Los santos en Botswana se regocijan con la creación de la primera estaca

- Por Heather Whittle Wrigley, Noticias y eventos de la Iglesia

  • 14 noviembre 2012

Clement Matswagothata fue llamado como presidente de la Estaca Gaborone Botsuana, creada el 4 de noviembre de 2012, la primera estaca en el país.  Foto por Theodore Obonye.

“La estaca será un lugar de refugio, un lugar de aprendizaje, un lugar de bondad y seguridad, un lugar de orden, un lugar de amabilidad y amor, y un lugar de Dios”. —Daniel Hall, presidente de la Estaca Roodepoort

El sábado 3 de noviembre, los santos de varios barrios locales estaban ocupados limpiando ventanas, vaciando papeleras y poniendo sillas en el centro de reuniones en Broadhurst en Botswana, África, en preparación para un acontecimiento trascendental que tendría lugar al día siguiente: la creación de la primera estaca del país.

El domingo, una atmósfera de reverente entusiasmo invadió el impecable centro de reuniones, cuando 881 miembros presenciaron la organización de la nueva Estaca Gaborone Botswana y la división de la Estaca Roodepoort Sudáfrica.

El presidente del Área África Sudeste, el élder Dale G. Renlund, y el élder Bricknell, Setenta de Área, presidieron la reunión, durante la cual Clement Matswagothata fue llamado como presidente de estaca, Geoff Tembo como primer consejero, y Oduetse S. Mokoeni como segundo consejero. La nueva estaca consta de tres barrios y cinco ramas.

“La creación de la Estaca Gaborone Botswana es una ocasión trascendental tanto para los miembros de la Iglesia de la estaca recientemente formada, como para todo Botswana”, comentó Daniel Hall, presidente de la Estaca Roodepoort. “La estaca será un lugar de refugio, un lugar de aprendizaje, un lugar de bondad y seguridad, un lugar de orden, un lugar de amabilidad y amor, y un lugar de Dios”.

Una joven adulta soltera expresó su entusiasmo al participar en este momento histórico: “Qué bendición ha sido oír que Botswana tendrá su primera estaca y que puedo formar parte en ayudar a que el reino del Padre Celestial crezca en esta parte del mundo. Estoy llena de alegría y ansío servir y hacer lo que Cristo haría, y aquello que Cristo… quiere que yo haga”.

Tan sólo unas semanas antes, los santos locales recibieron la noticia de que la Primera Presidencia había aprobado la solicitud para formar una estaca de Sión en Botswana. Tenían la esperanza de convertirse en estaca a finales de 2012 o principios de 2013. Nadie esperaba que la solicitud se tramitara tan rápidamente.

Durante muchos años, los miembros de la región sur de Botswana han pertenecido a la Estaca Roodepoort Sudáfrica, mientras que aquellos en la región del norte formaban parte del distrito de la misión de Johannesburgo.

Leonard Thebe, un miembro de la zona, dijo que los santos en Botswana esperan contar en el futuro con muchas estacas. “Botswana está progresando bien en cuanto al crecimiento del número de miembros de la Iglesia”, dijo. La Iglesia en la actualidad tiene 2.071 miembros en Botswana, en contraste con los 1.693 al final de 2011. El aumento mensual de bautismos en la región, que incluye siete unidades, tiene como promedio de cuatro a seis conversos por unidad.

El presidente Hall comparó el efecto que la estaca tendrá en el país con la escritura que dice: “Un poco de levadura leuda toda la masa” (Gálatas 5:9).

“Dicho de otra manera, la estaca de Botswana bendecirá al país y a su gente porque de esta estaca se extenderá el Evangelio de Cristo a la vida y al corazón de la gente de Botswana”, dijo. “De esta estaca se ofrecerán a Dios cientos y hasta miles de oraciones a favor de la gente de Botswana”.

Al finalizar la reunión del domingo, muchos miembros expresaron su fe en que el Señor tiene más bendiciones reservadas para las personas de Botswana a medida que sean pacientes y obedientes.

“Las necesidades de los santos se verán cubiertas con prontitud y la estaca será una defensa para los santos”, dijo Theodore L. Obonye, director adjunto de asuntos públicos de la Iglesia en Botswana.

La historia de la Iglesia en Botswana se remonta a 1983, cuando se formó la primera rama en Gaborone. La obra misional activa en Botswana comenzó en 1990. En 1992, la rama se dividió en dos para albergar el crecimiento del número de miembros. Más tarde ese mismo año, una tercera rama se organizó en la ciudad de Lobatse.