Un Nuevo Tiempo Para la Cosecha

M. Nelson


“Ha llegado una nueva era de la obra de historia familiar”.

El amor de la familia es maravilloso. No hay nada más especial que el amor de un bebé por su madre. No hay nada más fácil de predecir que el amor de los hijos por sus padres o el amor de los padres por sus hijos.

Hace poco, abracé cariñosamente a una de nuestras queridas nietecitas de cinco años, y le dije:

-Te quiero mucho, mi amor.

Ella me respondió un tanto indiferente:

-Ya lo sé.

-¿Cómo lo sabes?-, le pregunté.

-¡Porque eres mi abuelo!

Esa razón era suficiente para ella. Claro está que amamos a nuestros nietos; así como también a nuestros abuelos. Yo atesoro los recuerdos de lo que viví con tres de mis cuatro abuelos. Nunca conocí al abuelo Nelson 1 . Él murió cuando mi padre sólo tenía dieciséis años. Cuando mi abuelo falleció, era superintendente de la enseñanza pública del estado de Utah. Él tenía un hermoso reloj de bolsillo que más tarde mi padre me entregó a mí. Ahora, ese reloj es un lazo tangible entre nosotros.

Siento una profunda gratitud cuando pienso en mi abuelo Nelson. La mayoría de mis primeros estudios los cursé en las escuelas que él ayudó a establecer. También aprecio el ser miembro de esta Iglesia, a la cual se convirtieron en Dinamarca sus padres, hace casi cien años. En realidad, mis ocho bisabuelos se convirtieron a la Iglesia en Europa. De los otros seis, uno se unió a la Iglesia en Suecia, dos en Inglaterra y tres en Noruega. ¡Qué agradecido me siento por esos antepasados pioneros! La deuda que tengo con ellos se refleja en estos versículos bíblicos: “… Uno es el que siembra, y otro es el que siega” “para que el que siembra goce juntamente con el que siega” 2 .

En la actualidad, segamos una cosecha de amor familiar de las semillas que se sembraron hace años. Las preparaciones para fortalecer los lazos familiares comenzaron en el año 1823, cuando el ángel Moroni se le apareció por primera vez al profeta José Smith. Moroni anunció la venida de Elías el Profeta, el cual haría que el corazón de los hijos se volviera hacia sus padres 3 .

El regreso de Elías el Profeta a la tierra tuvo lugar en el primer templo que se edificó en esta dispensación, donde él y otros mensajeros celestiales, bajo la dirección del Señor 4 , entregaron llaves especiales de la autoridad del sacerdocio a la Iglesia restaurada:

Moisés entregó las llaves del recogimiento de Israel 5 ;

Elías entregó la dispensación del Evangelio de Abraham 6 ; y

Elías el Profeta vino para hacer volver el corazón de los padres a los hijos, y el de los hijos a los padres 7 .

Con eso, el afecto natural entre las generaciones comenzó a engrandecerse. Esa restauración fue acompañada por lo que en ocasiones se llama el espíritu de Elías: una manifestación del Espíritu Santo que da testimonio de la naturaleza divina de la familia 8 . De ahí que la gente de todo el mundo-sin importar su afiliación religiosa-se encuentra recopilando registros de familiares fallecidos a un paso cada vez más acelerado 9 .

Elías no sólo vino para avivar la investigación de los antepasados, sino que también para hacer posible que las familias se entrelazaran eternamente más allá de los límites de la vida terrenal. En verdad, la oportunidad de que las familias se sellen para siempre es la verdadera razón de nuestra investigación. El Señor declaró por medio del profeta José Smith: “… éstos son principios referentes a los muertos y a los vivos que no se pueden desatender, en lo que atañe a nuestra salvación … ellos sin nosotros no pueden ser perfeccionados, ni tampoco podemos nosotros ser perfeccionados sin nuestros muertos” 10 .

