Hermana Burton: Las líderes de la Sociedad de Socorro deben prepararse espiritualmente

- Por Sarah Jane Weaver, asistente del editor de Church News

  • 10 abril 2013

El 4 de abril, las líderes de la Sociedad de Socorro de estaca y barrio escucharon los consejos de la presidencia general de la Sociedad de Socorro y la mesa directiva en la capacitación de las organizaciones auxiliares de la primavera de 2013.  Fotografía por Sarah Jane Weaver.

Puntos destacados del artículo

  • La transmisión por internet para la capacitación de las organizaciones auxiliares para la Sociedad de Socorro del 4 de abril está disponible en LDS.org.
  • Las líderes tienen la responsabilidad de “fortalecer los hogares de las hermanas”.
  • Se insta a las líderes a prepararse espiritualmente, compartir su testimonio y comunicarse con los líderes del sacerdocio.

“Tenemos la capacidad de bendecir la vida de las personas cuando testificamos de la expiación de Jesucristo, la cual hace que todas las cosas que no son justas en esta vida lo sean”.—Linda K. Burton Presidenta General de la Sociedad de Socorro

El Señor hace avanzar Su obra un paso a la vez, dijo la hermana Linda K. Burton, presidenta general de la Sociedad de Socorro, durante la capacitación general para los líderes de las organizaciones auxiliares de la Iglesia el 4 de abril.

“Tenemos la gran responsabilidad de fortalecer los hogares de las hermanas”, dijo la hermana Burton.

Discursaron en el Tabernáculo de la Manzana del Templo la hermana Burton y sus consejeras, la hermana Carole M. Stephens y Linda S. Reeves, y brindaron consejos y guía para las líderes de la Sociedad de Socorro de barrio y estaca. Esta capacitación fue diseñada para ayudar a las líderes a que conozcan sus responsabilidades y presentarles los recursos de materiales disponibles para la capacitación de las organizaciones auxiliares. La capacitación estuvo disponible en directo y a pedido en https://www.lds.org/broadcasts/auxiliary-training por medio de transmisiones por internet y fue traducida al español. También participaron en la capacitación los miembros de la mesa directiva general de la Sociedad de Socorro.

Las líderes dijeron a las mujeres que asistieron que traten de encontrar algo en la reunión que les ayudaría en sus llamamientos. “Esperamos que hayan venido con una pregunta y que deseen obtener una respuesta”, dijo la hermana Burton.

Ella dijo a las líderes locales que lo más importante que pueden hacer es prepararse espiritualmente, haciendo notar que la preparación espiritual las ayudará en sus responsabilidades personales, familiares y de la Iglesia.

“Ustedes ven cuán importante es que estemos preparadas espiritualmente”, agregó.

Una manera de prepararse espiritualmente es que “atesoren” el estudio de las Escrituras y la dirección de los líderes actuales de la Iglesia, dijo ella.

“Si estamos preparadas, el Señor puede poner pensamientos en nuestra mente en el momento que los necesitemos”, dijo ella.

La hermana Burton también pidió a las mujeres a que sean valientes al compartir sus testimonios. “Testificamos de Jesucristo. Testificamos del poder de la Expiación en nuestra propia vida”, dijo ella. “Tenemos la capacidad de bendecir la vida de las personas cuando testificamos de la expiación de Jesucristo, la cual hace que todas las cosas que no son justas en esta vida lo sean”.

La hermana Burton dijo que al actuar de acuerdo con las “indicaciones del Espíritu”, las mujeres pueden ayudar a los demás a venir a Cristo.

“Sé que Él las ama y son lo suficientemente adecuadas para Su obra”, dijo ella. “Él las bendecirá en esta obra maravillosa porque ésta es Su obra”.

Durante su discurso, la hermana Stephens recordó a la congregación sobre la importancia de la obra de las mujeres Santos de los Últimos Días. “Nuestro objetivo, como saben, es preparar a las mujeres para las bendiciones de la vida eterna al aumentar la fe y rectitud personales, fortalecer a las familias y los hogares, y buscar y ayudar a los necesitados”.

También pidió a las mujeres que se preparen espiritualmente. “La preparación espiritual es su responsabilidad más importante”, dijo ella.

Ésta llega cuando las líderes de la Sociedad de Socorro de barrio y estaca hacen lo que ya saben hacer: orar, estudiar las Escrituras, ser obedientes a las leyes y mandamientos del Señor, asistir al templo y ayunar, dijo ella.

Haciendo referencia al trabajo que realizan las abejas melíferas, la hermana Stephens dijo: “Las cosas pequeñas y sencillas importan”.

“Hermanas, no hagamos el evangelio de Jesucristo tan difícil”, dijo ella. “La Sociedad de Socorro no es sólo una clase durante el día domingo. La Sociedad de Socorro es un trabajo de salvación de todos los días y todas somos bendecidas por participar en esta obra”.

La hermana Reeves habló acerca de la Expiación y los convenios y pidió a las mujeres que sean unidas. “¿Cuáles son las bendiciones de la unidad?”, preguntó. “¿Por qué es tan importante la unidad?”.

Ella recordó el día hace cinco años atrás cuando los miembros de la Iglesia en todo el mundo participaron en una asamblea solemne y sostuvieron al presidente Thomas S. Monson como Presidente de la Iglesia. “¡Qué poder!”, dijo ella. “¿Dónde en la tierra tenemos la oportunidad de estar unidos de tal manera, con tanto poder?”.

También recordó a las líderes a ser valientes y a comunicarse con sus líderes del sacerdocio. “Ellos están ansiosos por escucharlas”, dijo ella.

La mesa directiva también presentó varios temas usando los recursos de la Iglesia— Hijas en Mi Reino, el Manual 2, Predicad Mi Evangelio y Ven, sígueme— y recordó a las mujeres sobre su influencia en sus hogares, barrios y comunidades.