Manual 2:
Administración de la Iglesia

El Señor exhortó: “Por tanto, aprenda todo varón su deber, así como a obrar con toda diligencia en el oficio al cual fuere nombrado” (D. y C. 107:99).

Los líderes de la Iglesia procuran revelación personal que los ayude a aprender y a cumplir los deberes de sus llamamientos.

El estudio de las Escrituras y las enseñanzas de los profetas de los últimos días serán de utilidad para que los líderes comprendan y cumplan sus deberes. El Señor ha exhortado a los líderes a que constantemente atesoren en su mente las palabras de Dios a fin de que sean receptivos a la influencia del Espíritu (véase D. y C. 84:85).

Los líderes también aprenden sus deberes al estudiar las instrucciones de los manuales de la Iglesia. Estas instrucciones pueden facilitar la revelación si se utilizan para proporcionar la comprensión de los principios, las normas y los procedimientos que se deben aplicar al procurar la guía del Espíritu.

Manuales para líderes de la Iglesia

La Iglesia proporciona dos manuales para los líderes:

Manual 1: Presidentes de estaca y obispos. En este manual se detallan las responsabilidades generales de los presidentes de estaca y los obispos, y proporciona información detallada sobre normas y procedimientos.

Manual 2: Administración de la Iglesia. Este manual es una guía para los miembros de los consejos de barrio y de estaca. Los primeros dos capítulos presentan la base doctrinal de la obra de la Iglesia: la salvación de personas y el sellamiento y la exaltación de familias mediante el poder del sacerdocio. Los demás capítulos proporcionan instrucciones para administrar los quórumes del sacerdocio y las organizaciones auxiliares. También presentan principios y pautas que se aplican a las diversas organizaciones de un barrio.

Los títulos y los subtítulos de estos manuales se han numerado para que sea fácil localizar o citar los temas. En vez de remitirse a una página o a un grupo de páginas, los líderes pueden consultar un tema por su número. Por ejemplo, en un análisis sobre la obra misional de los miembros, el obispo podría pedir a los miembros del consejo de barrio que acudieran a 5.1.2 del Manual 2. El número 5 se refiere al capítulo, el número 1 se refiere a una sección del capítulo, y el número 2 se refiere a un apartado.

ejemplo

Actualizaciones y suplementos de las instrucciones

De vez en cuando, la información de estos manuales se actualizará o suplementará por medio de cartas, avisos u otra comunicación de la Primera Presidencia, del Quórum de los Doce Apóstoles y del Obispado Presidente. Cuando esto ocurra, los líderes deben anotar los cambios en sus ejemplares de los manuales. Los líderes deben conservar juntos los manuales y estos materiales suplementarios.

Preguntas sobre las instrucciones

Los líderes que tengan preguntas en cuanto a la información de los manuales o asuntos que no se mencionen en ellos deben dirigirlas a la autoridad inmediata que los presida.

Aplicación en ramas, distritos y misiones

Por razones administrativas, los términos obispo y obispado en los manuales se refieren también a presidentes de rama y presidencias de rama. Los términos presidente de estaca y presidencia de estaca se refieren también a presidentes de distrito y a presidencias de distrito. Sin embargo, los oficios de obispo y de presidente de rama no son equivalentes en autoridad ni responsabilidad. Tampoco lo son los oficios de presidente de estaca y de presidente de distrito. El de obispo es un oficio del sacerdocio y la ordenación la autoriza solamente la Primera Presidencia. Los presidentes de estaca son llamados por Autoridades Generales y por Setentas de Área.

Las referencias a barrios y estacas generalmente se aplican también a ramas, distritos y misiones.

Ponerse en contacto con las Oficinas Generales de la Iglesia o con la oficina administrativa asignada

Algunos capítulos de este manual incluyen instrucciones para ponerse en contacto con las Oficinas Generales de la Iglesia o con la oficina administrativa asignada. La instrucción para comunicarse con las Oficinas Generales de la Iglesia se aplica a líderes del sacerdocio y a secretarios en los Estados Unidos y en Canadá. La instrucción para comunicarse con la oficina administrativa asignada se aplica a líderes del sacerdocio y a secretarios de fuera de los Estados Unidos y de Canadá.

Distribución

El Manual2: Administración de la Iglesia se debe distribuir de la siguiente manera:

  • Autoridades Generales, Setentas de Área, miembros de presidencias generales de las organizaciones auxiliares, jefes de departamentos de la Iglesia, directores de asuntos temporales (1 ejemplar para cada uno)

  • Presidencia de misión (3 ejemplares)

  • Presidencia de estaca o de distrito (3 ejemplares)

  • Secretario de estaca o distrito (1 ejemplar para el archivo)

  • Secretario ejecutivo de estaca o distrito (1 ejemplar)

  • Sumo consejo (12 ejemplares)

  • Presidencias de Hombres Jóvenes, Sociedad de Socorro, Mujeres Jóvenes, Primaria y Escuela Dominical de estaca (3 ejemplares para cada una)

  • Obispado o presidencia de rama (3 ejemplares)

  • Secretario de barrio o de rama (1 ejemplar para el archivo)

  • Secretario ejecutivo de barrio o rama (1 ejemplar)

  • Líderes de grupo de sumos sacerdotes (3 ejemplares)

  • Presidencia del quórum de élderes (3 ejemplares)

  • Presidencias de Hombres Jóvenes, Sociedad de Socorro, Mujeres Jóvenes, Primaria y Escuela Dominical de barrio (3 ejemplares para cada una)

  • Líder misional de barrio (1 ejemplar)

Este manual se ha preparado para el uso exclusivo de los oficiales generales y locales de la Iglesia para administrar los asuntos de la Iglesia. No se debe duplicar ni dar a ninguna otra persona. La lista de distribución incluye un ejemplar para archivar que cada secretario de estaca y de barrio guardará en un lugar seguro. Podrá consultarlo en busca de información sobre finanzas y registros, y para informarse sobre cómo apoyar al presidente de estaca o al obispo.

Cuando se releve a oficiales de la Iglesia que tengan un ejemplar de este manual, entregan el ejemplar inmediatamente a sus sucesores o a la autoridad que presida.