Entre los primeros que en esta dispensación sembraron las semillas del interés en la historia familiar se encontraban los hermanos Orson y Parley P. Pratt, ambos miembros del Quórum de los Doce Apóstoles. La obra que ellos realizaron dio como resultado la genealogía de la familia Pratt y que se efectuaran las ordenanzas del templo por unos tres mil antepasados 11 .

Sin embargo, hubo muchos miembros de la Iglesia que no comprendieron plenamente la responsabilidad que tenían para con sus parientes. El presidente Wilford Woodruff se sintió tan preocupado que oró fervientemente para tratar de resolver el asunto. Después, en la conferencia general” de abril de 1894, anunció una revelación a los miembros de la Iglesia, de la cual cito: “Queremos que los Santos de los Últimos Días empiecen desde ahora a investigar su genealogía, tanto como puedan, y a ser sellados a su madre y su padre. Que los hijos se sellen a sus padres y unamos los eslabones de esta cadena hasta donde nos sea posible … Es la voluntad del Señor para Su pueblo” 13 .

Más tarde, ese mismo año, la Primera Presidencia y los Doce establecieron la Sociedad Genealógica de Utah 14 . De su humilde comienzo en un cuarto de los altos de la Oficina del Historiador de la Iglesia 15 , sus colecciones y sus instalaciones han ido en aumento. En la actualidad, la Family History LibraryMR [Biblioteca de Historia Familiar] ocupa un moderno edificio de cinco pisos con acceso a doscientos ochenta mil libros, setecientas mil microfichas y más de dos millones de rollos de microfilme, todo lo cual la convierte en la biblioteca más grande del mundo en su género.

En 1964, el departamento comenzó a establecer bibliotecas auxiliares. Hoy día, hay más de tres mil Centros de Historia Familiar en el mundo 16 .

La tecnología que se utilizó para realizar esta importante obra ha cambiado notablemente con el correr de los años. En 1927, se instituyó un fichero de tarjetas para hacer un índice de todas las investiduras que se efectuaban 17 . Este índice se mantuvo hasta 1969, cuando las nuevas investiduras se empezaron a registrar en el primer sistema de computadoras [ordenadores] más importante, conocido por la sigla GIANT 18 . Se empleó durante más de dos décadas 19 .

La microfilmación extensa realizada por la Sociedad ha permitido recopilar los registros en sus lugares de origen, y más tarde se hicieron llegar copias de ellos a la Biblioteca de Historia Familiar y a los Centros de Historia Familiar. Se ha microfilmado en ciento diez países, se han acumulado más de dos mil millones de placas fotográficas que contienen aproximadamente trece mil millones de nombres. La microfilmación ha permitido a la Biblioteca de Historia Familiar incrementar sus colecciones en forma asombrosa y proporcionar los medios para el aumento extraordinario de la investigación genealógica en todo el mundo. Esos microfilmes constituyen el núcleo de la información que contienen nuestros sistemas automatizados de la actualidad.

Para la década de 1980, el computador personal revolucionó el manejo de la información. El Departamento de Historia Familiar empleó esa tecnología para elaborar el programa Personal Ancestral File MR con el fin de ayudar a los miembros a organizar la información acerca de sus antepasados. En 1990, se anunció el Family SearchMR. En ese mismo año, durante la conferencia de octubre, el élder Richard C;. Scott describió los componentes del FamilySearch: Ancestral FileMR [Archivo de Antepasados], Family History Library Catalog MR [Catálogo de la Biblioteca de Historia Familiar], International Genealogical IndexMR [Índice Genealógico Internacional] y otros 20 . Su mensaje nos animó, a mi esposa y a mí, a utilizar esos recursos para organizar la información que tanto nosotros como nuestros familiares habíamos recopilado durante muchos años.

Mientras tanto, las metas de descentralizar y simplificar la obra de historia familiar llevaron a la elaboración de los programas de extracción de registros, en los cuales han participado miles de miembros de la Iglesia 21 . Los proyectos de extracción han suministrado ahora registros de más de trescientos millones de personas 22 .

