Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

9.2 Líderes de la Sociedad de Socorro de barrio

Este capítulo se enfoca en administrar la Sociedad de Socorro de tal modo que fortalezca a las personas, a las familias y los hogares. Las líderes de la Sociedad de Socorro repasan con frecuencia el capítulo 3, donde se detallan los principios generales de liderazgo. Estos principios incluyen la preparación espiritual, la participación en consejos, el ministrar a los demás y la enseñanza del evangelio de Jesucristo.

 9.2.1

Obispado

El obispo y sus consejeros proporcionan liderazgo del sacerdocio a la Sociedad de Socorro.

El obispo llama y aparta a una hermana para que sirva como presidenta de la Sociedad de Socorro. Él supervisa el llamamiento y el apartamiento de consejeras de la presidencia de la Sociedad de Socorro de barrio, de la secretaria de la Sociedad de Socorro de barrio y de otras hermanas que sirvan en llamamientos de la Sociedad de Socorro. Puede asignar a sus consejeros para que llamen y aparten a estas hermanas.

El obispo se reúne con la presidenta de la Sociedad de Socorro con regularidad para tratar asuntos de la Sociedad de Socorro y de Bienestar.

 9.2.2

Presidencia de la Sociedad de Socorro de barrio

La presidencia de la Sociedad de Socorro consta de una presidenta y dos consejeras. Son líderes espirituales en el esfuerzo de fortalecer a las hermanas y a sus familias. Trabajan bajo la dirección del obispado. También reciben orientación y apoyo constante de la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca.

Presidenta de la Sociedad de Socorro de barrio

La presidenta de la Sociedad de Socorro tiene las siguientes responsabilidades:

Sirve como miembro del consejo de barrio. Como miembro de este consejo, participa en los esfuerzos por edificar la fe y fortalecer a las personas y a las familias (véase el capítulo 4).

Se reúne regularmente con el obispo para informar y tratar asuntos de la Sociedad de Socorro y de Bienestar.

A petición del obispo, visita los hogares de los miembros para evaluar sus necesidades de Bienestar y sugerir maneras de responder a ellas (véase 9.6.1). En ausencia de la presidenta de la Sociedad de Socorro, el obispo puede asignar a una consejera de la presidencia de la Sociedad de Socorro para que responda a una necesidad urgente.

Envía al obispado recomendaciones para que se llame a hermanas a servir como líderes y maestras, así como para cumplir otros llamamientos en la Sociedad de Socorro. Al hacer estas recomendaciones, sigue las pautas de 19.1.1 y 19.1.2.

Coordina los esfuerzos de Bienestar de la Sociedad de Socorro de barrio durante emergencias.

Enseña a otras líderes y maestras de la Sociedad de Socorro sus deberes, utilizando este manual como recurso.

Supervisa los registros, los informes, el presupuesto y las finanzas de la Sociedad de Socorro de barrio. La secretaria de la Sociedad de Socorro ayuda con esta responsabilidad.

Presidenta y consejeras de la Sociedad de Socorro de barrio

La presidenta de la Sociedad de Socorro y sus consejeras trabajan juntas para cumplir con las siguientes responsabilidades. La presidenta de la Sociedad de Socorro asigna a sus consejeras para que supervisen algunas de esas responsabilidades.

Organizan y supervisan el programa de maestras visitantes.

Supervisan el servicio caritativo en el barrio.

Supervisan los esfuerzos para mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en la Sociedad de Socorro. En estos esfuerzos, siguen los principios de 5.5.3 y 5.5.4.

Bajo la dirección del obispo, planean las maneras de atender las necesidades de Bienestar (véase 9.6 y el capítulo 6).

Planean y dirigen las reuniones de la Sociedad de Socorro.

Llevan a cabo reuniones de presidencia de la Sociedad de Socorro.

Según sea necesario, visitan a las hermanas de la Sociedad de Socorro.

La presidenta de la Sociedad de Socorro asigna a una de sus consejeras para que coordine los esfuerzos de la Sociedad de Socorro para ayudar a las hermanas jóvenes adultas solteras del barrio. Si el barrio tiene un comité de jóvenes adultos solteros, esta consejera sirve en dicho comité. (Véanse 16.3.3 y 16.3.4.)

 9.2.3

Secretaria de la Sociedad de Socorro de barrio

La secretaria de la Sociedad de Socorro tiene las siguientes responsabilidades:

Consulta con la presidenta de la Sociedad de Socorro para preparar agendas para las reuniones de presidencia. Asiste a esas reuniones, toma notas y da seguimiento a las asignaciones.

