Las Mujeres Jóvenes se preparan para la opción del servicio misional

  • 13 diciembre 2012

Erika Takahashi, de 22 años, del barrio de JAS de Brentwood en Alberta, Canadá, recientemente recibió su llamamiento misional en la Manzana del Templo, tras el anuncio de que las Mujeres Jóvenes pueden ahora servir en una misión a los 19 años.

¿No sabe por dónde empezar? Encuentre consejos sobre cómo las Mujeres Jóvenes pueden comenzar a prepararse para servir en una misión.

El 6 de octubre, el presidente Thomas S. Monson anunció en la Conferencia General que las Mujeres Jóvenes de toda la Iglesia podrían comenzar su servicio misional de tiempo completo a los 19 años.

“Hoy me complace anunciar que las mujeres dignas y capaces que tengan el deseo de servir, pueden ser recomendadas para el servicio misional a partir de los 19 años en lugar de los 21”, dijo el presidente Monson.

Luego agregó: “Afirmamos que la obra misional es un deber del sacerdocio, y alentamos a todos los hombres jóvenes que sean dignos y que son física y mentalmente competentes, a que respondan al llamado de servir. Muchas jovencitas también prestan servicio, pero no están bajo el mismo mandato de servir que los hombres. Sin embargo, les aseguramos a las hermanas jóvenes de la Iglesia que pueden hacer una valiosa contribución como misioneras y aceptamos con brazos abiertos su servicio”.

Después de ese anuncio histórico, Church News planteó una serie de preguntas acerca de la nueva norma a la hermana Elaine S. Dalton, presidenta general de las Mujeres Jóvenes y a la hermana Carole M. Stephens, primera consejera de la presidencia general de la Sociedad de Socorro. (Publicamos un artículo similar centrado en los hombres jóvenes, “El presidente general de los Hombres Jóvenes responde a preguntas acerca de la nueva norma y preparación de los misioneros”, el 25 de octubre de 2012.)

Mujeres Jóvenes

Church News: Debido a los cambios recientes en la reducción de la edad, las mujeres jóvenes SUD pueden servir en una misión; las jovencitas ahora tendrán la oportunidad de prepararse para la opción del servicio misional durante sus años de adolescencia. ¿Cómo puede ayudar el programa de las Mujeres Jóvenes con esta preparación?

Hermana Dalton: El programa de las Mujeres Jóvenes ayuda a los padres en la preparación de cada mujer joven a ser digna de hacer y guardar convenios y recibir las ordenanzas del templo. Este enfoque se refleja en todo lo que hacemos en las Mujeres Jóvenes, desde el campamento hasta el Progreso Personal. El templo es la razón de todo lo que hacemos. Por lo tanto, este anuncio acelera la preparación de una mujer joven para estar investida en el templo a los 19 años, si siente que una misión es adecuada para ella. Cuando una mujer joven es digna de entrar en el templo, entonces también está preparada para servir en una misión. ¡El templo es lo primero! Una experiencia misional sirve para proporcionar un ambiente en el que ella mantiene los convenios que ha hecho en el templo a medida que dedica su tiempo, talentos y recursos personales para edificar el Reino del Señor.

Nuestro enfoque en el servicio en el programa de “El progreso personal” también las prepara para servir a los demás, así como también el requisito de ser tutora de otra jovencita para recibir una Abejita de honor. Cuando una mujer joven guía a otra mujer joven, aprende a ser diestra en compartir sus experiencias y testimonio del Evangelio restaurado. Otra preparación para llegar a ser una defensora elocuente del evangelio de Jesucristo es el requisito de leer el Libro de Mormón a medida que completa la experiencia de valor de la virtud. Este libro es una poderosa herramienta para traer a cualquier persona que lo lea más cerca del Salvador. Es un testimonio de Él. El hacer estas cosas no sólo prepara a una mujer joven para una misión, sino también para los convenios del templo, el matrimonio, la maternidad y las responsabilidades de liderazgo adicionales.

Church News: ¿De qué manera estos cambios bendecirán la vida de las jóvenes adultas solteras Santos de los Últimos Días?

Hermana Dalton: La opción de servir en una misión proporcionará una oportunidad para cada mujer joven de acercarse más al Salvador y de recibir, reconocer y confiar en la compañía constante del Espíritu Santo.

Church News: ¿Cómo pueden las Mujeres Jóvenes, y sus asesores y padres, usar mejor el programa de “El progreso personal” para prepararse para la opción del servicio misional?

Hermana Dalton: A medida que una mujer joven participa en el progreso personal, ella aprende habilidades y se interioriza en los valores de las Mujeres Jóvenes, los cuales son los atributos de Cristo, tales como la fe, naturaleza divina, valor individual, sólo por mencionar algunos. Estos atributos fortalecen a las familias y a las sociedades. Los padres serían prudentes en ayudar a sus hijas a aprender a fijar metas, cumplir una tarea e informar sobre su éxito. El progreso personal prepara a una mujer joven para realizar y mantener los compromisos preparatorios para hacer y guardar los convenios del templo. 

Church News: ¿Cómo puede ayudar el nuevo plan de estudio para los jóvenes, el cual se implementará el próximo año, a las Mujeres Jóvenes a prepararse para las responsabilidades de liderazgo, incluso el servicio opcional como misionera?

Hermana Dalton: El participar en la enseñanza nueva y los recursos para el aprendizaje ayudará a las Mujeres Jóvenes a llegar a ser maestras eficaces y les brindará experiencias con el Espíritu Santo a medida que aprendan a descubrir las respuestas a sus preguntas pertinentes y al buscar conocimiento, tanto por el estudio como por la fe. Las Mujeres Jóvenes se convertirán a medida que busquen y estudien las enseñanzas de nuestros profetas, videntes y reveladores. No sólo entenderán, sino que también actuarán y participarán en el Evangelio. Un testimonio es el conocimiento que tiene una mujer joven y su conversión es lo que hace con ese conocimiento. La conversión será más profunda a medida que pongan en práctica lo que conocen en sus familias y sus vidas.