Muchas personas se han unido a los miembros de la Iglesia en la empresa de indizar la colección en aumento de información genealógica. Un ejemplo es el censo británico de 1881. Para este proyecto, más de ocho mil voluntarios de sociedades de historia familiar a lo largo y a lo ancho de las Islas Británicas han transcrito treinta millones de nombres. Con gratitud anunciamos que los frutos de esa obra se encuentran ahora en microficha y que muy pronto se podrá obtener en disco compacto en los centros de distribución de la Iglesia.

Nos sentimos también complacidos de anunciar que la información del censo de 1880 de los Estados Unidos muy pronto estará disponible en disco compacto. Mientras tanto, se encuentran trabajando voluntarios en otros proyectos, tales como los registros de entrada de inmigrantes a los Estados Unidos por la isla Ellis.

Quisiera expresar nuestro más sincero agradecimiento a todos esos valientes voluntarios-pasados, presentes y futuros-por su diligente obra en éstos y otros proyectos.

Al describir esos logros, me doy cuenta de que para alguien que no participe mucho en esta obra, tal vez haya intensificado sus sentimientos de culpabilidad, y les ruego me perdonen por ello. Sé que quizás el miedo y lo desconocido les obstaculicen el camino. Para otras personas, el sólo mencionar una computadora podría ser un amedrentador más. Algunos esperan secretamente poder

pasar los días que les queden de vida en esta tierra sin tener que tocar una computadora. A quienes tengan acceso a una, les digo: “¡Pongan manos a la obra! ¡Tengan esperanza! ¡Traten! ¡Tengo extraordinarias noticias para ustedes!

“… ha llegado la hora de la cosecha …” 23 . Ha llegado una nueva era de la obra de historia familiar. Como el presidente Gordon B. Hinckley lo ha indicado recientemente: “El Señor ha inspirado a hombres y a mujeres capacitados para elaborar nuevas tecnologías que nosotros podemos utilizar para nuestro beneficio en la tarea de sacar adelante esta obra sagrada” 24 . Con anterioridad, los esfuerzos se concentraron en recopilar nombres y fechas y en organizar esa información. Ahora existen materiales de computadora que en realidad los guiarán para encontrar a sus familiares.

Permítanme darles a conocer el nuevo Family History SourceGuideMR [Guía de fuentes de información de historia familiar]. Este disco compacto está ahora a disposición en los centros de distribución de la Iglesia 25 . Él les dará acceso a registros genealógicos de países, de esta dos y de provincias de alrededor del mundo, y les mostrará cómo utilizar esos registros para localizar a sus antepasados. Además incluye algunas otras ayudas, como por ejemplo, mapas, guías para escribir cartas, palabras traducidas para varios países en los que no se habla inglés, definiciones y términos que se encuentran a menudo en los registros genealógicos. Family History SourceGuideMR pone en la punta de sus dedos una gran parte del conocimiento y de la experiencia acumulados de cientos de expertos en genealogía. Y están al alcance de ustedes, con sólo tocar un botón. ¡Utilícenlos y disfrútenlos!

Un nuevo Vital Records IndexMR [Índice de Registros Vitales] pondrá a disposición, en disco compacto, el resultado de los programas de extracción preparados basándose en muchos registros civiles y eclesiásticos. Habrá cierta duplicación entre esta fuente y los registros que hay en el Índice Genealógico Internacional; sin embargo, todavía no se ha efectuado la obra de las ordenanzas del templo por la mayoría de los nombres de este Índice de Registros Vitales. El índice completo tendrá aproximadamente unos veinticinco millones de registros. Durante los próximos meses, estará a disposición en segmentos por zonas geográficas, tal como las Islas Británicas (cinco millones de registros) y Norteamérica (cuatro millones y medio de registros). Este archivo representa años de trabajo realizado por muchos extractores.

