Noticias y eventos de la Iglesia

Visita de apóstoles a Mexico

  • 10 junio 2011

El élder Dallin H. Oaks visita con el élder Octaviano Tenorio de la Presidencia de Área México y su esposa, la hermana Rosa Tenorio.

La publicación, Church News, hizo el siguiente reporte de la visita a México del élder Dallin H. Oaks y el élder Quentin L. Cook del Quórum de los Doce, junto con el élder Ronald A. Rasband de la Presidencia de los Setenta.

 

Los obedientes Santos de los Últimos Días de México serían reconocidos por los miembros en todo el mundo. Son diligentes, asisten al templo y a los servicios de adoración, sirven y forman familias en la fe a pesar de los problemas que a veces se encuentran fuera de sus casas. Sí, tienen preocupaciones,  pero también viven una vida con propósito impulsados por el optimismo y los principios del Evangelio.

Esa fue la observación hecha por las Autoridades Generales que recientemente pasaron varios días recorriendo México. El élder Dallin H. Oaks y el élder Quentin L. Cook del Quórum de los Doce, junto con el élder Ronald A. Rasband de la Presidencia de los Setenta, viajaron a México para llevar a cabo una revisión anual del Área México y también se reunieron con miles de líderes locales del sacerdocio, miembros, misioneros y los empleados de la Iglesia en una variedad de reuniones y sesiones de capacitación por el país. A veces, los tres estaban juntos, y asimismo se separaban para visitar a los miembros en diferentes ciudades mexicanas.



Las autoridades visitantes fueron acompañadas por sus esposas, las hermanas Kristen Oaks, Mary Cook y Melanie Rasband, junto con los miembros de la Presidencia de Área México, los élderes Daniel L. Johnson,  Benjamín De Hoyos y Octaviano Tenorio de los Setenta y sus respectivas esposas, las hermanas LeAnn Johnson, Evelia De Hoyos y Rosa Elva Tenorio.

Después de regresar a las Oficinas Generales de la Iglesia, el élder Oaks, el élder Cook y  élder Rasband, se reunieron con un representante del Church News, para compartir sus observaciones y puntos de vista sobre su reciente gira y resaltando a los obedientes miembros mexicanos de los Santos de los Últimos Días que llegaron a conocer. Todos hablaron de la calidad y la capacidad de los jóvenes, líderes del sacerdocio y líderes de organizaciones auxiliares de todo el país.



Respecto a la Presidencia de Área, el élder Oaks resaltó, “es muy impresionante – que tres ciudadanos mexicanos presidan una Iglesia de 1.2 millones de miembros y 220 estacas - Y lo hacen de una forma muy inspirada, y con mucha confianza.

”

Las noticias de violencia y las guerras de cárteles de drogas en México han acaparado los recientes titulares. Pero los miembros mexicanos, sitúan los problemas en el contexto apropiado y siguen adelante con sus vidas”, dijo el élder Oaks, “ellos están conscientes de [los problemas], pero tienen confianza, y con mucha fe siguen adelante.”

El élder Cook añadió que los líderes locales del sacerdocio, informaron que los miembros en gran parte,  no han sido afectados por las publicaciones de las luchas en México. Los miembros se sienten seguros en sus vidas personales y con sus responsabilidades de la Iglesia. Ellos han respondido con mayor fe, reconociendo “la necesidad de tener el Evangelio como el centro de sus vidas”.



Las tres Autoridades Generales comentaron sobre el espíritu y la reverencia que estaba presente en cada una de sus reuniones con los miembros y en las muchas sesiones de capacitación.

El élder Rasband dijo que el encuentro con miles de jóvenes SUD en la escuela operada por la Iglesia, Benemérito de las Américas, y más tarde, en uno de los centros de estaca más grandes de México, “fue una experiencia emocionante.” Los jóvenes llegaron a los dos eventos vestidos con ropa modesta de domingo dispuestos a ser enseñados e inspirados. Varios hombres y mujeres jóvenes participaron en sesiones de preguntas y respuestas con los élderes.



“Sus preguntas  fueron magníficas”, dijo el élder Rasband. “Me preguntaron acerca de cómo prepararse para una misión y cómo mantenerse dignos para casarse en el templo.”



El élder Cook comentó sobre el espíritu que se  sintió en las conferencias de los líderes del sacerdocio en las que él asistió. Las presidencias de estaca y los obispos son maduros y tienen experiencia. Hicieron preguntas doctrinales, otros se centraron en cuestiones financieras y otros en los asuntos que enfrentan día a día los Santos de los Últimos Días en México.



La visita también incluyó reuniones con misioneros de ocho misiones, incluyendo la visita al Centro de Capacitación Misional de la Ciudad de México. “Los misioneros están haciendo un gran trabajo”, dijo el élder Cook. “Están teniendo mucho éxito y la Iglesia está creciendo de una manera maravillosa”.

Las autoridades visitantes también participaron en varias conferencias de estaca muy concurridas, y devocionales. El élder Oaks habló sobre la reverencia que se encontró en cada reunión. La gente estaba feliz y receptiva. “Y ellos cantan - ¡Oh, cantan bien!”, añadió con una sonrisa.



El élder Oaks dijo que él y los demás, no viajaron a México con una agenda diferente a cualquier visita en otra parte del mundo. “Tratamos de detectar las necesidades específicas de una audiencia particular.”



En su consejo a los líderes locales del sacerdocio, el élder Oaks enseñó que es esencial concentrarse en la “perla” en lugar de la ” caja“. La  ”caja“ que guarda la perla son las actividades y programas de la Iglesia. Pero la ”perla“, dijo. ”es el Evangelio y el mensaje del Evangelio; la expiación y las doctrinas de la Iglesia“.



Las esposas de las Autoridades Generales también participaron en varias sesiones de capacitación para las líderes de la Sociedad de Socorro,  Mujeres Jóvenes y  Primaria.



El  élder Oaks,  el élder Cook y  el élder Rasband acordaron que la Iglesia en México es rica en oportunidades y con gran potencial.




Con los 1.2 millones de miembros y con  líderes locales experimentados y ex-misioneros, México está preparado para ayudar a que la Iglesia crezca, dijo el élder Rasband. El élder Cook agregó que se puede aprender mucho de la tenacidad de los miembros mexicanos que utilizan el evangelio viviente para protegerse de los problemas del mundo.

”

Dondequiera que vayamos en el mundo, existen problemas específicos, y locales“, concluyó  el élder Oaks. ”Pero dondequiera que  vamos en el mundo, el Señor inspira a su pueblo acerca de cómo lidiar con sus propios problemas. El Evangelio es la respuesta para el mundo y en cada país.“



Escrito por Jason Swensen de ”Church News“, Traducido por Maryluz Castro.