Los menús de LDS.org han cambiado. Más información.
Saltar navegador principal
Octubre 2001 | El sostenimiento de oficiales de la Iglesia

El sostenimiento de oficiales de la Iglesia

Mis hermanos y hermanas, el presidente Hinckley me ha pedido que presente a las Autoridades Generales, a los Setenta Autoridades de área y a las presidencias generales de las organizaciones auxiliares de la Iglesia para su voto de sostenimiento.

Se propone que sostengamosa Gordon Bitner Hinckley como profeta, vidente y reveladory Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días; a Thomas Spencer Monson como Primer Consejerode la Primera Presidencia y aJames Esdras Faust como Segundo Consejero de la Primera Presidencia. Los que estén a favor sírvanse manifestarlo. Los contrarios, si los hay, pueden manifestarlo.

Se propone que sostengamos a Thomas Spencer Monson como Presidente del Quórum de los Doce Apóstoles; Boyd Kenneth Packer como Presidente en Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles ya los siguientes como miembros de ese quórum: Boyd K. Packer, L. Tom Perry, David B. Haight, Neal A. Maxwell, Russell M. Nelson,Dallin H. Oaks, M. Russell Ballard, Joseph B. Wirthlin, Richard G. Scott, Robert D. Hales, Jeffrey R. Holland, y Henry B. Eyring. Los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Contrarios.

Se propone que sostengamos a los consejeros de la Primera Presidencia y a los Doce Apóstoles como profetas, videntes y reveladores. Todos los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Los que se opongan, si los hay, con la misma señal.

Se propone que relevemos a los élderes L. Aldin Porter y Marlin K. Jensen como miembros de la Presidencia de los Setenta. También se propone que relevemos a los élderes L. Aldin Porter, Vaughn J. Featherstone, Rex D. Pinegar,John K. Carmack y L. Lionel Kendrick como miembros del Primer Quórum de los Setenta y designarlos miembros eméritos del Primer Quórum de los Setenta. Todos los que deseen unirse en ese voto de agradecimiento, sírvanse manifestarlo.

Con gratitud por su servicio como miembros del Segundo Quórum de los Setenta, extendemos un relevo honorable a los élderes Richard B. Wirthlin, Richard E. Cook, Wayne M. Hancock y Ray H. Wood y a los siguientes hermanos como Setenta Autoridades de área: Norman C. Boehm, Jess L. Christensen, Dale L. Dransfield, David W. Eka, James E. Griffin, Esteban Guevara, Ronald J. Hammond, Thomas A. Holt, Ernst Husz, Julio H. Jaramillo, Lloyd W. Jones, Seiji Katanuma, J. Grey Larkin, Haruyoshi Nakamura, Karl E. Nelson, Jesús Nieves, Rodrigo Obeso, James S. Olson, Glen A. Overton, William W. Parmley, Steven H. Pond, Michael T. Robinson, Jorge W. Ventura yCraig T. Vincent. Los que deseen unirse a nosotros para expresar agradecimiento, sírvanse manifestarlo levantando la mano.

Se propone que relevemos con un voto de agradecimiento a los élderes Marlin K. Jensen, Neil L. Andersen y John H. Groeberg, de la Presidencia General de la Escuela Dominical; y a los élderes Robert K. Dellenbach, F. Melvin Hammond y John M. Madsen, de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes. Los que estén a favor, sírvanse indicarlo levantando la mano.

Se propone que sostengamos a los élderes Charles Didier y Cecil O. Samuelson como miembros de la Presidencia de los Setenta. Los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Opuestos, por la misma señal.

Se propone que sostengamos a Carlos J. García, R. Randall Huff y John W. Yardley como Setenta Autoridades de área. Los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Si hay alguien que se oponga, puede manifestarlo.

Se propone que sostengamos a los élderes Cecil O. Samuelson, John H. Groberg y Richard J. Maynes como Presidencia General de la Escuela Dominical y a los élderes F. Melvin Hammond, Glenn L. Pace y Spencer J. Condie como Presidencia General de los Hombres Jóvenes. Todos los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Si hay alguien que se oponga, puede manifestarlo.

Se propone que sostengamos a las otras Autoridades Generales, a los Setenta Autoridades de área y a las presidencias generales de las organizaciones auxiliares como están constituidas en la actualidad. Los que estén a favor, sírvanse manifestarlo. Si alguien se opone, puede manifestarlo.

Parece ser que el sostenimiento ha sido unánime y afirmativo.

Gracias, hermanos y hermanas, por su fe y sus oraciones.