Siento un gran entusiasmo acerca de éste y de otros adelantos. Tareas que una vez parecieron fuera de nuestro alcance, ahora están a la mano: “porque nada hay imposible para Dios” 26 . Ha comenzado un nuevo tiempo para la cosecha. El camino está abierto para poder obedecer la voluntad del Señor 27 y proporcionar eslabones conexivos 28 entre todas las dispensaciones y las generaciones.

Para comenzar no necesitan ningún equipo. Comiencen con un cuadro genealógico y un registro de grupo familiar 29 . Anoten los nombres que conozcan. Añadan la información que les den sus parientes vivos. Ese sencillo comienzo en casa los preparará para recibir más ayuda. Y. cuando se hayan bautizado por sus antepasados fallecidos, sentirán dentro de ustedes la confirmación de esta divina obra que les brindará gran regocijo.

Al reflexionar acerca de la importancia de las responsabilidades que tenemos para con nuestros antepasados, también es necesario que se nos recuerde el amplísimo ministerio del Señor. [)el presidente Joseph F. Smith, cito: “Jesús no había completado Su obra cuando fue muerto Su cuerpo, ni la terminó después de Su resurrección de los muertos; aun cuando había realizado el propósito para el cual vino a la tierra en esa época, todavía no cumplía toda Su obra. ¿Y cuándo será esto? Sólo cuando haya redimido y salvado a todo hijo e hija de nuestro padre Adán que han nacido y que nacerán sobre esta tierra hasta el fin del tiempo … Ésta es Su misión. Nosotros no terminaremos nuestra obra sino hasta que nos hayamos salvado a nosotros mismos y, en seguida, hasta que hayamos salvado a todos los que dependen de nosotros; porque nosotros hemos de llegar a ser salvadores en el monte de Sión, así como Cristo. Somos llamados a esta misión. Los muertos no pueden perfeccionarse sin nosotros, ni tampoco nosotros sin ellos” 30 .Con ese fin, la voluntad del Señor ha inspirado al presidente Hinckley para que se construyan más templos 31 . Los Santos de los Ultimos Días deben ser un pueblo investido, y se deben sellar a su posteridad y a sus progenitores.

El reloj de mi abuelo me recuerda que nuestros abuelos nos vigilan-y esperan-para que nosotros busquemos sus datos, nos unamos a ellos y les proporcionemos las ordenanzas del templo. Que Dios nos bendiga a todos con éxito en este servicio sagrado, es mi oración en el nombre de Jesucristo. Amén.

Mostrar referencias

  1.  

    1.  Andrew C. Nelson.

  2.  

    2.  Juan 4: 37, 36.

  3.  

    3.  Véase D y C. 2: 1-3.

  4.  

    4.  Véase D. y C. 110:2-10.

  5.  

    5.  Véase D. y C. 110:11.

  6.  

    6.  Véase D. y C. 110:12.

  7.  

    7.  Véase D. y C. 110: 13-16.

  8.  

    8.  El espíritu de Elías puede ser una fuerza poderosa en la conversión, así como en la retención y en la activación de las personas.

  9.  

    9.  La genealogía se encuentra en la actualidad entre lo s usos de la computadora [ordenador] en el hogar, sin fines comerciales, que crecen más rápidamente. La popularidad de una reciente serial de televisión intitulada “Ancestors” fue sin precedentes. Fue transmitida por 340 de los 353 canales de televisión PBS; el más alto porcentaje de televidentes de su historia televisiva. En conexión con esa obra, se escribió un libro intitulado Ancestors: A Beginners Guide to Family History and Genealogy. Más de cien mil ejemplares se vendieron en menos de un año. Algunos expertos han calculado que un veinte por ciento del uso de Internet está relacionado con la genealogía.

  10.  

    10.  D. y C. 128:15. Véase Mateo 5:48. Allí y en otros pasajes del Nuevo Testamento, la palabra perfectos se tradujo del griego telios que significa “llevado hasta el fin, terminado; completado”.

