Noticias y eventos de la Iglesia

El élder Scott comparte el modelo de cómo vivir feliz y con éxito

Por Hikari Loftus, Noticias y eventos de la Iglesia

  • 29 abril 2011

El élder Richard G. Scott del Quórum de los Doce Apóstoles se dirigió a los estudiantes y a sus familias durante la ceremonia de graduación de la Universidad Brigham Young, el 21 de abril de 2011, hablando “claramente del corazón” sobre un modelo para tener una vida feliz y exitosa. 

“Dios les ha dado la capacidad de ejercer la fe para que puedan encontrar paz, gozo y propósito en la vida”, dijo el élder Scott. Entonces detalló algunos de los principios sobre los cuales se basa la fe: 

  • Confianza en Dios y en Su deseo de proporcionar ayuda cuando se necesita, sin importar cuán desafiantes sean las circunstancias.
  • Obediencia a Sus mandamientos y una vida que demuestra que Él puede confiar en ustedes.
  • Sensibilidad a los susurros del Espíritu y valiente implementación de las impresiones resultantes.
  • Paciencia y comprensión cuando Dios deja que sufras un poco para crecer y las respuestas vienen un pedazo a la vez a lo largo de un período de tiempo extendido.

Pero primero, el élder Scott indicó que sería de ayuda comprender la interacción de fe y carácter. 

“Dios usa la fe para moldear el carácter”, dijo él. El carácter se entreteje pacientemente con hilos de doctrina, principio y obediencia. El carácter es la manifestación de aquello en lo que ustedes se están convirtiendo. El carácter de uno será la norma que usará Dios para determinar lo bien que han utilizado su vida mortal. El carácter moral fuerte es el resultado de constantes decisiones correctas en las pruebas y desafíos de la vida”.

El élder Scott recordó a los estudiantes graduados que aunque exhibamos la fe más fuerte, “Dios no siempre [nos] va a recompensar inmediatamente según [nuestros] deseos. Más bien, Él responderá con lo que en Su plan eterno sea mejor para [nosotros] un pedazo a la vez”.

El élder Scott también recalcó que el carácter no se desarrolla en momentos de desafío o tentación, sino que ahí es cuando se usa. 

“El carácter fuerte es más importante que lo que se posee, lo que se ha aprendido o las metas que haya alcanzado”, dijo él. “Su constante ejercicio de la fe construye un carácter fuerte. A su vez, el carácter fortificado amplía sus habilidades de ejercer la fe, realzando por tanto su capacidad y confianza en superar las pruebas de la vida. Este ciclo fortalecedor continúa. Cuanto más se fortalece el carácter, se tiene más capacidad para ejercer el poder de la fe”.

Posteriormente, el élder Scott presentó dos tipos de decisiones en la vida: decisiones basadas en las circunstancias y las basadas en la verdad eterna.  

“Satanás anima a que las decisiones se tomen según las circunstancias, es decir: ¿Qué hacen los demás? ¿Qué es lo que parece ser social o políticamente aceptable? ¿Qué es lo que traerá la respuesta más rápida y satisfactoria? ... El modelo del Señor es que Sus hijos tomen decisiones basadas en verdades eternas”, dijo el élder Scott. 

Para concluir, el élder Scott compartió 10 cosas específicas que permiten el éxito al seguir el plan del Señor.  

  1. 1. Establezcan un conjunto de principios por los cuales ustedes guiarán cada aspecto de su vida. 
  2. 2. No hagan excepciones a sus normas. 
  3. 3. Sean leales.
  4. 4. Vivan de manera que el Señor les guíe adonde Él quiere que sirvan. 
  5. 5. Sirvan al prójimo.
  6. 6. Sonrían.
  7. 7. No se quejen.
  8. 8. Tengan siempre una asignación en la Iglesia.
  9. 9. Vayan al templo.
  10. 10. Usen al Salvador Jesucristo como ejemplo para la vida.

Concluyó compartiendo un conocimiento basado en su experiencia personal:

“Ha habido ocasiones en que mi decisión de defender un principio en contra de algunas fuerzas, implicaban que habría una significativa pérdida personal. Pero eso no fue un impedimento para mí”, dijo el élder Scott. “Tenía la determinación de hacer lo que era correcto. Pero la anticipada pérdida nunca llegó. De alguna manera, hacer lo que era correcto, con el tiempo abrió oportunidades mucho más grandes y significativas. Testifico que nunca se equivocarán cuando confíen en el Señor y en Sus promesas, independientemente de lo fuerte que sea el desafío”.