también asistieron. Fotografía por James Dalrymple.

Más de dos décadas después de reunirse con un pequeño grupo de líderes de la Iglesia en una montaña con vista a la ciudad de Ereván, en la República de Armenia, el élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, visitó una vez más la nación europea oriental para otro día histórico, para presidir sobre la creación de la primera estaca del país.

“Es literalmente un milagro, hace 22 años no había ni un Santo de los Últimos Días viviendo en el país de Armenia”, dijo él. “De esa oración dedicatoria ofrecida por el élder Dallin H. Oaks conmigo a su lado, se ha llegado ahora a una población lo suficientemente grande y lo suficientemente fuerte para apoyarse a sí misma. Esta estaca se mantendrá erguida y habrá otras aquí en el futuro”.

El élder Nelson estuvo acompañado por el élder Per G. Malm, de los Setenta, y segundo consejero en el Área Europa Este y el élder Arayik V. Minasyan, Setenta de Área, para formar la nueva estaca el 16 de junio en la ciudad capital de Ereván.

“Muchos recuerdos vinieron a mi mente”, dijo él. “Pensé en todos los misioneros y todas las personas que han hecho posible este milagro”.

Al recordar el día de la oración dedicatoria para el ingreso de la obra misional al país, el élder Nelson dijo: “Le pedí [al élder Oaks] que ofreciera la oración dedicatoria. Sin previo aviso y sin preparación de antemano. Dio una oración dedicatoria muy conmovedora y hermosa para este país y su pueblo al abrir la puerta, creo que utilizó la frase ‘Abrir la puerta’, a la restauración del Evangelio en su plenitud.

“Nos relató en aquella ocasión que éste fue el primer país en todo el mundo en hacer del cristianismo su religión. Eso sucedió en el año 300 D.C. y ahora, en el año 2013, el 16 de junio, tenemos una estaca. Tenemos varios barrios, contamos con obispos e incluso tenemos un patriarca de estaca”.

A pesar de que la creación de una estaca no afecta a los miembros en cuanto a su fe y los convenios que han hecho, representa el crecimiento, dijo el élder Nelson. Tal crecimiento en un corto período de tiempo muestra que nada es imposible para el Señor, dijo él.

“Hay un gran espíritu especial en este país”, dijo él. “Ese espíritu del cristianismo ha estado aquí a pesar de que el Evangelio en su plenitud ha tomado mucho tiempo en llegar a este país. Ahora se ha convertido en una parte esencial de la Iglesia. Ésta es la estaca número 3.025 en la Iglesia. Así que tienen 3.025 estacas en la tierra sosteniendo la tienda del Reino de Dios. Cada estaca es importante; no se puede tener una débil o la tienda se desmoronará”.

Además de sus viajes para crear una estaca en Armenia, el élder Nelson, junto con su esposa, la hermana Wendy W. Nelson, visitó a miembros y misioneros desde el 7 al 16 de junio en las Áreas de la Iglesia de Europa y Europa Este, en Múnich, Alemania; Venecia, Italia; y Moscú, Rusia. También fue a Ankara, Turquía.

Alemania

Sólo unos pocos días después de que las inundaciones golpearan partes de Europa, los miembros de la Iglesia y los misioneros de Alemania se reunieron para escuchar las palabras del élder Nelson durante su primera parada de la gira de nueve días del 7 al 9 de junio. Aunque la presencia de la Iglesia ha estado durante muchos años en Europa, la visita le dio esperanza al élder Nelson por el futuro de la zona.

“La obra del Señor está prosperando a lo largo de todo el mundo, y lo hará aquí en estos países de Europa Occidental, Italia, Alemania, Francia, etc. El camino será un poco diferente, sin embargo todavía hay un anhelo en el alma humana para obtener conocimiento acerca del Padre Celestial, del cielo y de la vida después de la muerte; éstas son preguntas importantes sobre la búsqueda de la felicidad del hombre. La Iglesia responderá estas preguntas y continuará creciendo y bendiciendo la vida de muchas personas en este país”.

Italia

Durante la reunión con los miembros y misioneros en Venecia, Italia, el 10 de junio, el élder Nelson dijo que aunque se reunieron en un hotel alquilado, era como si estuviera entrando en una capilla.

“Fue una sensación diferente mientras entrábamos”, dijo él. Las personas estaban en silencio, y aunque no era una de las circunstancias más cómodas debido a que era una habitación calurosa y llena de gente, el élder Nelson dijo que el “gran sentimiento de reverencia era casi tangible”.

“Los italianos son muy sensibles a las enseñanzas del Señor”, dijo él. “No son los únicos en el mundo que son así, pero su fe es demasiado evidente. Les encanta cantar. Les encanta orar. Les encanta conocer acerca del Señor. La recepción en Italia ha sido muy grata”.

Al hablar del templo en construcción en Roma, el élder Nelson dijo que va a ser “un templo muy concurrido y que la Iglesia va a continuar creciendo y bendiciendo la vida de las personas en Italia”.

Rusia

Los lazos del élder Nelson con Rusia comenzaron en 1985, cuando el presidente Ezra Taft Benson le dio la asignación de encargarse de la Iglesia en Europa.

“[Él] me ha encargado con la responsabilidad específica de abrir las puertas de las naciones en Europa que estaban bajo el yugo del comunismo”, recordó el élder Nelson. “No sabía cómo hacerlo, pero tenía fe en que el Señor me ayudaría”.

Al ver el crecimiento de la Iglesia en Rusia más de dos décadas después de que viajó por primera vez como apóstol, reconoció la ayuda del Señor. Se reunió con los miembros de Moscú el 14 de junio.

“En cuestión de sólo unos pocos años el Señor lo hizo… De no tener ningún miembro a tener reconocimiento en todo el país en ese breve período de tiempo es, una vez más, la evidencia de la mano de Jehová”.