Se aconsejó a las Mujeres Jóvenes a que permanezcan en lugares santos

- Por Marianne Holman, redactora de Church News

  • 3 abril 2013

Las jóvenes participaron en el coro durante la reunión general de las Mujeres Jóvenes.   Fotografías por Laura Seitz, Deseret News.

“[Dios] no las envió en este viaje únicamente para que anduvieran solas sin rumbo fijo; Él desea que regresen a casa con Él”. —presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia

Las jóvenes, vestidas con brillantes colores primaverales, ocuparon los asientos del coro del Centro de Conferencias de Salt Lake City mientras los líderes se dirigían a la multitud que llenó el auditorio, como así también a los miembros de todo el mundo vía satélite, durante la reunión general anual de las Mujeres Jóvenes el 30 de marzo.

Toda la Primera Presidencia —el presidente Thomas S. Monson, el presidente Henry B. Eyring y el presidente Dieter F. Uchtdorf— asistieron al evento, donde el presidente Uchtdorf y la presidencia general de las Mujeres Jóvenes hablaron.

Presidente Dieter F. Uchtdorf

Durante su discurso, el presidente Uchtdorf dijo que las jóvenes encontrarán el camino en su viaje de regreso al hogar y serán una inspiración para los demás cuando sigan el mapa proporcionado por un amoroso Padre Celestial.

El presidente Uchtdorf habló del “viaje” mortal que todas las personas eligieron en la esfera premortal y cómo esta vida en la tierra es un maravilloso viaje de regreso a nuestro hogar celestial.

“Ahora que ya se encuentran sobre la tierra, sería prudente que se preguntaran cómo va su recorrido”, dijo. “¿Están en el camino correcto? ¿Están llegando a ser la persona que se dispuso que fueran y que deseaban ser? ¿Están tomando decisiones que las ayudarán a volver a su Padre Celestial?

“Él no las envió en este viaje únicamente para que anduvieran solas sin rumbo fijo; Él desea que regresen a casa con Él. Les ha dado padres amorosos y fieles líderes de la Iglesia, junto con un mapa que describe el terreno y que localiza los peligros; el mapa les muestra dónde pueden encontrar la paz y la felicidad, y las ayudará a trazar su rumbo de nuevo a casa”.

El mapa se encuentra en las sagradas Escrituras, en las palabras de los profetas y apóstoles, y por medio de la revelación personal del Espíritu Santo, dijo él.

Pero el simplemente tener el mapa no funciona, a menos que se lo estudie y use para navegar por la vida, enseñó el presidente Uchtdorf.

El presidente Uchtdorf compartió tres mensajes específicos:

“…no temáis, porque yo, el Señor, estoy con vosotros”.

“Que os améis los unos a los otros, como yo os he amado”.

“Sed de buen ánimo”.

El presidente Uchtdorf dijo a las jóvenes: “Si con gozo utilizan el mapa que su amoroso Padre les ha proporcionado para el viaje, las conducirá a lugares santos y se elevarán a su potencial eterno; llegarán a ser la hija de Dios que esperaron que llegarían a ser”.

Hermana Elaine S. Dalton

Extraído del lema de la Mutual de 2013 que se encuentra en Doctrina y Convenios 87:8, “Permaneced en lugares santos y no seáis movidos”, la hermana Elaine S. Dalton, presidenta general de las Mujeres Jóvenes, alentó a las jóvenes a “no ser movidas”.

Actualmente las mujeres jóvenes afrontan resoluciones importantes y toman decisiones a diario, algunas de ellas difíciles y que influirán no sólo en su futuro, sino en el destino de generaciones, dijo la hermana Dalton. Pero a pesar de los impetuosos vientos de oposición, adversidad, presión social y contaminación moral, las mujeres jóvenes permanecen inamovibles y viven el Evangelio a pesar de las furiosas tormentas de nuestra sociedad.

“Vivan de modo que escuchen y oigan al Espíritu Santo, y Él las ayudará a tomar decisiones correctas”, dijo ella. “Él les dirá ‘todas las cosas que [deben] hacer’”.

Hermana Mary N. Cook

La vida virtuosa de las jovencitas bendecirá a sus antepasados, a sus familias ahora, y a familiares aún por venir, dijo la hermana Mary N. Cook, primera consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes. Citando al presidente Gordon B. Hinckley, ella dijo: “Cuando se salva a una niña, se salva a generaciones”.

Sus decisiones rectas habilitarán a las mujeres jóvenes para hacer y guardar convenios sagrados que unirán a sus familias por la eternidad, dijo ella.

“Decidan ahora hacer todo lo que les sea posible por llenar sus lámparas, que su firme testimonio y ejemplo se entrelace en la vida de muchas generaciones pasadas, presentes y futuras”.

Hermana Ann M. Dibb

La hermana Ann M. Dibb, segunda consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, dijo a las jovencitas que ellas pueden crear y permanecer en “lugares santos” incluso en los momentos más difíciles.

Ella dijo que aunque un lugar santo puede ser un entorno físico o ubicación geográfica —como un templo, un edificio de la Iglesia o una casa— también se puede “referir a una condición, posición o estado mental definidos”.

Es mediante el encontrar, crear y visitar esos “lugares santos” que las mujeres jóvenes pueden experimentar un increíble poder fortalecedor.

“Esos lugares les proporcionan protección, fortaleza y paz en momentos inquietantes. Su testimonio se está fortaleciendo porque defienden la verdad y la rectitud de maneras gloriosas”.