Noticias y eventos de la Iglesia

La presidenta general de la Primaria define una manera de saber

  • 4 mayo 2011

En una charla fogonera del Sistema Educativo de la Iglesia, el 1 de mayo de 2011, la hermana Rosemary M. Wixom, presidenta general de la Primaria de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habló a los jóvenes adultos y expuso cuatro preguntas que ayudarán a las personas llegar al conocimiento de su Redentor.

“La experiencia de esta vida que antes nos parecía una aventura a veces puede resultar aterradora e intimidante. ¡Es durísima! El velo nos impide recordar lo que sabíamos antes”, dijo ella. “Ahora estamos volviendo a aprender cuán bien conocíamos [al Salvador]. … Lo conocíamos allá, pero sólo si nos esforzamos podremos llegar a conocerlo aquí”.

Contó el relato del pueblo que llegó “al conocimiento de su Redentor” (Mosíah 18:30) en las aguas de Mormón.

“Tal vez debiéramos considerar nuestro entorno y la labor que desempeña en nuestra búsqueda para llegar al conocimiento de nuestro Redentor”, sugirió la hermana Wixom. “Éste es el momento de buscar el paraje donde llegar al conocimiento de su Redentor. ¿Dónde están sus aguas de Mormón?”

1. ¿Cómo llegaré a conocer al Espíritu Santo?

Citando los ejemplos de los hijos de Mosíah, que escudriñaban las Escrituras diligentemente y “[dedicándose] a mucha oración y ayuno” (véase Alma 17:2–3), la hermana Wixom dijo, “Cuando uno invita al Espíritu Santo y vive digno de Él, siempre estará con uno”.

También citó al profeta Mormón : “Por motivo de la mansedumbre y la humildad de corazón viene la visitación del Espíritu Santo” (Moroni 8:26).

2. ¿Cómo llegaré a saber que El Libro de Mormón es verdadero?

“Para llegar a conocer la verdad, hay que esforzarse”, dijo la hermana Wixom. “Cuanto mayor sea el esfuerzo, mayor será la recompensa”.

Contó el relato del élder Clayton M. Christensen, quien, cuando era alumno de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, dedicó una hora cada noche a leer, estudiar y orar acerca de cada página del Libro de Mormón hasta recibir una confirmación de que era verdadero.

3. ¿Cómo llegaré a conocer el plan personal que nuestro Padre Celestial tiene para mí?

El plan de nuestro Padre Celestial para nosotros es la felicidad, dijo la hermana Wixom.

“Él espera que nos ubiquemos en Su plan y hagamos todo lo posible por vivirlo, obedeciendo los mandamientos y permaneciendo en lugares santos”, dijo ella. “Si la exaltación es nuestra meta definitiva, nuestro plan por alcanzarla motivará cada decisión que tomemos. No caminamos solos”.

4. ¿Cómo llegaré a conocer al Padre y a Su Hijo Amado?

“El propósito de nuestra existencia es llegar a conocer al Padre y al Hijo”, dijo la hermana Wixom. “Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

La hermana Wixom testificó que a medida que permitimos entrar al Salvador en nuestra vida, a medida que abrimos nuestro corazón y estamos más ansiosos de perdonar y servir, llegaremos a conocer al Salvador y descubriremos que Él ha estado siempre con nosotros.

“El llegar a conocer al Espíritu Santo, saber la veracidad del Libro de Mormón, conocer el plan que nuestro Padre Celestial tiene para cada uno, y conocer al Padre y al Hijo es un bello proceso,” dijo ella.

 Dijo que al pasar nosotros por ese proceso, el Salvador puede aliviar todo dolor y traer paz a toda preocupación, todo sentimiento de ineptitud, o cualquier deseo para cambiar.

“‘Llegar a saber’” ...es algo que podemos experimentar muchas veces a lo largo de la vida”, dijo la hermana Wixom al concluir. “Es el proceso de recordar lo que una vez sabíamos. Sepan que ustedes ya lo conocen a Él”.