Cómo tomar la decisión correcta

Richard G. Scott

Of the Quorum of the Twelve Apostles


Richard G. Scott
“El gozo verdadero procede de un carácter recto y este se edifica al tomar invariablemente decisiones justas”.

Quiero hablar principalmente a los jóvenes de la Iglesia de todo el mundo. Sus circunstancias y dificultades varían mucho, pero todos ustedes están en esa etapa en que las decisiones que tomen afectaran el resto de su vida. Quiero hablarles como amigo, con el sincero deseo de ayudarles a obtener el mayor beneficio de este crucial período de prueba; quiero hablarles como le hablaría a un hijo, para decirle lo que se’ que es verdad.

Ruego que entiendan la importancia de los tres principios que trataremos y que el Señor les de la inspiración, por medio del Espíritu Santo, para aplicarlos en la vida de ustedes.

Muchos de ustedes entenderán lo que digo gracias a las decisiones que ya hayan tomado, y ruego poder motivar a otros a tomarlas, pues mi consejo tendrá valor limitado hasta que lo sigan. Lo explicaré con un ejemplo.

Mis padres me regalaron un lindo reloj cuando me gradué de la escuela secundaria; a menudo lo miraba, porque me recordaba su amor; todas las noches lo limpiaba y le daba cuerda. Pero con los años, empecé a olvidar darle cuerda y, por consiguiente, dejó de serme útil, ya que usualmente se paraba cuando mas lo necesitaba.

Ahora tengo uno automático que siempre funciona bien, y se que puedo confiar completamente en el para tener la hora exacta.

Me doy cuenta de que, como los relojes, los jóvenes son diferentes: a unos hay que “darles cuerda”, mientras que otros son “automáticos” debido a las decisiones importantes que hayan tomado.

Felicito a estos, los automáticos, que se han comprometido a ser fieles al Señor y a vivir por la fe ya que al comenzar, todavía no pueden ver el fin del camino. Cuando tienen que decidir entre varias posibilidades, eligen seguir la senda que es compatible con las enseñanzas del Salvador. Se que hay quienes los critican llamándolos fanáticos, pues no entienden por que no hacen lo mismo que los demás. Permanezcan firmes en sus principios.

Ni remotamente imaginan lo que lograran en la vida por esa decisión de obedecer fielmente al Señor. La inquebrantable determinación que tomen de vivir rectamente los ligara a una inspiración y a un poder que van mas allá de lo que puedan entender. Y a los demás, si al hacer una evaluación sincera ven que dependen de personas o cosas que no son buenas, por favor, escuchen, sinceramente deseo ayudarles. Si comprenden y ponen en practica los principios de los cuales hablaremos, ellos les brindaran una gran recompensa.

El primer principio:

Pon al Salvador, Sus enseñanzas y Su Iglesia en el centro de tu vida; haz que todas tus decisiones se ajusten a esta norma.

Este principio te ayudara durante los períodos de pruebas y de progreso. El progreso ocurre en ciclos que se cimientan entre sí, cada uno edificándose sobre el anterior, y aumentan nuestra capacidad y comprensión. No siempre son fáciles, pero si son beneficiosos. Al andar en la senda de la rectitud, aumentara tu fortaleza, comprensión y propia estimación; descubrirás que tenías mucho mas talento del que pensabas, como así también nuevas habilidades. Toda tu vida puede cambiar por tu felicidad y por los propósitos del Señor.

El segundo principio:

Comprende que la felicidad permanente se obtiene por lo que tu seas, y no por lo que tengas.

El gozo verdadero procede de un carácter recto y este se edifica al tomar invariablemente decisiones justas. Si empleas tus bienes en ayudar a otros, a tu familia y a tu prójimo, las posesiones materiales no te dominaran. Tus decisiones rectas determinan lo que eres y que es lo mas importante para ti; además, te facilitan hacer lo bueno. Para lograr la felicidad ahora y durante toda tu vida, se firme en tu determinación de obedecer al Señor, sea cual fuere la presión que otros ejerzan para que hagas lo contrario.

