Manual 2:
Administración de la Iglesia

 

16.2 Ministrar a miembros jóvenes adultos solteros (de 18 a 30 años)

Los líderes de las estacas y de los barrios trabajan continuamente de las siguientes maneras para determinar quiénes son los jóvenes adultos solteros, para localizarlos y guiarlos:

Ayudan a los jóvenes adultos solteros a encontrar y hermanar a personas de su misma edad que sean menos activas en la Iglesia.

Crean oportunidades para que los jóvenes adultos solteros se reúnan para prestar servicio significativo, aprender el Evangelio y efectuar actividades sociales. Un propósito fundamental de estas actividades es ayudar a los jóvenes adultos solteros a buscar cónyuge, prepararse para casarse en el templo y criar familias rectas.

Apoyan a los jóvenes adultos solteros para que cumplan metas personales dignas y tomen decisiones respecto al matrimonio, la educación académica, la profesión y las finanzas.

Se aseguran de que cada joven adulto soltero tenga un ejemplar de Leales a la fe: Una referencia del Evangelio. Se anima a los jóvenes adultos solteros a utilizar el libro como material de consulta al estudiar los principios del Evangelio, preparar discursos, enseñar clases y responder a preguntas sobre la Iglesia.