  11.  

    11.  Véase Breck England, The Life and Thought of Orson Pratt, 1985, pág. 183. En 1853, mientras prestaba servicio misional en Washington, D. C., Orson Pratt contestó al aviso de un periódico en el que se pedía información sobre los descendientes de William Pratt de Massachusetts. De ese contacto, él élder Pratt obtuvo los lazos de conexión entre él y el primero de sus antepasados de Nueva Inglaterra. Veinte años después, el élder Pratt informó que su linaje había sido reconstruido por once generaciones y que familiares de los hermanos Pratt se habían bautizado por unos tres mil de sus antepasados (véase Journal of Discourses, tomo XVI, pág. 300)

  12.  

    12.  El presidente Woodruff analizó la revelación con la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles el 5 de abril de 1894. Véase “Wilford Woodruff Journal”, 5 de abril de 1894, colección Wilford Woodruff, Archivos de la Iglesia.

  13.  

    13.  The Discourses of Wilford Woodruff, sel. por G. Homer Durham, 1946, pág. 157; citado en “El espíritu de Elías”, Liahona, enero de 1995, págs. 97-98.

  14.  

    14.  Ellos aprobaron los artículos de incorporación y dieron instrucciones al élder Franklin D. Richards para que comenzara a organizar la Sociedad. Además se le nombró como su primer presidente. Véase James B. Allen, Jessie L. Embry y Kahlile B. Mehr, Hearts Tumed to the Fathers: A History of the Genealogical Society of Utah, 1894-1994 (1995), pág. 45.

  15.  

    15.  La colección comenzó con unos trescientos libros. Véase Hearts Tumed to the Fathers, pág. 47.

  16.  

    16.  Véase Hearts Tumed to the Fathers, pág. 80. El nombre se cambió en el año 1987 en conexión con el cambio de nombre del Departamento Genealógico al de Departamento de Historia Familiar (véase Hearts Tumed to the Fathers, pág. 278).

  17.  

    17.  Se le llamó Archivo de índice de tarjetas del templo “Temple Index Bureau” (TIB), el cual se utilizó con el fin de disminuir en lo posible la duplicación de las ordenanzas. Véase Hearts Tumed to the Fathers, págs. 96-103.

  18.  

    18.  Indice genealógico y tabulación de nombres.

  19.  

    19.  Servía también para ayudar a disminuir la duplicación de las ordenanzas sagradas. Véase Hearts Tumed to the Fathers, págs. 304-309. El Departamento comenzó a procesar los nombres por medio del programa TempleReadyMR en mayo de 1991.

  20.  

    20.  “Redención: la cosecha de amor”, Liahona, enero de 1991, págs. 5-7.

  21.  

    21.  Más de cincuenta mil miembros han plantado las semillas de la obra en el Programa de Extracción de Registros Familiares (FREP por su sigla en inglés). Véase Hearts Tumed to the Fathers, págs. 314-317.

  22.  

    22.  Hasta el 24 de febrero de 1998, se habían extraído 329.434.125 entradas de registros.

  23.  

    23.  D. y C. 101:64.

  24.  

    24.  Declaración inédita, 29 de septiembre de 1997; utilizada con permiso.

  25.  

    25.  La versión inicial se ha preparado para utilizarla con Windows 95MR

  26.  

    26.  Lucas 1:37.

  27.  

    27.  Véase D. y C. 128:15.

  28.  

    28.  Véase D. y C. 128:18.

  29.  

    29.  El folleto “¿Dónde debo comenzar?” es sumamente útil y se puede obtener por intermedio del consultor de historia familiar de barrio. Todos los materiales y programas mencionados y la ayuda para la computadora se encuentran a disposición en los Centros de Historia Familiar.

  30.  

    30.  Joseph F. Smith, Doctrina de Salvación, págs. 435-436.

  31.  

    31.  Incluso algunos templos más pequeños que con más rapidez sean accesibles a muchos miembros.