Y el ultimo principio:

Se moralmente limpio.

El Señor ha prohibido toda intimidad sexual fuera del matrimonio, y recalco que esto incluye cualquier contacto con las partes privadas y sagradas del cuerpo, lo cual constituye un pecado y esta prohibido por Dios. Aunque el mundo tenga otras normas, tu debes ser moralmente limpio por muchas razones. La principal es que es un mandamiento del Señor cuya violación El considera un pecado grave que acarrea gran sufrimiento. Con el fin de guardar este sagrado mandamiento, en los momentos en que sientas la influencia del Espíritu Santo, establece normas específicas de lo que harás o no harás cuando te sientas tentado, porque por cierto lo serás. Y cuando te enfrentes a esa lucha, pase lo que pase, sea cual fuere la presión que otros estén ejerciendo sobre ti, no te desvíes de las normas que te has impuesto.

Satanás usara la justificación para destruirte. El retorcerá lo que sabes que esta mal para que parezca aceptable y te llevara gradualmente a la destrucción. El amor según el Señor eleva, protege, respeta y ennoblece, y motiva a sacrificarse el uno por el otro. Satanás fomenta el amor falso, que es la lujuria, la cual motiva el deseo de saciar el apetito personal; y el que lo practica es indiferente al dolor y a la destrucción que causa. Aunque a menudo se disfraza de halagos, lo que lo motiva es el deseo de saciar sus propios deseos. Tu sabes cómo vivir en forma limpia y correcta, y confiamos en que así lo harás. El Señor te bendecirá abundantemente y te ayudara a mantenerte puro y limpio.

¿En que forma puedes mantener la resolución de seguir siendo digno? ¿Que harás para no ceder a la presión que te rodea y sucumbir a la tentación?

Elige buenos amigos, amigos que hayan tomado las mismas decisiones que tu, que como tu tengan la sabiduría de vivir con orden y moderación. Cuando alguien se desvía, casi siempre es porque ha escogido tener malos amigos. Ten verdaderos amigos que te acepten como eres y que, por medio de su influencia, te hagan ser mejor.

Se firme en vivir la verdad que conoces. Mucha de la desilusión y tragedia con que se enfrentan los jóvenes se debe al mal uso de la creciente libertad para actuar, lo que es tan necesaria para tu progreso. Ahora, cuando aumente la responsabilidad de las decisiones que tomes, las tomaras con mas prudencia debido a la firme decisión que habrás tomado de obedecer al Señor. Veras que las restricciones que imponen las enseñanzas del Señor son en realidad una plataforma hacia una mayor libertad, pero si se desbaratan apresuradamente con el mal uso de la libertad de elección, surgirán las esclavizadoras cadenas de transgresión.

No te metas en situaciones comprometedoras .

Busca el consejo de los que son dignos.

Ora con fe pidiendo ayuda. Recurre a tu Padre Celestial. El quiere ayudarte, pero por tu libre albedrío, tu debes dar el primer paso. Arrodillado, aprenderás importantes lecciones; algunas se infiltraran en tu mente y en tu corazón al tratar de poner en equilibrio tu vida. Por la oración de fe, fundada en la rectitud, obtendrás un gran progreso.

Cuando las dificultades te abrumen, sentirás un apoyo interior especial; tendrás inspiración para saber que hacer. Puedes vivir en el mundo turbulento y difícil y aun así tener paz. Serás inspirado para saber que hacer y tendrás la potestad de hacerlo. Recuerda esta promesa del Señor, que aclaro el presidente Harold B. Lee:

“… se os enseñará de lo alto. Santificaos [o sea, guardad mis mandamientos] y seréis investidos con poder …” (D. y C. 43:16).

Se que los principios que hemos tratado son verdaderos; los he comprobado por mi mismo. Con mi compañera, Jeanene, que me supera en toda cualidad digna, he recorrido el camino de que te he hablado hoy. Se que son verdades correctas. Ruego que, al ponerlas a prueba, el Espíritu te confirme en la mente y el corazón su gran valor (véase D. y C. 8:2-5).

