Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

11.2 Líderes de la Primaria de barrio

Este capítulo se enfoca en cómo administrar la Primaria de tal modo que fortalezca a las personas y a las familias. Las líderes de la Primaria revisan con frecuencia el capítulo 3, donde se detallan principios generales de liderazgo. En estos principios se incluyen el prepararse espiritualmente, participar en consejos, ministrar a los demás y enseñar el evangelio de Jesucristo.

 11.2.1

Obispado

El obispo y sus consejeros proporcionan liderazgo del sacerdocio a la Primaria.

El obispo y sus consejeros

El obispo llama y aparta a una hermana para que sirva como presidenta de la Primaria. Él supervisa el llamamiento y el apartamiento de todas las demás personas que trabajen en la Primaria. Puede asignar a sus consejeros para que las llamen y las aparten.

El obispo o un consejero asignado dirige las entrevistas para el bautismo y la confirmación de los niños de ocho años de edad que son miembros inscritos y de los niños de ocho años que no son miembros inscritos pero que tienen por lo menos un padre o tutor que es miembro. Los misioneros de tiempo completo enseñan y entrevistan a los niños de ocho años cuyos padres no son miembros y a los niños que tengan nueve años de edad o más en el momento del bautismo.

El obispo o un consejero asignado entrevista a los niños antes de que cumplan 12 años y salgan de la Primaria.

Consejero asignado a supervisar la Primaria de barrio

El obispo asigna a uno de sus consejeros a supervisar la Primaria de barrio. Este consejero tiene las siguientes responsabilidades:

Se reúne regularmente con la presidencia de la Primaria de barrio. Informa de asuntos de la Primaria en las reuniones de obispado.

Guía los esfuerzos para preparar la presentación anual por los niños en la reunión sacramental.

Dirige el planeamiento del Programa Preliminar del Sacerdocio.

Coordina los esfuerzos para que los miembros del obispado den mensajes breves a los niños en el tiempo para compartir.

En los lugares donde el programa de escultismo esté autorizado por la Iglesia, él supervisa el escultismo para los niños varones de 8 a 11 años de edad.

 11.2.2

Presidencia de la Primaria de barrio

La presidencia de la Primaria de barrio consta de una presidenta y dos consejeras. Trabajan bajo la dirección del obispado. Reciben orientación y apoyo continuo de la presidencia de la Primaria de estaca.

Presidenta de la Primaria de barrio

La presidenta de la Primaria tiene las siguientes responsabilidades:

Ella sirve como miembro del consejo de barrio. Como miembro de este consejo, participa en los esfuerzos de edificar la fe y fortalecer a las personas y a las familias (véase el capítulo 4).

Presenta recomendaciones al obispado para que se llame a miembros del barrio a servir como líderes y maestros de la Primaria. Al hacer estas recomendaciones, sigue las pautas de 19.1.1 y 19.1.2.

Enseña a otros líderes y maestros de la Primaria sus deberes, utilizando este manual como recurso.

Supervisa el uso de las guías Fe en Dios como se describe en 11.5.1.

Supervisa los registros, los informes, el presupuesto y las finanzas de la Primaria de barrio. La secretaria de la Primaria ayuda con esta responsabilidad.

La presidenta de la Primaria de barrio y sus consejeras

Las integrantes de la presidencia de la Primaria de barrio trabajan juntas para cumplir con las siguientes responsabilidades. La presidenta de la Primaria puede asignar a sus consejeras que supervisen algunas de estas responsabilidades.

Se aprenden los nombres de los niños y se familiarizan con sus talentos, intereses y desafíos. Buscan maneras de fortalecer a cada uno de los niños y los ayudan a participar en la Primaria.

Orientan a los maestros recién llamados y supervisan los esfuerzos por mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en la Primaria. En estos esfuerzos, siguen los principios de 5.5.3 y 5.5.4. También apoyan a los maestros de la Primaria y a las líderes de la guardería al (1) visitarlos de vez en cuando para atender a sus preguntas e inquietudes y analizar maneras de servir a los niños; (2) ayudarlos a mantener la reverencia durante el tiempo para compartir, durante las clases y en los descansos; y (3) hacer arreglos para visitar sus clases.

