Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

21.2 Normas con respecto al uso de edificios y de otras propiedades de la Iglesia

Los edificios y otras propiedades de la Iglesia se deben utilizar para adoración, instrucción religiosa y otras actividades relacionadas con la Iglesia. Las propiedades de la Iglesia no se deben utilizar con fines comerciales ni políticos, ya que ello violaría las leyes que permiten a la Iglesia estar exenta de impuestos. Tampoco se pueden usar las propiedades para otros fines que violarían esas leyes. En la siguiente lista figuran ejemplos de los usos que no se aprueban:

  1. 1.

    El alquiler o arrendamiento de instalaciones de la Iglesia para fines comerciales.

  2. 2.

    La promoción de empresas de negocios o de inversión, incluso la colocación de carteles publicitarios o el patrocinio de actos comerciales de entretenimiento.

  3. 3.

    La venta, la compra o la publicidad de productos, servicios, publicaciones o artesanías, así como la demostración de mercaderías.

  4. 4.

    Llevar a cabo actividades no autorizadas para recaudar fondos (véase 13.6.8).

  5. 5.

    Patrocinar a oradores o instructores que reciban honorarios, que traten de conseguir participantes o que busquen clientela al dar lecciones, clases de gimnasia, etc. Se puede hacer una excepción en el uso de pianos y órganos del centro de reuniones para clases particulares pagadas (véase 14.7).

  6. 6.

    Efectuar eventos deportivos, incluso prácticas deportivas, que no estén patrocinados por la Iglesia.

  7. 7.

    La realización de reuniones o campañas políticas. Como excepción, y si lo solicitan los oficiales electorales, las instalaciones de la Iglesia se pueden utilizar como lugares de inscripción de votantes o como lugares de votación, si:

    1. a.

      No hay alternativa razonable.

    2. b.

      Los oficiales y los votantes mantienen las normas de la Iglesia dentro del edificio.

    3. c.

      La actividad no representará peligro de daño físico al edificio.

    4. d.

      La actividad no perjudicará la imagen de la Iglesia.

El uso de las propiedades de la Iglesia no debe poner en riesgo a los participantes ni a la propiedad. Tampoco debe exponer innecesariamente a la Iglesia a contingencias ni causar una molestia a los vecinos.

Para instrucciones más detalladas en cuanto al uso y el cuidado de los edificios y de otras propiedades de la Iglesia, véase Pautas de administración de propiedades para los centros de reuniones y otras propiedades de la Iglesia o comuníquese con las Oficinas Generales de la Iglesia o con la oficina administrativa correspondiente.

 21.2.1

Obras de arte

Las obras de arte aprobadas por la Iglesia para los centros de reuniones se obtienen por medio del gerente de propiedades utilizando el folleto Church Facilities Artwork (34826, Folleto para las obras de arte en el centro de reuniones, sólo en inglés). El gerente de propiedades también puede conseguir obras de arte que sean apropiadas para los centros de reuniones por medio de los Servicios de Distribución de la Iglesia.

En el centro de reuniones se pueden colocar láminas y otras obras de arte en lugares apropiados. Sin embargo, no se pueden poner en el salón sacramental ni cerca de la pila bautismal. No está permitido colocar estatuas, murales ni mosaicos. Esta norma tal vez no se aplique a las obras de arte que hayan estado en exhibición durante muchos años en los salones sacramentales de centros de reuniones existentes.

Las obras de arte que se coloquen en los centros de reuniones deben tener un marco apropiado.

 21.2.2

Materiales decorativos

En el vestíbulo o en el salón cultural del centro de reuniones se pueden colocar provisionalmente materiales decorativos para Navidad, otros días festivos y ocasiones similares, según lo apruebe la presidencia de estaca y bajo su dirección. En el salón sacramental del centro de reuniones no se pueden poner materiales decorativos, con excepción de flores. Tampoco se debe decorar el exterior ni los terrenos del centro de reuniones.

Los materiales decorativos deben ser modestos y de poco precio, y no presentar peligro de incendio. No se puede utilizar heno, paja, hojas de palma, otros materiales deshidratados ni velas encendidas. Si se pone un árbol de Navidad, debe ser artificial o acondicionado a prueba de fuego y no debe tener luces eléctricas ni velas. Se deben observar los códigos y los reglamentos locales contra incendio y de seguridad.

 21.2.3

Emergencias

Durante una emergencia, la presidencia de estaca determina si se deben efectuar o no las reuniones regulares de barrio.

En un caso de emergencia o desastre que afecte a toda la localidad, el presidente de estaca puede colaborar con las agencias legítimas de socorro permitiendo el uso de los centros de reuniones como refugios de emergencia. La Iglesia retiene el control. Los líderes de estaca y de barrio se aseguran de que las personas que usen los edificios observen las normas de conducta de la Iglesia, incluso la Palabra de Sabiduría, mientras estén en el edificio.

 21.2.4

Armas de fuego

Las iglesias se dedican para la adoración de Dios y como refugios de las inquietudes y preocupaciones del mundo. Es inapropiado portar en su interior armas letales, ya sea de manera oculta o no, excepto según lo requieran los oficiales de la ley.

 21.2.5

Fuego y velas

En los edificios de la Iglesia no se pueden hacer hogueras ni encender velas.

 21.2.6

Banderas

La bandera nacional se puede izar en los terrenos propiedad de la Iglesia en cualquier momento, siempre que sea conforme a la costumbre y los reglamentos locales. La bandera nacional también se puede colocar dentro de los edificios de la Iglesia en ocasiones especiales, como las de programas patrióticos. El patriotismo verdadero no exige que se tenga continuamente a la vista la bandera nacional en los lugares de adoración.

 21.2.7

Lunes por la noche

Véase 13.6.10.

 21.2.8

Alojamiento o campamentos que incluyan pasar la noche

Las propiedades de los centros de reuniones no se pueden utilizar para alojamiento nocturno, campamentos ni para grupos de jóvenes que pasen la noche.

 21.2.9

Estacionamientos

El uso de los estacionamientos de la Iglesia debe ajustarse a las pautas que se describen al principio de la sección 21.2. Además, los estacionamientos de la Iglesia no deben utilizarse para dejar autos estacionados mientras el dueño usa el transporte público para ir a otra parte sin permiso del director de asuntos temporales.

 21.2.10

Fotografías, videograbaciones y trasmisiones en el salón sacramental

No se permite sacar fotografías ni hacer grabaciones de video en el salón sacramental. Las reuniones y otros eventos que se lleven a cabo en el salón sacramental no se pueden trasmitir por Internet ni por ningún otro medio (véase una excepción en 18.3.1).

 21.2.11

Cocina

La cocina no tiene por objeto ser el lugar donde se preparen comidas o se cocine, a menos que esto sea parte de una lección, demostración u otro tipo de instrucción. Cuando se vaya a servir comida en el edificio o en los terrenos, ésta debe prepararse en otro lugar y llevarse al centro de reuniones, donde se pueda mantener caliente o fría hasta el momento de servirla.

 21.2.12

Almacenamiento

El único almacenamiento que se permite en los centros de reuniones es el de artículos de mantenimiento y otros suministros y equipo aprobados. Las provisiones de Bienestar y otros artículos similares no se pueden almacenar en los centros de reuniones.

Materiales como gasolina (nafta), gas propano, fósforos (cerillas) y equipo de campamento se deben almacenar en edificios separados del centro de reuniones.

Los automóviles, los vehículos de recreo y otro equipo personal no deben guardarse en una propiedad de la Iglesia.