Compara tus pensamientos y acciones con los principios que hemos repasado. ¿Progresas hacia ellos, o has empezado a desviarte hacia sendas de

destrucción? La vida es un laboratorio donde puedes probar los principios que has escogido para que te sean de guía en la vida.

Este es el momento de establecer el curso de tu vida, de fijar prioridades esenciales. Aprenderás a elegir entre todo lo bueno y lo malo, aquello que sea lo correcto y mas importante. Para lograrlo, jovencita, emplea los valores inspirativos de las Mujeres Jóvenes y las Escrituras relacionadas con ellos. Para encaminar tu vida, muchacho, usa las Escrituras relacionadas con el sacerdocio. Los exhorto a ambos a leer el folleto “La fortaleza de la juventud”, el cual les bendecirá en su resolución de mantenerse puros.

Como la poderosa águila, puedes elevarte a alturas gloriosas; puedes descubrir verdades que inflamaran tu espíritu. ¿Crees esto? Yo se que puedes. Al combinar las experiencias positivas de tu vida con las verdades eternas, descubrirás lo que significa ser hijo de un Padre Celestial perfecto. El aplicar Sus verdades te dará una clara visión en la mente y una determinación en el corazón de hacer lo justo; serás inspirado y tendrás un poder superior a tu capacidad; y por ese poder divino podrás ser un instrumento en las manos de Dios para lograr lo que no podrías lograr solo.

Aprenderás a convertir en realidad tus dignos sueños del futuro; se te dará una visión de tu potencial y luego, mediante la obediencia a principios correctos y el empleo constante y apropiado del albedrío moral, empezaras a hacer realidad ese potencial.

Te amamos y te necesitamos; tu eres el instrumento que el Señor necesitara con apremio en el futuro. Ora sobre lo que he dicho para tener un testimonio de que esto puede suceder, y después, si eres justo, te sucederá.

Al vivir normas altas tanto en privado como en publico, y no transigir aunque te presionen en forma extremada, elevaras la visión

de los demás ayudándoles a lograr mas de su capacidad divina. Como un digno imán, atraerás a otros a vivir también normas de vida mas altas.

El poder de tu ejemplo digno aumenta cuando tratas de ayudar a los que hayan caído en las redes de la transgresión y de guiarlos a un puerto seguro donde halle fortaleza paternal e inspiración del sacerdocio. Allí, mediante el arrepentimiento, repararan las partes dañadas de su carácter. Hay muchos que anhelan vencer el pecado que los aprisiona y que los lleva hacia una senda que realmente no quieren seguir; aunque sus acciones niegan el deseo de cambiar, íntimamente quieren hacerlo pero no saben cómo. Se esa influencia salvadora para ellos, y ayúdalos.

Para terminar, vuelvo a mi reloj automático; marcha con una célula solar y para funcionar tiene que exponerse a la luz. Nosotros somos así: funcionamos con la luz y necesitamos la renovación constante de esa luz; si nos metemos en una senda obscura, volver puede ser sumamente difícil. Tu no tendrás ese problema porque vivirás en la luz de la verdad.

Si decides ser obediente, tendrás otra bendición, la cual es la mas hermosa de todas, pero la mas difícil de expresar. Si te conservas puro moralmente y si eres fiel a las enseñanzas del Señor, sentirás dentro de ti amor por tu Salvador, un amor que se hará cada vez mas fuerte y comprenderás mas ampliamente a tu Padre Celestial, y tu amor por Ellos aumentara hasta que todo lo que desees sea saber que quieren Ellos que hagas, y con Su ayuda, hacerlo.

Se que Ellos te aman; que te conocen personalmente; que conocen tu vida hasta en el mas mínimo detalle, todos tus pensamientos, todos los deseos que tienes de ser mas fuerte y de cambiar. Obedécelos y Ellos a su vez te bendecirán con el poder de ser obediente a Sus enseñanzas. Lo testifico en amor hacia ti, en el nombre del Señor Jesucristo. Amen.