Noticias y eventos de la Iglesia

La Primaria celebra 135 años

- Por la hermana Rosemary M. Wixom, la hermana Jean A. Stevens y la hermana Cheryl A. Esplin, Presidencia General de la Primaria

  • 12 agosto 2013

Este mes de agosto la Iglesia celebra 135 años de la Primaria, un programa para los niños que comenzó en Farmington, Utah, en 1878. En la actualidad, aproximadamente un millón de niños en todo el mundo se benefician de la Primaria cada semana en sus barrios y ramas.

¿Qué hacemos con respecto a los niños? La Primaria comenzó como una respuesta a esa pregunta hace 135 años.

El obispo John W. Hess en Farmington, Utah, estaba preocupado por los niños de su barrio, especialmente por la algarabía de los muchachos. Él llamó a las madres del barrio y explicó sus inquietudes, y hablaron sobre la importancia de guiar la mente de los niños pequeños.

La hermana Aurelia Spencer Rogers escuchó y durante los próximos meses reflexionó sobre lo que podría hacerse para los niños. Esto motivó una conversación con la hermana Eliza R. Snow, quien visitó Farmington en la primavera de 1878.

La hermana Rogers preguntó: “¿Qué harán nuestras muchachas para encontrar buenos maridos, si persiste este estado de las cosas?… ¿No podría haber una organización para los niños y capacitarlos para convertirlos en mejores hombres?” (en Life Sketches of Orson Spencer and Others, and History of Primary Work, 1898, pág. 208).

La hermana Snow se reunió con el presidente John Taylor, quién autorizó al obispo Hess para formar una organización para los niños de su barrio. La hermana Rogers fue llamada a presidir sobre esta nueva organización para los niños, y reconoció su oportunidad de participar en la obra de salvación.

Aunque su primera preocupación fueron los niños, sintió que la reunión debía incluir a las niñas, para cantar era necesario y se necesitaba las voces de las niñas para que se escuche bien.

La Asociación Primaria del Barrio Farmington se organizó formalmente el 11 de agosto de 1878. La hermana Rogers fue sostenida como presidenta, y Louisa Haight y Helen M. Miller como consejeras. La presidencia comenzó por visitar a cada hogar en el barrio durante las próximas dos semanas; 224 niños fueron invitados a la primera reunión del domingo 25 de agosto de 1878, y 215 niños (entre la edades de 6 y 14 años) asistieron.

“Las reuniones semanales se llevaron a cabo el sábado por la tarde. A los niños se les enseñó las lecciones sobre la fe, la obediencia, la oración, la puntualidad y los buenos modales (en particular, a los niños se les instó a no tomar sin permiso frutas y melones de los huertos, y a las niñas se exhortó a no colgarse de las carretas). La música se convirtió en una parte integral del programa, tal como lo hizo las recitaciones, proyectos de jardinería, ferias anuales y las lecciones en las artes del hogar” (Janet Peterson y LaRene Gaunt, The Children’s Friends: Primary Presidents and Their Lives of Service, 1996, pág. XII).

Vea como la Primaria ha progresado desde 1878.

Este mural representa al obispo John W. Hess, a Aurelia S. Rogers y a otros líderes de la primera reunión de la Asociación Primaria del Barrio Farmington, el 25 de agosto de 1878; asistieron 215 niños entre las edades de 6 y 14 años.

En la actualidad, aproximadamente un millón de niños en todo el mundo se benefician de la Primaria cada semana en sus barrios y ramas. Los maestros y líderes de la Primaria se esfuerzan por apoyar a los padres en su función de ayudar a los niños a obtener un testimonio del Padre Celestial, Jesucristo y el Evangelio restaurado.

Los niños están expresando sus sentimientos acerca de su participación en la Primaria.

Presidencia General de la Primaria: la hermana Rosemary M. Wixom y sus consejeras, Jean A. Stevens y Cheryl A. Esplin.

Después de su presentación en la Primaria sobre la reunión sacramental, Tanner, de 10 años, de Worland, Wyoming, escribió: “En la última canción, se tocó el órgano y el piano, y sonó muy bien cuando la audiencia se unió con nosotros cuando cantamos ‘Asirse a la barra’. Yo quería llorar; casi no pude contenerme. Me gusta la Primaria”.

Como Presidencia General de la Primaria, celebramos esos humildes comienzos en Farmington, Utah. El programa de la Primaria ha permitido que los niños en todo el mundo sientan el Espíritu semanalmente a través del aprendizaje participativo y la música. Les expresamos nuestra gratitud a los padres y a los líderes de la Primaria y a los maestros.

En la actualidad, la Primaria existe para ayudar a los niños y sus familias a vivir el Evangelio en sus hogares. Celebramos la pregunta que hizo obispo John W. Hess hace 135 años y la inspiración que recibió la hermana Rogers para actuar. Como resultado de ello, millones de niños han sido bendecidos.