Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

20.2 Nombre y bendición de niños pequeños

 20.2.1

Pautas generales

“Todo miembro de la Iglesia de Cristo que tenga hijos deberá traerlos a los élderes ante la iglesia, quienes les impondrán las manos en el nombre de Jesucristo y los bendecirán en su nombre” (D. y C. 20:70). De conformidad con esta revelación, sólo los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec pueden participar en dar nombre y bendecir a niños pequeños. Los líderes del sacerdocio deben informar a los miembros sobre esta instrucción antes de dar nombre y bendecir a sus hijos. Al mismo tiempo que preservan la naturaleza sagrada de la bendición, los líderes deben hacer todo esfuerzo razonable por evitar avergonzar u ofender a personas o a familias.

Normalmente, a los niños se les da nombre y se los bendice durante una reunión de ayuno y testimonios en el barrio en el que los padres sean miembros inscritos.

 20.2.2

Instrucciones para dar nombre y bendecir a un niño pequeño

Cuando se bendice a una criatura, los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec se reúnen en un círculo y colocan sus manos debajo de ella. Cuando se bendice a un niño mayor, los hermanos le colocan las manos levemente sobre la cabeza. La persona que da la bendición:

  1. 1.

    Se dirige al Padre Celestial.

  2. 2.

    Declara que la bendición se efectúa por la autoridad del Sacerdocio de Melquisedec.

  3. 3.

    Da el nombre al niño o a la niña.

  4. 4.

    Pronuncia palabras de bendición de acuerdo con lo que le indique el Espíritu.

  5. 5.

    Termina en el nombre de Jesucristo.

 20.2.3

Registro y certificado de la bendición

Antes de bendecir a un niño, el secretario de barrio prepara un Registro y certificado de bendición de niño. Después de la bendición, el secretario se asegura de que este formulario esté completo y lo procesa o lo distribuye de acuerdo con las instrucciones del formulario. El secretario también prepara un certificado de la bendición. El obispo firma el certificado y él o el secretario lo entrega a los padres o a los tutores del niño.

Si el niño hubiera nacido fuera de los vínculos matrimoniales, el nombre que aparezca en la cédula de miembro y en el certificado de bendición deberá ser igual al que figure en el certificado de nacimiento o en la ficha del registro civil. Si no hubiera certificado de nacimiento ni ficha de registro civil, se utilizan las prácticas de dar nombre de la cultura local.