Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

14.8 Música en el hogar

Los líderes del sacerdocio y los líderes de música animan a los miembros de la Iglesia a utilizar música edificante en sus hogares, a tener un ejemplar del himnario y de Canciones para los niños y a cantar esta música como familias. En cuanto a la música en el hogar, la Primera Presidencia dijo:

“Los himnos pueden llevar a las familias un espíritu de belleza y paz y pueden inspirar amor y unidad entre los miembros de la familia.

“Enseñen a sus hijos a amar los himnos; cántenlos el día de reposo, en la noche de hogar, durante el estudio de las Escrituras cuando se vaya a orar; cántenlos al trabajar, al jugar y al viajar juntos; canten los himnos como si fueran canciones de cuna para edificar la fe y el testimonio en sus pequeñitos” (véase Himnos, pág. x).

Los miembros pueden utilizar grabaciones producidas por la Iglesia para acompañar el canto y ayudarlos a aprender los himnos y las canciones de la Primaria. Estas grabaciones figuran en el Catálogo de materiales de la Iglesia. Los miembros también pueden acceder al sitio web de música de la Iglesia (music.lds.org) para aprender y escuchar música de la Iglesia, aprender técnicas básicas de música y hallar otros recursos musicales útiles.

Los padres deben animar a sus hijos para que reciban instrucción en habilidades musicales, permitiéndoles utilizar sus talentos para servir en la Iglesia.

De vez en cuando, el obispado puede asignar a oradores en la reunión sacramental para que hablen sobre el uso de la música en el hogar. En ocasiones, una familia puede cantar un himno favorito o una canción favorita de la Primaria a modo de selección musical en la reunión sacramental.