Church News: ¿Desea compartir algo más en cuanto a este tema?

Hermana Dalton: Éste es un tiempo increíble para ser una mujer joven y un miembro de la Iglesia. Las Mujeres Jóvenes se han estado preparando para esta época. Son virtuosas. Son dignas de recibir y utilizar su propia recomendación para el templo de uso limitado, están llevando los nombres de sus antepasados al templo y continúan participando en el campamento, el Progreso Personal y en las presidencias de clase. La oportunidad de servir en una misión será una manera más que una mujer joven pueda extender el evangelio de Jesucristo, llegar a ser una elocuente defensora de la familia y ayudar a acelerar la obra del Señor en la tierra. En verdad es un honor servir a estas preciosas hijas de Dios en este momento. Nos llena de humildad; el Padre Celestial ama y confía en Sus preciosas hijas y ahora, como nunca antes, es el momento de inundar la tierra con su virtud, sus espíritus fuertes y sus ejemplos. Son dignas y están preparadas para servir al Señor. Ellas son increíbles Y ellas están cambiando el mundo.

Sociedad de Socorro

Church News: ¿Cómo puede la Sociedad de Socorro ayudar a las hermanas jóvenes adultas solteras a prepararse para la opción del servicio misional?

Hermana Stephens: El camino de la conversión y de la preparación para participar en la obra de salvación no comienza en la Sociedad de Socorro; comienza en el hogar cuando se enseñan, desarrollan y viven los hábitos personales de la oración, el estudio de las Escrituras, el meditar y la obediencia. Los miembros de la Iglesia están comprometidos por medio de convenios que hicieron al bautizarse y otros convenios que se hacen en los templos. En el reciente anuncio de la Primera Presidencia se nos pide a todos nosotros, incluso a las hermanas, ascender a un nuevo nivel de discipulado y a participar en la obra de salvación en nuevas e importantes maneras.

Nuestro propósito es que todas las hermanas progresen en la senda al participar en la obra de salvación. Es nuestra bendición y responsabilidad como mujeres del convenio el participar en esta obra si escogemos servir en el hogar o como misionera de tiempo completo. Esta obra incluye la obra misional de los miembros, la retención de conversos, la activación, la obra del templo y de historia familiar y la enseñanza del Evangelio. La obra de salvación se logra en formas pequeñas y sencillas. Por ejemplo, las maestras visitantes ofrecen una oportunidad para que las mujeres participen al compartir el Evangelio, enseñar la doctrina, activar a las hermanas y sus familias, y fortalecer a los nuevos conversos. Las reuniones semanales de la Sociedad de Socorro pueden ayudar a las jóvenes adultas solteras y sus hermanas con más experiencia a trabajar juntas para buscar a sus antepasados y preparar nombres para las ordenanzas del templo.

Cuando la obra de salvación se convierte en el centro de las reuniones del domingo de la Sociedad de Socorro, las reuniones adicionales de la Sociedad de Socorro, las visitas de las maestras visitantes y toda oportunidad de servir, nos acercan más a lograr los propósitos de la Sociedad de Socorro y estaremos mejor preparadas temporal y espiritualmente para cumplir con funciones divinas y las responsabilidades en el matrimonio, la maternidad y el servicio misional.

Church News: ¿ De qué manera el cambiar la edad de las mujeres para servir en una misión bendecirá la vida de las jóvenes adultas solteras?

Hermana Stephens: A medida que las hermanas aprenden y enseñan las doctrinas, y viven y sirven como lo hizo el Salvador, ministrando a uno por uno, llegan a ser más como Él. El desarrollar atributos cristianos será una bendición para ellas individualmente y las preparará en maneras significativas para bendecir a los demás. El progreso mediante la realización y observancia a los convenios tiene más determinación a medida que las hermanas comprenden su responsabilidad, cumplen con su deber y participan en la obra de salvación cada día. José Smith enseñó a las hermanas en Nauvoo: “La Sociedad de [Socorro] no existe sólo para socorrer al pobre sino también para salvar almas” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, pág. 483).

Church News: ¿Desea compartir algo más en cuanto a este tema?

Hermana Stephens: Estoy encantada y tengo la plena confianza de que el anuncio de la Primera Presidencia proporciona una oportunidad para bendecir a todas las hermanas, no sólo a aquellas que deciden servir en una misión a una edad temprana. Estoy segura de que este cambio bendecirá a todas nuestras jóvenes hermanas solteras a medida que se preparen para las futuras responsabilidades y funciones divinas. Los padres, las familias, los líderes y los maestros serán bendecidos a medida que se “apresuren” en la obra del Señor y acepten completamente su responsabilidad de enseñar y preparar a los niños a hacer, guardar y renovar los convenios. El templo y la investigación de historia familiar en el hogar es una parte vital de la preparación misional, así como la participación en las ordenanzas del templo cuando los jóvenes son lo suficientemente maduros espiritualmente para hacerlo.

Es mi oración que los miembros de la Iglesia abran sus mentes y sus corazones a las posibilidades disponibles para ayudarles a preparar a estos jóvenes fieles para recibir las ordenanzas del templo, hacer convenios sagrados y prepararse para una misión, destino y responsabilidades eternos. Actuemos de acuerdo con el “entusiasmo renovado” que sentimos en la Conferencia General más reciente con el anuncio de las normas de la nueva edad para los misioneros y recordemos el “propósito”: acelerar la obra del Señor en preparación para su Segunda Venida.