Planean el tiempo para compartir y supervisan los programas, las actividades y los eventos que figuran en 11.5.

Efectúan reuniones de presidencia de la Primaria. También se reúnen regularmente con el consejero del obispado que supervisa la Primaria.

 11.2.3

Secretaria de la Primaria de barrio

La secretaria de la Primaria de barrio tiene las siguientes responsabilidades:

Consulta con la presidencia para preparar las agendas de las reuniones de presidencia. Asiste a esas reuniones, toma notas y realiza un seguimiento de las asignaciones.

Al menos trimestralmente, recopila la información de asistencia, la revisa con la presidenta de la Primaria y la envía al secretario de barrio.

Se asegura de que la presidenta de la Primaria y el secretario ejecutivo de barrio estén al tanto de los niños que pronto reunirán los requisitos para el bautismo y de los que pronto avanzarán de la Primaria al Sacerdocio Aarónico y a las Mujeres Jóvenes.

Ayuda a la presidencia de la Primaria a preparar un presupuesto anual y a dar cuenta de los gastos.

Ayuda a los niños, a los maestros y a los padres según lo solicite la presidencia de la Primaria. Por ejemplo, puede ayudar a supervisar clases y a mantener la reverencia durante el tiempo para compartir. También puede asignar a niños a dar discursos en futuros tiempos para compartir e informar a los padres de esos niños sobre las asignaciones.

 11.2.4

Líder(es) de música y pianista(s) de la Primaria de barrio

Bajo la dirección de la presidencia de la Primaria, los líderes de música y los pianistas de la Primaria tienen las siguientes responsabilidades:

Planean, enseñan y dirigen la música del tiempo para compartir, incluyendo las canciones que serán parte de la presentación de los niños en la reunión sacramental.

Ayudan con la música en las clases de guardería y en otras clases de la Primaria, según se les solicite.

Pueden organizar y dirigir un coro de niños, según se les solicite.

Las integrantes de la presidencia de la Primaria ayudan a los líderes de música y a los pianistas de la Primaria de barrio a entender la forma en que la música realza la Primaria. Las melodías, la letra y los mensajes de las canciones de la Primaria pueden enseñar a los niños las doctrinas del Evangelio y permanecer en sus corazones a lo largo de su vida.

La música de la Primaria debe invitar la reverencia, enseñar el Evangelio y ayudar a los niños a sentir la influencia del Espíritu Santo y el gozo que se siente al cantar. Mientras los niños cantan algunas canciones, las líderes pueden darles la oportunidad de moverse físicamente y de estirarse apropiadamente.

El libro Canciones para los niños y el bosquejo actual del tiempo para compartir son las fuentes de consulta básicas de la música en la Primaria. Los himnos del himnario y las canciones de las revistas Friend y Liahona también son apropiados. En ocasiones, los niños pueden cantar canciones patrióticas o festivas que sean apropiadas para el domingo y para las edades de los niños. El uso de cualquier otra música en la Primaria lo debe aprobar el obispado.

Para información acerca de enseñar música a los niños, véase Canciones para los niños, página 149. Véase también el capítulo 14 de este manual, el bosquejo actual del tiempo para compartir y “Music Callings and Resources” en la sección Serving in the Church de LDS.org.

 11.2.5

Maestros de la Primaria y líderes de la guardería

Los maestros de la Primaria y las líderes de la guardería trabajan con grupos específicos de niños según la edad. Estos maestros y estas líderes siguen los principios que se detallan en 5.5.4.

Los maestros de la Primaria y las líderes de la guardería permanecen con los niños durante todo el tiempo de la Primaria del domingo, incluyendo el tiempo para compartir y los descansos. Durante el tiempo para compartir se sientan con las clases que les hayan sido asignadas, cantan las canciones con los niños y los ayudan a participar con reverencia.

 11.2.6

Líderes de días de actividades y líderes scout

Si una Primaria de barrio efectúa días de actividades y actividades de escultismo para niños de 8 a 11 años de edad, las actividades las pueden planear y dirigir los maestros de esos niños u otros líderes a los que el obispado llame para cumplir con estas responsabilidades (véanse 11.5.2 y 11.5.3).