Informe del Departamento de Auditorías de la Iglesia, 2003

Wesley L. Jones


Para la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Estimados hermanos: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días mantiene en funcionamiento un departamento de Auditorías que funciona en forma independiente de todos los demás departamentos y operaciones de la Iglesia. El director ejecutivo del Departamento de Auditorías de la Iglesia informa directamente y con regularidad a la Primera Presidencia. El Departamento de Auditorías de la Iglesia está conformado por contadores acreditados, auditores internos acreditados, auditores acreditados de sistemas de información y otros profesionales acreditados.

Por mandato de la Primera Presidencia, el Departamento de Auditorías de la Iglesia tiene autoridad para auditar todos los departamentos y operaciones de la Iglesia en todo el mundo. El Departamento de Auditorías de la Iglesia tiene acceso a todos los sistemas, registros, personal y propiedades necesarios para la realización de auditorías de los donativos, los gastos y los recursos de la Iglesia. Estas labores se rigen por normas profesionales, financieras y operativas de auditoría, siendo el factor riesgo el elemento principal que dicta la realización de dichas auditorías.

El Consejo Encargado de las Disposición de Diezmos es responsable de la autorización del empleo de los fondos de la Iglesia en el año 2003. Este consejo está compuesto por la Primera Presidencia, el Quórum de los Doce Apóstoles y el Obispado Presidente, como se ha prescrito por revelación. Bajo la dirección de dicho consejo, los donativos, los gastos y los recursos de la Iglesia se controlaron a través del grupo encargado de las finanzas en cada departamento y a través del Departamento de Presupuesto y Finanzas de la Iglesia. Se auditó e informó la administración de los fondos a cargo de estos grupos de administración, de presupuesto y de finanzas.

Basándonos en nuestras auditorías, el Departamento de Auditorías de la Iglesia es de la opinión que, en todos los aspectos materiales, los donativos recibidos, los gastos efectuados y los recursos de la Iglesia usados durante el año 2003 se han administrado de acuerdo con las pautas y los procedimientos y las normas establecidos por la Iglesia.

Las actividades financieras en las organizaciones afiliadas a la Iglesia, que se gestionan independientemente de la misma, no fueron auditadas por el Departamento de Auditorías en 2003. Las declaraciones financieras de estas organizaciones, así como sus correspondientes actividades de control, fueron auditadas por firmas de contabilidad pública independientes. Dichas organizaciones incluyen, entre otras, Deseret Management Corporation, así como sus empresas subsidiarias, y las instituciones de enseñanza superior de la Iglesia, entre las que se encuentra la Universidad Brigham Young; sin embargo, el Departamento de Auditorías de la Iglesia verificó que se presentaran informes debidos de dichas firmas de contabilidad pública de las auditorías realizadas por los comités de auditoría de cada organización.

Presentado respetuosamente,

Departamento de Auditorías de la Iglesia

Wesley L. Jones

Director Ejecutivo