Cada mes, recopila los datos para elaborar un informe de las visitas de las maestras visitantes para que la presidenta de la Sociedad de Socorro lo entregue al obispo, a menos que se haya asignado a una coordinadora de maestras visitantes hacerlo (véase 9.5.4). Al menos una vez por trimestre, recaba la información de asistencia, la revisa con la presidenta de la Sociedad de Socorro y la envía al secretario de barrio.

Se asegura de que la presidencia de la Sociedad de Socorro esté al tanto de las mujeres jóvenes que ingresarán a la Sociedad de Socorro.

Ayuda a la presidencia de la Sociedad de Socorro a preparar un presupuesto anual y a llevar una cuenta de los gastos.

 9.2.4

Maestras de la Sociedad de Socorro

Las maestras de la Sociedad de Socorro enseñan lecciones según lo asigne la presidencia de la Sociedad de Socorro. Siguen los principios que se detallan en 5.5.4.

 9.2.5

Otros llamamientos de la Sociedad de Socorro de barrio

Los llamamientos que figuran en esta sección son sugerencias. El obispo y la presidenta de la Sociedad de Socorro tal vez decidan no llenar cada puesto, o determinen que se necesitan llamamientos adicionales.

Coordinadora y supervisoras de maestras visitantes

En un barrio con un grupo numeroso de mujeres, se puede llamar a una hermana para que ayude a la presidenta de la Sociedad de Socorro a coordinar el programa de maestras visitantes y asegurarse de que se haga eficazmente. Además, las supervisoras de maestras visitantes pueden ayudar a la coordinadora de las maestras visitantes a recabar información y coordinar la obra.

La coordinadora de maestras visitantes recibe informes mensuales de las visitas y de otros contactos que las maestras visitantes hayan llevado a cabo. Se le puede asignar que ayude a preparar un informe mensual de las visitas de las maestras visitantes (véase 9.5.4).

Coordinadora y ayudantes de servicio caritativo

Se puede llamar a una hermana para que ayude a la presidencia de la Sociedad de Socorro a determinar necesidades y coordinar el servicio caritativo. También se pueden llamar ayudantes.

Coordinadora y comité de las reuniones de la Sociedad de Socorro

Se puede llamar a una hermana para que ayude a la presidencia de la Sociedad de Socorro a coordinar el planeamiento de las reuniones de la Sociedad de Socorro que no se realicen en domingo. Estas reuniones podrían incluir servicio, clases, proyectos, conferencias y talleres. La presidencia de la Sociedad de Socorro podría solicitar que se llame a miembros de un comité para que ayuden a la coordinadora. A las integrantes del comité se les pueden dar áreas específicas de responsabilidad.

Secretaria auxiliar de la Sociedad de Socorro

Se puede llamar a una secretaria auxiliar para que ayude a la secretaria con sus responsabilidades.

Asesoras de hermanas jóvenes adultas solteras

Las asesoras de hermanas jóvenes adultas solteras trabajan bajo la dirección de la consejera de la Sociedad de Socorro asignada a las jóvenes adultas solteras. Velan por las hermanas jóvenes adultas solteras y las fortalecen.

A una asesora se le pueden dar cualquiera de las siguientes responsabilidades:

Puede servir como maestra visitante compañera de una hermana joven adulta soltera.

Puede ayudar con las actividades de las jóvenes adultas solteras.

Puede animar a las hermanas jóvenes adultas solteras a que participen en clases de instituto o en otra instrucción religiosa.

Si el barrio tiene un comité de jóvenes adultos solteros, ella sirve en dicho comité (véase 16.3.4).

Si el barrio tiene una clase de la Sociedad de Socorro para hermanas jóvenes adultas solteras, ella puede asistir a la clase.

Comités

La presidencia de la Sociedad de Socorro puede formar comités para lograr la obra en marcha, tal como el fortalecimiento de personas, familias y hogares; velar por las hermanas jóvenes adultas solteras; Bienestar; preparación para situaciones de emergencia; obra del templo y de historia familiar; obra misional; retención de conversos y activación. Las líderes de los comités informan a la presidenta de la Sociedad de Socorro o a una consejera asignada. A las integrantes del comité se les pueden dar áreas específicas de responsabilidad.

Aunque no es obligatorio, los comités se pueden formar si contribuyen al logro de la obra de la Sociedad de Socorro y dan a más hermanas oportunidades de servir.

Algunos comités pueden ser provisionales a fin de tratar una necesidad a corto plazo. A las hermanas que integren esos comités no es necesario que se les llame ni que se les aparte. A las hermanas que dirigen o sirven en comités a largo plazo las llama y las aparta un miembro del obispado.

Líderes de música y pianistas

La música apropiada contribuye a invitar al Espíritu en las reuniones de la Sociedad de Socorro. La presidencia de la Sociedad de Socorro puede recomendar a hermanas para que sirvan como líderes de música y pianistas en las reuniones de la Sociedad de Socorro.